Información

Educación, único camino para combatir la pobreza: Francisco Delich

Por Miguel Tierrafría

La educación es la única solución para combatir y erradicar la pobreza, resaltó Francisco Delich, ex rector de la Universidad de Buenos Aires.

Entrevistado al término de su conferencia “Jóvenes y mujeres en las luchas sociales”, que se realizó en el auditorio de la Facultad de Ingeniería de la UAQ, Delich planteó que es necesaria la inversión en el sistema educativo para erradicar algunos problemas sociales que aquejan a México, tales como la pobreza y la violencia provocada por el narcotráfico, el tráfico de armas, los secuestros y las extorsiones.

“(Se deben abrir) opciones educativas para los más pobres y los indigentes, (…) en lugar de ir como mano de obra para el narcotráfico, es gente que hay que ir incorporando a la sociedad.

“Lo peor que le puede pasar a México es que haya sectores de la sociedad tan marginados que no tengan más remedio que caer en los sicarios. Así que (se necesita) educación y mucho esfuerzo para erradicar la pobreza”, explicó el doctor honoris causa por las universidades de Nottingham (Inglaterra), San Marcos (Perú) y Soka Gakai (Japón).

No obstante, afirmó que el sistema educativo mexicano ha presentado un avance gradual, del cual los países de América Latina deben sentirse orgullosos.

“El sistema mexicano es un gran sistema que está creciendo a pasos agigantados, porque ha aumentado la población, sobre todo la población universitaria, y también en México están multiplicándose las maestrías a cuarto y quinto nivel, los doctorados y demás”.

Asimismo, señaló que “el esfuerzo que está haciendo México para lograr educación para el mayor número de mexicanos es un esfuerzo que compartimos todos en América Latina.”

“El peor de los lucros es haber atado el sistema educativo al sistema financiero”

En el discurso que ofreció a la comunidad académica y al público que asistió a su conferencia, Delich hizo una reflexión sobre el papel que representan los jóvenes estudiantes en las movilizaciones sociales, en donde destaca el despertar de la conciencia de éstos por quitar los viejos sistemas por los cuales se rigen las sociedades actuales, como la división del trabajo industrial y la importancia que ha adquirido la intercomunicación que se vive.

Dijo que las “sociedades están cambiando, están mutando fuertemente y esta mutación origina entre otros efectos, cambios no sólo en los escenarios políticos sino también entre los actores políticos”.

El doctor honoris causa por la Universidad de Nottingham puso de ejemplo el contexto en que se dan algunas movilizaciones sociales recientes, como la ocurrida en Chile donde los estudiantes salen a las calles a manifestarse en contra de las reformas impulsadas por el Presidente Sebastián Piñera, para la privatización de la educación.

Para el conferencista, lo valioso de estas movilizaciones reside en “que están planteando el conflicto en términos de valores, porque lo que los estudiantes están reclamando es terminar con el lucro en la educación. Es el punto central y el peor de los lucros es haber atado el sistema educativo al sistema financiero”.

“Aquí en el sistema chileno hay lucro para los empresarios de la educación, para los bancos, para los que venden servicios y eso lo paga el sacrificio de los padres de los estudiantes. A mí me parece que eso es lo que yo rescato de esa movilización”, expresó durante el evento organizado por el Movimiento de Resistencia Juvenil (MRJ).

“Por primera vez se puede pensar en un mundo altamente alfabetizado”

De acuerdo con la opinión del catedrático, las sociedades contemporáneas están sujetándose a un proceso de formación de una sociedad planetaria, la cual tiene implicaciones como la urbanización y la industrialización; las sociedades campesinas están siendo desplazadas por esta misma urbanización, lo que dimensiona a las luchas sociales tanto en términos políticos como en términos sociales.

Como una de sus hipótesis, Delich planteó que el mundo “es un planeta altamente alfabetizado. Por primera vez se puede pensar que se arma una sociedad en la cual la mayoría abrumadora de sus habitantes está alfabetizada, cuando digo alfabetizados quiero decir que tienen una herramienta para la comprensión del mundo en ese nivel, mayor de la que nunca tuvo la humanidad y esto significa también que esa alfabetización masiva del siglo XX permite pensar conceptos como lo son la ciudadanía, las relaciones de gobierno o las relaciones de poder, las relaciones sociales y demás”.

Los cambios planteados por Delich también aseguran un cambio radical de la mujer en la sociedad, en donde a partir de la Segunda Guerra Mundial, ante las bajas mortales de millones de hombres, la mujer tuvo la oportunidad de emplearse en roles nunca asignados para ellas, además de las luchas sociales empleadas por éstas para la apertura en la participación política, desde el voto hasta la participación en cargos de elección popular.

“Las mujeres comenzaron a ocupar funciones en el interior de los sistemas productivos en el interior de la división del trabajo (…) entonces a partir del año de 1945 lo que ocurrió con las mujeres es que pasaron a ocupar los puestos vacantes para la recuperación de las actividades productivas y la recuperación de la actividad industrial”, dijo Francisco Delich.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba