Inches yardas

Semana NUEVE: berrinches, medio campo y… ¡Vaqueros!

Pasaron tantas cosas que no sé por dónde empezar: Von Miller (MVP del Super Bowl 50) a Los Angeles Rams; Henry Ruggs III, alcoholizado, choca con una joven de 23 años, quien murió calcinada, los Raiders cortaron a Rugs y (lo más probable) acabará en la cárcel unos cuantos años; Aaron Rodgers y la homeopatía le puede costar a los Packers los dos próximos juegos, además de haber mentido a su equipo, a los medios y a la liga; los Chiefs ganan a Giants, pero no dejan buenas impresiones; Titans pierden a Derrick Henry por lesión, quien probablemente es el mejor jugador ofensivo de esta temporada…

¡Ah! Y se me olvidaba: el padre de Odell Beckham Jr. se queja de que ¡a su hijo no le pasan balones! los Browns lo despiden, de este hombre quiero hablar.

Entre lesiones y escándalos

La historia de Oddell en la liga es corta y espontánea, a veces unos cuantos golpes de lucidez, pero es todo, no hay partidos importantes donde su presencia en el campo le diera la victoria a su equipo. Todos recordamos esa recepción a una sola mano entre dos defensivos con interferencia de pase (en la temporada de novato de Oddell) pero a que no recuerdan que ese partido lo perdieron los Giants por tres puntos y que en esa primera temporada de OBJ los primeros cuatro partidos no fue activado y el récord de New York fue 6-10.

En toda su carrera se ha perdido 31 juegos (entre suspensiones o lesiones), es el 26 por ciento de juegos; pero no solo eso, su actitud ególatra: entiendo que la posición de receptor es la más dependiente, pues necesitas de tu quarterback, además de tener los reflectores sobre ti todo el tiempo por ser playmaker, pero no es razón para hacer berrinches en el campo… acaso olvidamos al peor enemigo de Oddell:

Jugador con talento, pero muy errático, además de temperamental. Otro partido del baúl de los recuerdos: 20 de diciembre de 2015, Panthers vs Giants, un partido equiparable a esa recepción increíble de OBJ, pero de manera negativa:

De frente tendría a Josh Norman, uno de los mejores de la liga en ese entonces. La tendencia sería que en cada jugada Odell buscaría agredir a su contrincante sin motivo alguno, golpes con el casco, jalones de la careta y hasta puñetazos directos al casco (semejante estupidez); Tres castigos de rudeza innecesaria le marcarían al receptor de New York. El partido acabaría para OBJ con seis recepciones para 76 yardas y una recepción de anotación, pero Carolina se llevaría el encuentro.

Y la última telenovela es increíble, su padre sale con un video donde muestra que su hijo está abierto, pero Baker Mayfield no le pasaba el balón; los Browns no dudaron en cortarlo, total, para lo poco que ha hecho, mil 586 yardas y solo un touchdown en 29 juegos con Cleveland, un promedio de 57 yardas por juego. Quiero ver al equipo que se arriesgue a tomar a un jugador tan dramático que entrega poco y pide mucho.

Intermedio

A la culminación de esta semana, nos encontraremos a la mitad de la temporada regular (semana nueve de 18), los equipos que entrarán a playoffs ya se perfilan -en especial quienes saldrán como líderes divisionales- mientras que para definir a los comodines aún falta tiempo (y aún más para la conferencia Americana donde la diferencia del record entre equipos es casi mínima).

Pero antes de ver cómo va cada equipo -eso será para una entrega especial de mitad de temporada- ¿quiénes son las sorpresas al momento?, y ¿quiénes son las decepciones?

Dos grandes decepciones que, por cierto, se encuentran en el sótano de sus divisiones: Kansas City Chiefs y Washington Football Team. Ambas defensas son inexistentes, la que más duele es la de Washington porque se esperaba grandes cosas de ella, es la quinta peor en puntos permitidos (y Kansas le sigue de cerca siendo la sexta peor).

Washington había dejado buenas impresiones en la temporada pasada, ya que acabaron como la cuarta mejor en puntos permitidos. ¡Un bajón de calidad abismal!

No creo que sea culpa de los jugadores; a bote pronto, Chase Young en apresuramientos al quarterback lleva buen ritmo, pero donde ha bajado es en capturas, lleva el 50 por ciento de lo que llevaba a estas alturas en la temporada pasada.

El problema recae en el coacheo defensivo: Jack del Río. Guarden esto.

Mientras que con Kansas. En el Super Bowl LIV, le escuché a un comentarista de ESPN que la era en que las defensas ganaban partidos se había acabado, porque el niño maravilla (Patrick Mahomes) había remontado un déficit de 10 puntos en el último cuarto, la ofensiva explosiva de Chiefs ganó el Super Bowl… análisis inflado para crear grandes expectativas del probable futuro de la NFL.

49ers perdió porque su defensa no puedo detener la ofensiva rival, Kansas ganó porque detuvo dos veces a San Francisco en tres y fuera (además de conseguir que no se consumiera el tiempo). ¿Quieren ver que las defensas siguen ganando los partidos?, entonces, díganme ¿qué pasó en el siguiente Super Bowl? La defensa de Tampa Bay detuvo el ataque de Mahomes, sin una sola anotación para Kansas y Brady le pasó encima a una defensa mediocre de Chiefs.

¡DEFENSA! Estuvo bien concentrase en la línea ofensiva de KC, pero descuidaron la defensa; Chiefs juega a que el ataque aéreo les resuelva los problemas, pero en cuanto el rival lo detiene, se acabó el juego.

Basta de las cosas malas, hablemos de la sorpresa de la temporada, ese equipo que nadie esperaba que hiciera las cosas como las está haciendo: Dallas Cowboys.

Yo creía que la línea ofensiva era regular, pegándole a mala; creía que la defensa sería otra vez una coladera; que el juego terrestre sería decadente… pero, pasa lo contrario.

La defensa es la novena mejor en puntos permitidos, la línea ofensiva de vaqueros es la tercera mejor en protección a su quarterback (solo permiten presión en 15 por ciento de las jugadas, el mejor equipo en este rubro es Tampa con 12 por ciento) y son la quinta mejor ofensiva corriendo el balón (también la quinta en el juego aéreo).

Tienen la fortuna de encontrarse, tal vez, en la división más floja –le compite a la división sur de la conferencia americana- lo que importa es que son líderes, van SEIS ganados contra UN perdido ¡No es posible! Es record ganador y aparte le sacan tres victorias a su rival más próximo que son los Philadelphia Eagles. Su objetivo ahora es buscar una mejor seed en playoffs (al momento son terceros de la Nacional).

¿Será que Jason Garrett sí era el parásito de ese equipo, que al final Mike McCarthy es un buen coach y en realidad Aaron Rodgers es una diva? Los Cowboys pintan bien y en estos tiempos donde, recientemente, se han roto maldiciones de equipos en esta y otras ligas (Cleveland Cavaliers, Chicago Cubs, Milwaukee Bucks, Kasas City Chiefs) puede ser el año de Dallas. La última vez que el equipo de la estrella solitaria ganó un Super Bowl fue en el 95… año en que México vivió la detención del carnal de Salinas y año cuando mataron a Selena ¿USB? ¿Qué es eso? ¡Discos TRES Y MEDIA! ¡Qué les cuento! Yo ni siquiera existía.

SEMANA 9

La semana arrancó el jueves con un derroche de puntos entre Jets y Colts, no mucho qué decir, salvo que casi les hacen otro comeback a Indianapolis y Jets, se ven bien bajo las órdenes de Robert Saleh.

Cleveland vs Cincinnati – Esta división está para quien la tome.

Denver vs Dallas – Ya pasó día de muertos como para poner a Broncos en el altar.

Houston vs Miami – Defensa: tercera y cuarta peor de la liga. Ofensiva: número 32 y 27. ¡Aguas!

Atlanta vs New Orleans – Los Falcons… no sé qué buscan, pero los Saints quieren el título divisional, están a un juego de Tampa,

Las Vegas vs New York Giants – Estos Raiders, hasta cuándo les durará la victoria mientras cargan con escándalos.

New England vs Carolina – ¡Uh! El regreso de Stephon Gilmore.

Buffalo vs Jacksonville – Jaguars: No se preocupen por mí, ya estoy muerto.

Minnesota vs Baltimore – De los Vikings solo espero, semana a semana, que anuncien el despido de Zimmer.

Los Angeles Chargers vs Philadelphia – Chargers urge de recuperar confianza y nivel.

Green Bay vs Kansas City – Mahomes vs… Love. ¡Vayan a vacunarse!

Arizona vs San Francisco – Niners, niners, niners… pobres niners.

Tennessee vs Los Angeles Rams – ¡Qué pinche partidazo!, y ¡qué mal por la lesión de Henry!

Chicago vs Steelers – Ojo, que con la tontería, Steelers pelea (al momento) para entrar a playoffs, está peleando.

Descansan: Detroit, Seattle, Tampa Bay y Washington.

Brandon De la Vega

Análisis de la mejor liga deportiva #NFL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba