Información

Despenalización debe contemplar al narco: activista pro cannabis

En caso de que se despenalice la comercialización del cannabis en México, la sociedad interesada tendrá que aprovecharse de la infraestructura que posee el narcotráfico.

Es fundamental cambiar la percepción de la marihuana en México para poder entender mejor sus efectos recreativos y terapéuticos, insistió el activista a favor del cannabis, Luis Felipe Samayoa Morán. Señaló que una posible despenalización o regulación de la planta en México conllevaría a analizar cómo es que se va a reorganizar la naciente industria.

Detalló que, en caso de que se despenalice la comercialización del cannabis en México, la sociedad interesada en la distribución de tal planta tendrá que aprovecharse de la infraestructura que ya posee el narcotráfico. “Recordemos que aquí lo que empodera en estas circunstancias es el dinero (…) Me atrevería a decir que sería conveniente incluir algunos de los sectores del narcotráfico en este proceso de producción, que la pacificación sea real y que aprendamos también a perdonar desde esta perspectiva”, sugirió.

 

También puede interesarte:

→ Que el Estado regule marihuana, espera ‘dealer’

→ Cannabis: fuera de agenda actual en Legislatura del Estado

Marihuana legal traería más complicaciones que beneficios: Diócesis

 

Por lo anterior, el también académico consideró que el impacto de una posible regularización del cannabis se ubica en un punto intermedio, dado que también existen circunstancias de desigualdad que han orillado a diversos grupos humanos a la ilegalidad. “Lo que sí hay que tratar de evitar, y creo yo que hay que incluir al narco en ese sentido, es que se desate otra vez una ola de violencia”, advirtió.

Con respecto al papel de las empresas farmacéuticas en el aprovechamiento del cannabis, Samayoa Morán comentó que hay ya un favoritismo desde el Gobierno de México hacia las industrias establecidas en lugares donde la planta es legal, especialmente hacia aquellas provenientes de algunos lugares de Estados Unidos. Por lo anterior, el activista insistió en el impulso de la cultura del autocultivo, pues los sectores más afectados terminan siendo los pequeños consumidores y las personas enfermas sin mucho poder adquisitivo.

El activista consideró que el Estado debe de preparar campañas para prevenir la adicción a la planta, pero asentó que primero debe de indagar y establecer parámetros claros para su uso recreativo y terapéutico. “Es necesario reconocer que existen consumidores crónicos de cannabis a los que afectan en su vida diaria (…), y ahí es donde sí hay que atender”, enfatizó.

Finalmente, Samayoa hizo un llamado para que el sector universitario indague más sobre temas relacionados con el cannabis: “Es un nuevo paradigma; es un nuevo escenario de libertades individuales y colectivas, y México no se puede quedar atrás en esta lucha por mejorar los derechos”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba