Inches yardas

NFL Playoffs: Buffalo sobrevive

Buffalo no ganó, sobrevivió

Josh Allen (quarterback de los Buffalo Bills) y Skylar Thompson (de los Miami Dolphins) tuvieron la misma cantidad de intercepciones… a todo esto, ¿quién carajos es Skylar Thompson? Es novato, selección número 247 del pasado draft, el penúltimo quarterback seleccionado —solo detrás de Brock Purdy—. Es el tercer mariscal de campo de Dolphins y con este casi le ganan a Buffalo ¡en Buffalo!

En los últimos tres juegos de Bills, Josh Allen acumula cinco intercepciones, casi una por partido; además, hay que sumarle, cuatro balones sueltos (para su suerte solo perdieron uno) y 10 capturas (siete en el último juego, Miami supo atacarle). ¿Ganaron? Sí, ganaron, pero recordemos que este equipo era el favorito para ganar el Super Bowl y Josh Allen el favorito para el MVP de la temporada, en ambos casos —a estas alturas— ya no cuentan con ese favoritismo, son vulnerables.

Dolphins vuelve a Florida y piensa en la siguiente temporada, donde ya tiene un problema: Tua. No cerraron con él, cuando parecía que ya entraba en ritmo, la causa fueron las lesiones —por negligencia médica— se aconseja que no vuelva a jugar, que se retire. Miami no tendrá primera selección por acercarse a Tom Brady y Sean Payton cuando estaban bajo contrato lo que dificulta buscar un posible reemplazo de Tua.

Bills se medirá con Bengals, juego que fue cancelado por el casi fallecimiento de Damar Hamlin; partido que será en terreno neutral, no se jugará en ninguno de los dos estadios por el juego cancelado ya mencionado… pero eso para más adelante y para otra entrega, aún toca hablar de los Giants.

NOTA: la pelea que inicia Josh Allen es reprobable. Primero, se va contra un liniero defensivo (al cual no lo movió, al contrario, él acabó en el suelo por su propia fuerza); segundo, lo hace después de la intercepción (lo que denota frustración frente al rival); y tercero, deja tirados a sus compañeros cuando vienen a ayudarlo.

El Gigante Daniel Jones

No puedo reprochar casi nada a los quarterbacks de Vikings y Giants, ambos con rating arriba de 110 puntos, sin intercepciones, con dos pases de anotación cada uno, arriba de las 270 yardas (incluso uno superó las 300); Kirk Cousins falló solo ocho pases de 39 intentos; los dos equipos tuvieron un receptor con al menos 100 yardas… ¿qué salió mal para Minnesota? Juego unidimensional, solo pasaban el balón.

El plan de Giants fue más equilibrado, corrieron 30 veces y pasaron 35, mientras que Minnesota fue 16-40. New York iba uno a uno, paso una y corro otra; Vikings se cargaron al pase, por cada jugada terrestre, iban dos aéreas. Y mención honorífica a Daniel Jones, quarteback mediano, pero que la rompió, se rifó el físico (no se le nota que está en su último año de contrato), hizo las jugadas cuando debía hacerlas.

Cousins ¡Ay! Cousins, a dónde vamos a parar; hace años le dieron un contrato enorme, creyeron encontrar una estrella, debo admitir que es un quarterback confiable, números sólidos y buena ejecución… pero, le falta esa chispa que separa a la medianía de los grandes. Tuvo la oportunidad de ganar el partido, pero…

Ocho jugadas concluyeron en la última serie ofensiva de Minnesota, cuatro pases completos y cuatro incompletos, ni uno solo fue en búsqueda de Justin Jefferson (líder de la liga en yardas por juego). En una cuarta y ocho por avanzar, Kirk Cousins lanza un pase CORTO a su ala cerrada T.J. Hockenson: insuficiente, un pase de tres yardas, fin del partido. Vikings de nuevo se cae en playoffs.

Para gusto de ambos equipos, ambos entrenadores traen un espíritu nuevo, es ganancia ver a Giants en playoffs.

Giants se enfrentará por tercera vez en esta temporada a Eagles, a quién ya le supo jugar en la última semana, de visitante y sin titulares.

Cría cuervos y… los sacarás de playoffs

Joe Burrow contra Baltimore Ravens tiene marca de cuatro ganados contra dos perdidos. Tiene la medida de la defensa de Baltimore. De esas victorias ya mencionadas, tres fueron en Cincinnati, es decir, Burrow en casa está invicto contra Ravens y la noche anterior fue otra más.

Baltimore fue sin su mariscal de campo titular y dieron guerra hasta el final, se metieron a las 17 de Bengals para buscar el empate con una anotación, pero se echaron la soga al cuello con un castigo y pase incompletos, se le notaron las costuras a Tyler Huntley (jugador no drafteado de 2020), entraba en presión a la mínima, se tambaleaba en el pocket, centros dudosos… llegar a este punto está bien para Ravenes que deberán analizar la posición de quarterback en esta temporada baja.

Por otro lado, Bengals… va contra Bills, en un partido con un tanto de morbo por el encuentro cancelado, Buffalo saldrá a ganarlo para su Damar Hamlin, pero Bengals está en otra esfera, trae mejor racha, están más sólidos y no mostraron falencias, así como lo hizo Buffalo. ¿Bengals llegará al Super Bowl por segundo año consecutivo?

Brandon De la Vega Contreras

Pluma decadente | Intento de periodista Columnista de Inches yardas: análisis de la mejor liga deportiva NFL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba