Información

Destinan recurso público para promoción de autocinema en Corregidora

La coordinación de Comunicación Social comentó que era un negocio privado; además, se contradice la misma dependencia en cuanto al motivo de los gastos erogados.

Corregidora, Qro. – El autocinema que el Municipio de Corregidora anuncia en sus sitios oficiales y con recursos públicos en diversos medios de comunicación es un negocio de carácter privado, según una respuesta a una solicitud de acceso a la información. En los oficios remitidos a Tribuna de Querétaro, la Unidad de Transparencia de la demarcación reconoce que hubo una aportación de 185 mil 600 pesos al proyecto; sin embargo, no hay comprobantes de a qué rubros se dio gasto.

Desde antes de su inauguración —el 13 de agosto—, el proyecto había sido promovido por las cuentas oficiales del gobierno de Roberto Sosa Pichardo, incluso se emitió un comunicado de prensa. Además, este autocinema se ha presentado como una iniciativa del Municipio de Corregidora ante el contexto de la contingencia sanitaria por COVID-19. En una entrevista realizada por El Universal Querétaro, a quien se ha presentado como el “enlace de la empresa que lleva al proyecto”, Oscar Gómez Ríos dijo que era “una iniciativa del municipio de Corregidora” que se pudo concretar “por un grupo de empresarios 100 por ciento queretanos”.

Al tratar de obtener más información sobre el contrato celebrado con la boletera y detalles del proyecto a través de la solicitud de acceso a la información bajo el folio 00526020, la repuesta emitida fue que no se contaba con los “documentos que acrediten la contratación de la empresa proveedora que brinda este servicio para el autocinema”, dado que este tipo de contratos fueron celebrados por particulares.

No obstante, en esa misma solicitud se confirmó que, a pesar de ser un negocio particular, el municipio le contribuyó al proyecto 185 mil 600 pesos bajo el concepto de “aportación única”, sin especificar para qué tipo de gastos, pese a que este semanario pidió expresamente conocer los gastos.

Además, se buscó una postura de la administración de Sosa Pichardo; sin embargo, la coordinación de Comunicación Social comentó que era un negocio privado. Sobre los 185 mil 600 pesos, comentaron que el gasto erogado fue por el “orden de promoción cultural”.

Lo anterior representa una contradicción con la misma respuesta emitida por la unidad de transparencia, quien en un principio informó que para la administración este autocinema no había representado ningún gasto para la difusión y promoción, ya que esto se había realizado “como parte de la comunicación social cotidiana del Municipio de Corregidora”.

Otra cuestión es que, a pesar de ser un negocio particular, en la publicidad del autocinema se especifica la leyenda “este programa es de carácter público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido el uso para fines distintos al programa.”, que de acuerdo al artículo 134 constitucional se utiliza para “la propaganda, bajo cualquier modalidad de comunicación social, que difundan como tales, los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, deberá tener carácter institucional y fines informativos, educativos o de orientación social.”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba