Información

Doctorado, último grado de estudios de los candidatos

Los tres aspirantes a ocupar la Rectoría de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) para el periodo 2018-2021, tienen un grado de doctorado, de acuerdo al currículum vitae presentado a la Comisión Electoral, emanada del Consejo Universitario. En estricto orden alfabético, guiados por el primer apellido, compartimos algunos datos de su formación profesional y experiencia previa.

Arturo Castañeda Olalde tiene licenciatura, maestría y doctorado en Administración. Es director de la Facultad de Contaduría y Administración, donde también es profesor de tiempo completo. Recientemente participó en el Comité de Selección de los Integrantes del Sistema Estatal Anticorrupción. En 2016 fue nombrado profesionista del año por la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (Fecapeq).

Por otra parte, el último grado de estudios de Teresa García Gasca es un doctorado en Ciencia de los Alimentos por la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Querétaro. Es miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI). Desde hace 20 años es docente y actualmente en directora de la Facultad de Ciencias Naturales de esta casa de estudios. Entre sus distinciones, se encuentra el premio Alejandrina en 2009.

Finalmente, Blanca Estela Gutiérrez Grageda es doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM). Su maestría y licenciatura son en Historia. Desde hace 20 años es docente en la UAQ. Es miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores. Ganó dos veces el primer lugar del premio Alejandrina por su labor de investigación, enfocada la mayormente a temas históricos, al igual que sus publicaciones.

Los currículums completos, así como los planes de trabajo y el calendario electoral, se encuentran disponibles en la página electrónica elección.uaq.mx

Conducirse con ética

Los lineamientos aprobados por el Consejo Universitario, máximo órgano de gobierno de la UAQ, especifican que los candidatos, sus representantes y simpatizantes, a regirse bajo principios éticos. Además, deben abstenerse de realizar actos de proselitismo fuera de los programados por la Comisión Electoral.

Los actores mencionados tampoco deben coaccionar el voto de los alumnos o profesores a favor o en contra de alguno de los candidatos, movilizarlos a eventos fuera de su adscripción u ofrecer cualquier prebenda a cambio del voto. De igual forma, se prohibió la compra de publicidad con cualquier medio masivo de comunicación o red social digital.

Los lineamientos también marcan algunas conductas que son motivo de sanciones. Ningún miembro de la comunidad universitaria puede hacer proselitismo o coaccionar el voto dentro de aulas u oficinas, hacer uso de la violencia verbal o física o hacer uso inapropiado de las redes sociales.

Los lineamientos fueron publicados el 3 de octubre en ‘Autonomía’, órgano oficial de difusión del Consejo Universitario.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba