Inches yardas

NFL: Agencia libre y… ha vuelto

El Imperio contraataca

Sí, efectivamente, no lo hizo con lo modos correctos (esas no son formas), pero la pregunta verdadera es ¿la NFL es mejor con Brady o sin Brady? Obvio: ¡Con Brady!

El quarterback más ganador de todos los tiempos ha vuelto; 40 días duró su retiro, menos de dos meses para recapacitar y decir que su lugar aún es dentro del campo, tal vez el señor Brady no pudo con la carga que representa la paternidad o tal vez la filtración de su retiro por parte de un reportero le incomodó al señor de los anillos, pues ni con siete campeonatos en su haber le dan el derecho de decidir cuándo retirarse.

Vuelve y de inmediato su Centro —Ryan Jensen— firma por tres años, Carlton David (el mejor esquinero de Tampa) firma por tres años y ya que sus dos guards se le fueron, intercambian con New England a un excompañero de Brady que ya le ha cubierto las espaldas. Solo faltaría llegar a un acuerdo con Gronk.

Tom Brady vuelve para jugar su temporada número 23, a los 45 años de edad (que cumplirá en agosto) … no puedo dejar de hacer paralelismos con un jugador leyenda de la NBA que también se retiró y volvió un tiempo después —no en 40 días como Brady, pero volvió— que usaba el 23 en la cancha, pero al regresar del retiro volvió con el 45. ¡Ay! Déjenme soñar, 23-45, MJ-TB.

¿Cómo dispararse al pie?

Ha sido una semana plagada de noticias con la agencia libre, donde inician los intercambiados de jugadores como tazos, al mejor postor o el amigo que pueda convencer a un jugador a unirse a su equipo. Y dentro de ellos, hay unos que me hacen mucho ruido, porque parecen contrataciones poco atinadas, tirando a “Qué carajos están haciendo, olvídense del anillo si siguen por ahí”:

Rodgers, Rodgers, Rodgers… después de la telenovela y unas declaraciones de bárbaros, Rodgers firma una extensión pasadísima de lanza con los Packers… fanáticos de Green Bay olvídense de un campeonato dentro de los próximos dos o incluso cuatro años, ya comenzaron a cortar gente porque Rodgers exigía cariño —demasiado cariño— a tal punto que se llevó la cuarta parte del dinero destinado a contrataciones de jugadores: una cuarta parte a un solo jugador de 53. Uno de los mejores jugadores defensivos de Green Bay ya fue despedido, Davante Adams se niega a ser firmado por un año con el franchise tag… no habrá equipo.

Jaguars después de la desastrosa temporada que tuvieron, donde su coach en su primer temporada en la NFL fue despedido, soltaron la cartera en la mesa para que sonara que vienen con todo… pero, hay un fichaje muy arriesgado, por no decir estúpido: Christian Kirk receptor proveniente de Arizona; cuatro años por 72 MDD, es decir, con ese contrato es el noveno receptor mejor pagado por año, por encima de jugadores como Tyreek Hill de Kansas (ganan lo mismo por año, pero, resulta lo mismo porque la pregunta solo se cambiaría a ¿Hill es igual a Kirk?), Tyler Lockett de Seattle, Mike Evans de Tampa, Stefon Diggs de Buffalo o —este de verdad duele— Cooper Kupp, el MVP del pasado Super Bowl. Jaksonville, me dices que ¿Kirk vale más que cualquiera de los mencionados?

Fanáticos de Steelers se han mostrado descontentos con Mitchell Trubisky, pero… Pittsburgh no tiene mucho dinero encima, y sus QB les salieron baratos, solo los tendrán para sobrevivir y esperar a que llegue algo mejor en este o el próximo draft y hacer magia para abrir espacio. Eso no implica que la toma de decisiones haya sido buena, pues resulta que esta temporada que vendrá (donde es probable que carecen de un QB de élite) fue porque no pensaron en el futuro sin Big Ben, la gerencia de Steelers reprobada, ya que son años de rendimiento desperdiciados en gente que sí tiene talento en la defensa.

Pistoleros del viejo Oeste

Russel Wilson llegó a los Broncos. Con esa adquisición, la división Oeste de la Americana se pone calientita con los quarterbacks: Wilson, Mahomes, Herbert y Carr, decir que en una división el peor QB es Derek Carr ¡es decir mucho! Será un circo aéreo la temporada en esa división, cada equipo deberá enfrentar dos veces a cada rival, donde los mariscales de campo son unas bestias (en el mejor sentido de la palabra).

Pero, las defensas ganan campeonatos, y tras la noticia de Wilson en Denver, Chargers refuerza su defensa. ¡Ay! Chargers…. Joey Bosa, Khalil Mack, Asante Samuel Jr., Derwin James Jr. y J.C. Jackson ¡No me jodan, qué defensa! No contentos con eso, llenaron su debilidad de la temporada pasada: parar la carrera; contrataron a dos tacles defensivos, dos moles que estarán al frente de la línea para absorber bloqueos y detener a los corredores rivales. Eran de los equipos con más especio salarial, no lo pensaron dos veces, quieren el campeonato y, una vez más, ¿qué gana campeonatos? Las defensas.

Mientras, los Raiders no se queda atrás, justo cuando escribo esto ¡¡Cae otra bomba!! Chandler Jones a Raiders; a ver… renuevan a su mejor hombre para presionar al mariscal de campo rival, Maxx Crosby, quien fue el décimo defensivo con más presiones al QB, fue el mejor en la estadística Quarterback Knockdown (que es cuando el defensivo provoca que el QB acabe en el suelo, sin ser capturado y sin castigo de por medio, después de lanzar el balón, lo cual implica que el QB lanzó incómodo porque ya venía el putazo) y ahora trajeron al caza cabezas de Arizona: Chandler Jones, para así tener una dupla potente.

Broncos por su parte contrató a uno de los hombres claves en la defensa de Vaqueros, Randy Gregory, quien fuera el segundo mejor en presiones al quarterback, apresuramientos y capturas. Golpe doloroso para la defensa vaquera; por otro lado, Chiefs no se ha movido, solo reestructuraron a su mejor hombre en la línea defensiva y ya.

Ya estaba por mandar el texto para ser publicado… y ¡ZAZ! Von Miller a los Buffalo Bills.

Brandon De la Vega

Pluma decadente | Intento de periodista Columnista de Inches yardas: análisis de la mejor liga deportiva NFL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba