Inches yardas

Sin invictos, costuras y la carrera a los playoffs

Ya no hay equipos invictos, los Miami Dolphins pueden respirar al ser el único equipo con una temporada perfecta en toda la historia de la liga; Bills se ven vulnerables y suman otra derrota (esta vez en semanas consecutivas) y el Lambeau Field es un campo maldito para la estrella solitaria.

¿En caída?

Con el chiste, Commanders aún tiene oportunidad de clasificar, esto porque la NFC es la conferencia mediocre; se encuentran en octavos, solo requieren de ganar sus partidos y de un error de sus rivales (ya sea Niners o Cowboys que son séptimo y sexto respectivamente). La emoción que impregnó su quarterback Taylor Heinicke (no confundir con la cerveza) tras la victoria, deja buenas expectativas.

Por otro lado, Eagles… es un equipo corredor y resultó que no pasaron de las 100 yardas, podemos entender que contra la línea defensiva de Washington sea difícil, pero abandonar así el juego terrestre, solo corrieron un total de 20 veces, contra los casi 50 intentos de Commanders.

Y para meter el golpe feo, pérdidas de balón: de la semana uno a la nueve, Philadelphia acumulaba tres entregas de balón (dos intercepciones y un fumble); pero contra Washington en la semana 10… perdieron el balón cuatro veces. Duplicaron y más sus intercambio de balón ofensivos.

Su más baja producción de primeros downs en toda la temporada… clarísimo que no podían mover el balón. Commanders hizo la tarea, detuvo un ataque que demolía defensas, los superaron en yardas y puntos.

Ojo, esto no quiere decir que Eagles sea mal equipo, su problema recae en que su pico de rendimiento ya fue, no tienen nada para sorprender, ya tocaron techo; desde el juego pasado contra Texans parecía que ya les habían tomado la medida.

Lo que le espera a Eagles son juegos divisionales… dos contra Giants que les pisa los talones y otro contra Cowboys que busca que Commanders no se le adelante.

Desequilibrio

¡Ay! Buffalo, un día eran el primer equipo de la AFC, ahora se encuentran en sexto lugar… ¡qué les pasó? Miami y New York Jets, en estos momentos Dolphins es líder de su división (y segundo en la conferencia, solo por detrás de Kansas); Jets al no ser líder se conformaría con el primer comodín (sembrado número cinco).

El problema aquí: la ofensiva de Bills es unidimensional (así como la de Eagles, pero más explosiva), el juego que pierden contra Miami en la semana tres, Josh Allen intentó 62 pases y esta vez contra Minnesota fueron 50, dependen mucho de Allen y recordemos que se encuentra tocado; no puedes exigir así a un solo jugador, tarde o temprano se puede romper.

Revisando datos, me llevo una grata sorpresa, Buffalo es ¡el cuarto equipo con más yardas terrestres!, entonces, si corren ¿por qué pareciera que Allen está cargadísimo de trabajo? Quién creen que es el líder corredor de Bills… Josh Allen y por más de 80 yardas sobre David Singletary; además de ser el líder anotador por la vía terrestre con cuatro anotaciones.

Recuerdan, hace un año cuando Buffalo pierde contra Chiefs en playoffs en tiempo extra, lo cual desencadenó en un cambio de reglas por ahora solo aplicables en playoffs (aunque, no dudo que en un futuro lo pasen a la temporada regular); se señaló que no le dieron el chance a Josh Allen y su ofensiva de responder, porque al parecer este juego donde hay tres escuadras —ofensiva, defensiva y equipos especiales— solo existe la ofensiva… pues una vez más lo mismo, son dependientes del brazo y piernas de Allen.

Sí, la defensa es la segunda mejor en puntos, pero recordemos que la temporada pasada pasó lo mismo y no les sirvió… lo que ocurre aquí es que la ofensiva es tan anotadora que se aleja rápido en el marcador, lo que hace que el equipo rival se enfoque exclusivamente al juego aéreo para contestar rápido, la defensa de Buffalo lo tiene servido.

Adelanto, Buffalo y Kansas City son extremadamente dependientes de sus ataques y más en concreto: de sus quarterbacks.

Ojo: Los dos contendientes del pasado Super Bowl (Rams y Bengals) se encuentran fuera de playoffs en la segunda mitad de la temporada ¿lograrán darle la vuelta?

Dallas, tenemos un problema

Por último ¿qué le pasa a Dallas cada vez que visita a los Packers?, Rodgers los tiene de clientes en la tundra. Siempre tienen que ir a perder, pero aparte de perder, siempre lo hacen de una manera dramática, con jugadas que quedan para el análisis como aquel pase que le anularon a Dez Bryant hace ya bastantes años en zona de gol.

Este equipo de Cowboys parecía que tiraba para arriba, sin embargo, se empiezan a caer, no veo una progresión de Dak Prescott que dibujaba para ser un quarterback de primer nivel… un camarada me dijo: «simplemente los vaqueros no tienen liderazgo en el puesto de coach para rivales «prime», y es derivado de su GM». Apoyo eso, un equipo con talento pero sin un entrenador que los comande.

El rumor de que tras esta temporada se va el coach de Dallas, Mike McCarthy, es muy atinado y probable… se cree que traerán del retiro a Sean Payton (anterior entrenador de New Orleans), ese equipo requiere de otra cara, otro manejo; al igual que la defensa, porque empiezan a verse frágiles, aunque el trabajo de Dan Quinn ha sido esplendido (a quien los Broncos le llamado para la 2023).

Siguiente temporada, Cowboys, tendrán una renovación en su staff de coacheo… mientras, Packers, tendrán (otra vez) un problema con Rodgers, ya sea que se retire, pida cambio o se mantenga, por donde sea hay problemas —más que nada por su contrato—… y hoy toca jugar contra Titans, un equipo que sabe desgastar al rival.

Brandon De la Vega Contreras

Pluma decadente | Intento de periodista Columnista de Inches yardas: análisis de la mejor liga deportiva NFL

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba