Información

Diputada Elsa Méndez, en conflicto de intereses: es accionista de Qrobús

La reforma a la Ley de Movilidad beneficia a Elsa Méndez de manera directa en un largo plazo, ya que al ser socia de MóvilQro Bus, cualquier aumento repercute en el negocio de transporte público.

Un conflicto de interés une a la diputada local Elsa Adané Méndez Álvarez con materia de movilidad y transporte público en Querétaro, pues es accionista de la empresa Max Xpress Urbano ZMQ S.A. de C.V.; sociedad que a la par es partícipe de MóvilQro Bus S.A. de C.V., la compañía única de transporte urbano en la zona metropolitana de Querétaro.

Lo anterior, sin embargo, no fue impedimento para que la diputada local del Partido Acción Nacional (PAN) votara a favor de la reforma a la Ley de Movilidad para el Transporte del Estado de Querétaro, con la cual se facultó al Instituto Queretano del Transporte (IQT) para actualizar la tarifa de Qrobús a discreción, pues se eliminaron los “candados” que dejaban el análisis de la tarifa cada dos años.

Esta reforma —avalada el 18 de diciembre de 2018 por 17 de 25 legisladores locales— beneficia a Elsa Méndez de manera directa en un largo plazo, ya que al ser socia de MóvilQro Bus S.A. de C.V., cualquier eventual aumento a la tarifa repercute en el negocio de transporte público, del cual es partícipe la panista.

La también presidenta de la Comisión de la Familia en la LIX Legislatura reconoció en su declaración de conflicto de intereses —publicada en el portal electrónico 3de3.mx— que es socia activa de una empresa dedicada al transporte desde hace 12 años, pero no precisa el nombre. Esta declaración, que data de 2018, también señala que es dueña del 100 por ciento de las acciones de esta empresa.

La información, cabe resaltar, es contraria al acta constitutiva de la empresa Max Xpress Urbano ZMQ S.A. de C.V., pues Elsa Méndez Álvarez es una de las socias mayoritarias, más no la única de la empresa. Según el documento, del cual Tribuna de Querétaro posee una copia, la diputada del VI distrito tiene 3 acciones de la compañía.

La Ley General de Responsabilidades Administrativas define al conflicto de intereses como “la posible afectación del desempeño imparcial y objetivo de las funciones de los servidores públicos en razón de intereses personales, familiares o de negocios”.

Juan Barrios, desaparecido

En su declaración de conflicto de interés, también señala que su esposo, Juan José Barrios, es representante legal de una empresa —no especificada— de transporte de personas desde 2014. Este personaje fue presidente del Consejo de Administración de TMQro, un antecedente de MóvilQro Bus.

Barrios captó la atención ciudadana a finales de 2015, cuando los camiones exhibían cartulinas con mensajes en su contra; los mismos le recriminaban una deuda de 7 millones de pesos en la empresa y acusaban su imposición por parte del Gobierno del Estado (Tribuna de Querétaro, 779).

Barrios fue vinculado al PAN desde la campaña del gobernador Francisco Domínguez Servién; inclusive en 2017 manifestó abiertamente su intención de contender por la presidencia municipal de El Marqués por el blanquiazul. Sin embargo, dicha candidatura fue para Enrique Vega Carriles y a su esposa le fue asignada la diputación local del distrito VI.

Barrios, con todo y el papel activo que tuvo en el transporte público, en la actualidad no aparece más como socio de Max Xpress Urbano ZMQ, ni siquiera como representante legal. Junto a la panista —que ha defendido una postura a favor de la vida y la familia natural— hay otros 46 socios que poseen entre cinco acciones y una acción cada uno de Max Xpress Urbano ZMQ S.A. de C.V.

La postura pro-vida

Esta semana, Elsa Méndez saltó a los reflectores nacionales por el enfrentamiento verbal que tuvo con Gerardo Fernández Noroña, diputado federal del Partido del Trabajo (PT) durante un foro en la Cámara de Diputados. Ahí, la panista —que portaba el pañuelo celeste: insignia de los grupos a favor de la vida desde la concepción— exigió respeto a su postura. Fernández Noroña insistía en que este grupo buscaba imponer un punto de vista moral. Méndez y su séquito insistían en que era algo “biológico e inherente al humano”.

La legisladora también fue criticada por compartir un video en sus redes sociales en el cual externaba su rechazo a la ideología de género, los matrimonios igualitarios y el aborto, pero con base en testimonios de líderes religiosos. Por esta y otras acciones, activistas del Frente Queretano por el Derecho a la No Discriminación y el Estado Laico advirtieron que analizan vías legales para proceder contra Elsa Méndez Álvarez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba