Información

El déjà vu del Segundo Informe

Por Hilda Mariela Barbosa Suárez

Los discursos de los ex gobernadores Antonio Calzada Urquiza y Mariano Palacios Alcocer permean en el del actual mandatario estatal, José Calzada Rovirosa, demostró una revisión hemerográfica realizada por este medio, en la que se analizó el Segundo Informe de Gobierno de estos tres mandatarios y el de Francisco Garrido Patrón.

La revisión hemerográfica de Tribuna de Querétaro comparó los discursos pronunciados por Antonio Calzada Urquiza, Mariano Palacios Alcocer y Francisco Garrido Patrón durante su Segundo Informe de Gobierno (1975, 1987 y 2005, respectivamente), con el del actual titular del Poder Ejecutivo.

Mientras que Calzada Urquiza (padre de José) y Palacios Alcocer calificaron a Querétaro como una ciudad con un clima de tranquilidad, el domingo 24 de julio Calzada Rovirosa manifestó que “los queretanos somos gente pacífica, trabajadora, noble y hospitalaria”.

Durante su Segundo Informe de Gobierno, Antonio Calzada Urquiza hizo hincapié en el clima de tranquilidad que vive Querétaro y reiteró el pleno respeto a la pequeña propiedad y al sector privado.

Por su parte, en 1987 Mariano Palacios Alcocer exaltó la paz social forjada por la población queretana: “mi gobierno sólo ha procurado estar a la altura de su cohesión y de su elevada conciencia ciudadana”, expresó.

24 años después, el actual gobernador dijo que los queretanos están “decididos a conservar el estilo de vida que históricamente nos ha caracterizado”.

Coincidencias con Francisco Garrido en desarrollo urbano

El discurso de Francisco Garrido Patrón también tuvo coincidencias con los ‘logros’ señalados por el actual gobernador.

Mientras que durante la lectura de su Segundo Informe el panista destacó el inicio de dos obras de regeneración urbana: el Paseo Central en San Juan del Río y el Paseo Constituyentes en Querétaro, Calzada Rovirosa anunció la puesta en funcionamiento del distribuidor vial Bicentenario, el Paseo de la República y el distribuidor vial Constitución de 1917, así como la ampliación de la carretera a la Sierra Gorda.

Las obras urbanas también ‘aparecieron’ en el discurso del ex gobernador Mariano Palacios, quien en su segundo año de gobierno anunció la construcción de puentes vehiculares, la aeropista de Jalpan y el mantenimiento de 713 kilómetros de red local de carreteras.

En lo que respecta a desarrollo urbano, Calzada Rovirosa, Garrido Patrón y Palacios Alcocer coincidieron en señalar que era necesario trabajar en el ámbito del crecimiento de la zona metropolitana, además de la labor en el interior de los municipios.

Garrido y Calzada presumieron “logros” similares en salud

En relación con el Segundo Informe de Francisco Garrido Patrón, se pudo observar que ambos (tanto el panista como Calzada Rovirosa) manifestaron aspectos en común en lo que respecta a lo expresado en el rubro de salud.

Garrido Patrón destacó la instalación del Seguro Popular con ayuda del Gobierno Federal, así como la realización de semanas por la salud y el programa Ruta por la Vida donde se adquirieron tres mastógrafos.

En comparación con los logros presumidos por su antecesor en 2005, Calzada Rovirosa dijo que durante su segundo año de gobierno se construyeron siete centros de salud además de que Querétaro fue el primer estado en “levantar la bandera blanca en la cobertura universal de afiliación al Seguro Popular”.

Apoyo a municipios, “línea” trazada por su padre

El 1975, un punto que se enfatizó en el Segundo Informe de Antonio Calzada Urquiza fue la importancia del artículo 115 de la Constitución, el cual contempla la vida autónoma de los 18 municipios del estado, a los que se encargó de fortalecer por medio de la entrega de recursos.

Calzada Urquiza expuso que “con la convicción de que el artículo 115 de la Carta Magna debe reflejarse en la vida autónoma de los 18 municipios de Querétaro, hemos fortalecido los recursos de ayuntamiento creando fuentes de trabajo y catalizando su economía, para de esta forma impulsar su progreso”.

José Eduardo Calzada siguió el camino de su padre en esta tónica, al señalar la entrega de recursos económicos a los 14 municipios que carecen de apoyo federal, para la mejora en la seguridad de los ciudadanos de cada ayuntamiento.

Antonio Calzada hablaba de apostarle al campo

Respecto al empleo en el estado, Calzada Rovirosa manifestó que “es reflejo de una economía dinámica cuyos beneficios deben llegar a las familias queretanas”.

El actual gobernador puntualizó que de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de julio de 2010 a mayo de 2011 se generaron 27 mil fuentes de trabajo, lo que representó un 8.1 por ciento, “el más alto del país”, aseguró.

Al respecto en 2005 Garrido Patrón dijo que “un objetivo prioritario de mi gobierno, en el eje de Empleo y Desarrollo Sustentable, ha sido impulsar la competitividad del Estado para generar mayor inversión, derrama económica y generación de más y mejores empleos”; además consideró al turismo como una actividad sustentable.

Por el contrario, Calzada Rovirosa habló del programa Soluciones Financieras del Estado de Querétaro (SOFEQ), que presuntamente ha otorgado mil 283 créditos para financiar actividades productivas con un monto de 166 millones de pesos, en apoyo de la generación de 605 plazas de trabajo y conservar más de tres mil 317 empleos.

Por su parte, en 1987 Mariano Palacios Alcocer habló de la industria como el sector que estaba a la cabeza de la actividad económica, la cual ayudaría a que existiera un crecimiento en el estado.

En su discurso, Mariano Palacios resaltó la necesidad de una transformación democrática, ya que para que se realizara un cambio en el desarrollo del estado era necesario vivir en la democracia adquirida por medio de la experiencia histórica y política del país.

A diferencia de su hijo, Antonio Calzada apostó como una de las tareas prioritarias de su gobierno el enfoque de mayores recursos al campo teniendo como propósito convertir a Querétaro en una de las zonas industriales más importantes del país, ya que lo consideró como un estado que cuenta con la infraestructura necesaria al igual que con una situación ‘privilegiada’.

La seguridad, cada vez más importante

Respecto al problema de seguridad que se vive en el país, Calzada Rovirosa, hizo un llamado al diálogo nacional “para que se pueda recuperar la tranquilidad de los mexicanos y reconstruir los valores que nos permitan poner fin a la violencia en el país, es necesario el acuerdo para recuperar la tranquilidad… debemos fortalecer las instituciones, restablecer la tranquilidad y encontrar el nuevo rumbo del México al que todos aspiramos”.

También anunció la entrega de equipamiento a los 14 municipios que no reciben apoyo por parte del Gobierno Federal, la construcción de dos instalaciones militares, calificando a Querétaro como una de las cinco entidades federativas con mayor seguridad del país.

En lo que correspondió a Seguridad en el 2005, Francisco Garrido invirtió 13 millones de pesos en equipo de protección personal y uniformes, al igual que más de 21 millones de pesos para la adquisición de cien patrullas para la Policía Estatal.

Al respecto durante los periodos de gobierno de Mariano Palacios y Antonio Calzada, los mandatarios no priorizaron la seguridad dentro de sus discursos, al grado de calificar a Querétaro como un lugar “muy tranquilo”.

Agua Potable

El abastecimiento de agua era señalada como la prioridad de Garrido Patrón durante su segundo año de gobierno. El ex mandatario contempló la construcción del Acuaférico, así como la incorporación de nuevas fuentes de suministro.

Seis años después, Calzada Rovirosa presumía la puesta en funcionamiento del programa Recolección, Tratamiento y Reuso de Agua, con el que “se logró incrementar la cobertura de saneamiento de 39 a 84 por ciento de las aguas residuales generadas en la zona conurbada de la ciudad de Querétaro”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba