Inches yardas

Semana 4: Miami desgastado, sincronización de línea y defensas sólidas

Fundamentos: línea ofensiva

¿Miami es de verdad? Aún lo pongo en duda, porque solo van tres semanas, dar un ganador con ese corto periodo de tiempo no es razonable, los verdaderos equipos entran en su pico de rendimiento al final de la temporada; pero, ahora es la semana cuatro… y Miami viene de una semana bárbara.

Los Dolphins derrotaron al favorito para ganar el Lomardi, esta victoria fue decidida en el último momento; la defensa de Miami se comportó a la altura, derrochó bastante energía… lo que ocasiona que en esta semana puedan venir cansados. Enfrentan al campeón defensor de la Conferencia Americana que atraviesa un bache (se espera que el juego pasado contra Jets, o debería decir paliza contra Jets, les sirva a Joe Burrow para adquirir la confianza necesaria).

Bengals tiene la novena mejor defensa en cuanto a puntos permitidos, mientras que Miami ocupa el lugar 16 (mediocre). Por otro lado, las ofensivas son la octava y décima, respectivamente.

Al escribir esto, hay ocho jugadores cuestionables por parte de Miami, prueba de que al equipo de Florida le costó la victoria contra Buffalo; recordemos que su quarterback, Tua Tagovailoa, recibió un golpe que lo dejó fuera por unos minutos en la semana tres —que por cierto, se investigó si habría sanción a Dolphins por permitir a Tagovailoa regresar a l campo de juego cuando parecía que era víctima de una conmoción, al final, la liga declaró que no habría sanción pues se siguió el protocolo—.

Sin embargo, no podemos dejar de lado el gran problema que aún no solucionan los Bengals: línea ofensiva. Es para reírse, porque invirtieron en La’el Collins (originario de Cowboys), Ted Karras (Patriots) y Alex Cappa (Buccaneers) para mejorar la sección que les costó ser campeones… esa misma que provocó que Joe Burrow perdiera gran parte de su temporada de novato.

Pues, lo mismo que los Chiefs del pasado año, que también rehicieron la línea ofensiva… se les olvida que a los cinco hombres que protegen al quarterback deben moverse como un solo cuerpo, deben tener sincronía y eso solo se consigue con el tiempo. Así que, por ahora, Burrow es el cuarto quarterback de toda la liga en recibir más presiones.

Defensas igual a victoria

Ya mencioné que la situación de Burrow le ocurrió a Mahomes pero un año antes; los Chiefs enfrenta a los Tampa Bay Buccaneers de Tom Brady, quien se encuentra en problemas de receptores… el pasado partido jugó con la segunda peor escuadra de receptores en toda su estancia en la NFL; lleva dos juegos consecutivos donde no cae ni un solo touchdowns hasta el último cuarto, es decir: tres cuartos sin que la ofensiva pueda anotar puntos. La buena noticia para Brady es que regresa Mike Evans de la suspensión.

Pero, sobre los Chiefs… vienen de una derrota increíble, increíble para los Colts. Indianapolis no tenía dos derrotas, cero victorias y le pegó a los Chiefs que se notaron desconectados, inclusive hay una toma donde Mahomes discute con su coordinador ofensivo (no tan desgarradora como el berrinche del entrenador de Buffalo)… sin embargo, esa defensa de Chiefs no me convence, nunca lo ha hecho, Matt Ryan les anotó en el último minuto y todo por un castigo de la defensa que le dio vida a Chiefs.

17 jugadas, casi ocho minutos para 76 yardas, eso fue el drive ganador… arrastraron a la defensa y cuando lograron detener a Indianapolis, Chris Jones comete una estupidez que regala 15 yardas en una cuarta oportunidad. Además, para ponerle la cereza al pastel, cayó una intercepción (un pase desviado por Stephon GIlmore); en estas situaciones es donde se escucha eso que los críticos negaron en la semana uno: “Mahomes necesita a Tyreek Hill”, aquí era donde Hill y Mahomes sacaban la magia con un pase enorme para ganar el partido en el último minuto.

Mahomes versus Brady, otro par donde el siete veces campeón tiene la ventaja; aunque, en la semana pasada, Brady también tenía ese estatus contra Rodgers (con el cual perdió). Actualmente, la defensa de Tampa carga al equipo, pero no sé si aguante por tanto tiempo y, además, contra un quarterback con más armas que un abandonado Aaron Rodgers.

Semana 4

Miami vs Cincinnati – Ya lo dije, esa línea de Bengals le puede costar caro al equipo, orta lesión (por ejemplo) a su QB franquicia.

Minnesota vs Atlanta – Quarterbacks erráticos.

Cleveland vs Atlanta – Atlanta tiene una gran ventaja, no tienen nada que perder en esta temporada.

Washington vs Dallas – ¡Cooper Rush! 3-0 en juegos como titular, nada mal.

Seattle vs Detroit – Ambos compiten, pero ¡no ganan!

Tennessee vs Indianapolis – ¿Colts es de verdad o de galleta?

Chicago vs New York Giants – El quipo neoyorkino tiene un record engañoso y Fields no deja buenas impresiones.

Jacksonville vs Philadelphia – La posible sorpresa del año contra un fuerte contendiente para entrar a playoffs (solo quedan dos equipos invictos, Eagles es uno).

New York Jets vs Pittsburgh – Pittsburgh es cascajo viejo, Jets crece a pasos seguros.

Buffalo vs Baltimore – Quiero ver correr a Lamar contra esta defensa que viene herida en su orgullo.

Los Angeles Chargers vs Houston – Otro equipo herido, que requiere redimirse, contra otro equipo que no tiene nada que perder.

Arizona vs Carolina – ¡Duelo de quarterbacks berrinchudos!

New England vs Green Bay – ¡Ay! Patriots, no te tocaba carnal.

Denver vs Las Vegas – Dos decepciones en este inicio de temporada (solo hay dos equipos que no han ganado ni una sola vez en esta temporada, Raiders es uno).

Kansas City vs Tampa Bay – ¿Cuánto aguantará más esta defensa de Bucs hasta que tenga Brayd que despertar?

Los Angeles Rams vs San Francisco – No hable mal de 49ers porque parecerá que les tengo rencor (y sí), pero vienen de hacer el ridículo y van contra el campeón.

Brandon De la Vega Contreras

Pluma decadente | Intento de periodista Columnista de Inches yardas: análisis de la mejor liga deportiva NFL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba