Información

Diputados panistas y diversidad sexual, como el agua y el aceite

Los diputados locales del PAN han sido los principales funcionarios públicos que se han opuesto o emitido afirmaciones en contra del matrimonio igualitario en Querétaro, declarado prejuicios de género contra las mujeres u homofóbicos.

Los diputados locales del Partido Acción Nacional (PAN) han sido los principales funcionarios públicos que se han opuesto o emitido afirmaciones en contra del matrimonio igualitario en Querétaro, declarado prejuicios de género contra las mujeres u homofóbicos. Recientemente se les sumó la diputada local electa por el partido Querétaro Independiente Concepción Herrera Martínez al afirmar que la permisión global de matrimonios homosexuales “podría llevar a la extinción de la humanidad” (Tribuna de Querétaro, 884).

Uno de los más relevantes diputados con ésta postura fue Fernando Urbiola Ledesma, diputado local del PAN entre 2006 y 2009, quien dijo que permitir el matrimonio homosexual abriría la posibilidad a que las personas se pudieran casar un perro o cualquier animal. Más recientemente, Juan Luis Iñiguez Hernández, diputado del mismo partido entre 2015 y 2018, quien afirmó a este semanario que a las parejas homosexuales la ley no les daría “lo que la naturaleza les niega”.

Autoridades eclesiásticas apoyaron al PAN

Salvador Martínez Ortiz, diputado local por el PAN entre 2009 y 2012 dijo en octubre de 2011 que “un gay o una lesbiana que aspiren a un cargo público no podrían ser congruentes con la promoción de valores, porque su preferencia sexual va en contra del derecho natural”. También impulsó una consulta ciudadana por la Comisión de la Familia de la LXI legislatura, con el objetivo de elevar al rango constitucional la definición contenida de “matrimonio” del Código Civil del Estado de Querétaro que concibe dicha unión solo entre un hombre y una mujer.

Martha Alicia Vallarta Arzac, directora del Colegio Marcelina –ubicado en la capital del estado- envió correos electrónicos a los padres de familia de los estudiantes de preparatoria en los presentaba la iniciativa y un formato para firmar la misma. También acusaron que en diversos templos católicos se fomentó y firmó el voto a favor de la “familia natural”, incitado por las autoridades eclesiásticas.

Martínez Ortiz después defendió que no se trató de un “apoyo” a la consulta sino de sólo una “participación” directa por parte de los grupos católicos y las autoridades del Colegio Marcelina. Especialistas en temas de derechos humanos afirmaron que la iniciativa no tomaba en cuenta el artículo 3 de la constitución nacional que prohíbe la discriminación, además de que el diputado panista propuso la consulta “sin pensar” y sin estar informado de que además ya existían 16 modelos diferentes de familias dentro del estado de Querétaro.

Además, al menos 14 organizaciones locales de defensa de los derechos humanos se pronunciaron en contra de la iniciativa, entre ellas: Aquesex, Católicas por el Derecho a Decidir, Salud y Género, SOS Discriminación Internacional Querétaro, etc.

“La ley no les va a dar lo que les niega la naturaleza”

Fernando Urbiola Ledesma, diputado local por el PAN entre 2006 y 2009, expresó en 2007 que permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo era abrir la posibilidad de que una persona se casara con un perro o un animal, ante lo cual se generó un rechazo y desaprobación en diversos sectores de la población queretana. Manifestó también que a las parejas homosexuales “la ley no les va a dar lo que les niega la naturaleza”, en el marco de la creación de la Comisión de la Familia de la Legislatura local.

Al respecto, Leonardo Magaña, miembro del movimiento Siglo XXI a favor de la comunidad LGBT+, advirtió que “Querétaro es la peor ciudad para vivir si se es homosexual”. Activistas acudieron posteriormente con el legislador a entregarle “kits de no-discriminación”.

Por otro lado, en su labor como legislador de la LV legislatura (2006-2009) impulsó desde la Comisión de la Familia una iniciativa de ley que obstaculizaba los derechos reproductivos de las mujeres al penalizar el aborto y reconocer la vida desde la concepción. Dicha propuesta, en la que se recuperaban fragmentos de encíclicas del Vaticano, se avaló en septiembre de 2009 a pesar de las protestas de activistas que se desnudaron parcialmente a modo de protesta frente a los diputados del PAN.

El diputado panista también arremetió contra los partidarios de la despenalización del aborto a quienes calificó como “promotores de la muerte”, y también en 2013 afirmó que las mujeres que se realizaran un aborto estarían cometiendo un infanticidio. Actualmente se reconoce a un ser humano con derecho a la vida desde la fecundación acorde al artículo 2 y se penaliza el aborto en el artículo 136 de la Constitución Política del Estado de Querétaro.

Íñiguez, dogmas católicos

Por otra parte, Juan Luis Iñiguez Hernández, diputado local por el PAN en el periodo 2015-2018, consideró en agosto de 2017 que no era necesario reformar el artículo 137 del Código Civil del Estado de Querétaro para permitir matrimonios entre parejas del mismo sexo, pues indicó que: “hay otros derechos más importantes, antes de dar una condición a este acto de unión, que también desataría una situación de adopción de menores”.

También consideró que el matrimonio heterosexual “es precisamente la que permite a lo largo de la historia de la humanidad el poder perpetuar la especie y lograr la trascendencia de cada uno de sus miembros”. En el segundo informe de la Legislatura manifestó en su discurso una mezcla de sus creencias religiosas con su labor legislativa lo que fue señalado por articulistas como una muestra de que su labor como diputado tenía como base los intereses y dogmas del catolicismo.

Primera alcaldesa de Querétaro gana “antipremio” por homofobia

También María del Carmen Zúñiga Hernández, militante del PAN y alcaldesa interina de la capital entre 2011 y 2012, afirmó que: “los conflictos sociales se dan por ir en contra de la familia natural”. Acusó también en 2015 que una estrategia para prevenir los feminicidios en Querétaro era que las mujeres “se dieran a respetar”.

La activista de la Alianza Nacional por el Derecho a Decidir (ANDAR), Lluvia Cervantes, aseveró tiempo después que esas declaraciones forman parte de prejuicios a las mujeres y las tipifica como culpables de la violencia que sufren. “Por cómo nos vestimos, por si no tenemos la cena lista, por si no nos cuidamos lo suficiente… por cualquier situación, las mujeres siempre vamos a ser las culpables”, criticó.

La ahora exalcaldesa refirió también en una ocasión que la aprobación de matrimonios homosexuales abriría la puerta a la descomposición del tejido social. También le fue impuesta una demanda por parte de la comunidad LGBT+ ante la Defensoría Estatal de los Derechos Humanos de Querétaro (DDHQ). “Los políticos tendrían que sensibles de que la población es cada vez más diversa… todavía le falta a la clase política sensibilizarse y reconocer la diversidad humana”, afirmó la activista.

El 19 de mayo del 2012 se realizó la Tercera Marcha contra la Homofobia en Querétaro, a la que fue invitada la entonces presidenta municipal de Querétaro, y en donde se le entregó un “antipremio” por homofobia debido a sus declaraciones sobre la “antinaturalidad” de las uniones entre personas del mismo sexo.

En junio del mismo año también se realizó la Marcha por la Aceptación en Querétaro que se pronunció en contra de Carmen Zúñiga y diputados del PAN de la LVI legislatura (2009-2012) como Gerardo Cuanalo Santos, María García Pérez, Micaela Rubio y Pablo Ademir Castellanos.

Más recientemente, Eric Salas González, diputado local del PAN en cuatro ocasiones manifestó en 2016 que los homosexuales le “dan hueva”. Por otra parte, José González Ruiz, también diputado local por el PAN entre 2015 y 2018 llamó “desviados” a las personas homosexuales en el año que inició su gestión.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba