Información

El Estado mexicano “se aprovecha” de grupos criminales: Éric Lair

Por Miguel Tierrafría

El Estado mexicano no es un Estado fallido, más bien cuenta con vacíos de poder que los grupos criminales que imperan en el país aprovechan, afirmó Éric Lair, profesor investigador de la Universidad de Rosario en Bogotá y autor de la conferencia “El conflicto armado en Colombia desde la década de 1980: actores, dinámicas y perspectivas”, que presentó en la Galería de Arte y Ciencia “Ingeniero Alfredo Zepeda Garrido”.



“Los actores ilegales se nutren de los vacíos del Estado, se alimentan de su debilidad o a veces de su ausencia, pero no, observa, y ahí son importantes los estudios locales en el tiempo; uno observa que el Estado hace presencia en muchas localidades donde existe criminalidad y violencia de tal manera que hay coexistencia entre el Estado y estos actores ilegales”, explicó.

 

En entrevista con Tribuna de Querétaro, Éric Lair argumentó que en México, como en otros Estados, existen lagunas o vacíos en donde se incrustan los grupos criminales, así como también dentro de la población.

 

En ellos, manifestó, “hay un grado de aceptación dentro del tejido social y político, ellos buscan esto porque sin esta aceptación, que se ha violentado o no, es muy difícil prosperar, entonces no hay que ver, digamos, al Estado como un actor monolítico y mucho menos como un Estado fallido, (sino) que en cualquier momento es capaz de tomar la iniciativa, de romper alianzas que hay a nivel local.

 

“Lo observamos en el caso de Colombia; quizás un estudio en el caso de México muestre lo mismo pero hay una ruptura en un momento determinado entre el Estado, los actores ilegales, la población civil”.

 

Sin embargo, Lair, quien actualmente realiza investigaciones sobre la violencia social y el crimen organizado en Colombia, aseguró que el mismo Estado, consciente de esos rubros en donde se encuentra debilitado o donde tiene tal vacío, se mueve bajo intereses en donde establece alianzas que con el tiempo se rompen y generan un contexto de violencia como el que se vive actualmente en el país.

 

“Uno tiene que entender que el Estado también se aprovecha de los actores ilegales (…) tiene un interés pero yo diría no sólo el Estado, la clase política e incluso la gente común, la población civil a veces y eso explica más allá del caso mexicano”.

 

De acuerdo con quien ha impartido clases en la Universidad de La Sorbona en París, la razón por la que los grupos criminales “logran prosperar, se debe a sus recursos económicos pero también (sobre todo) a sus alianzas con la población civil, la clase política, algunos miembros del Estado”.

Colombianización de México, término simple y sensacionalista”

En la conferencia impartida en la Galería de Arte y Ciencia, el investigador manifestó que en el país no ocurre la colombianización, ya que a pesar de tener en común variables como la violencia y el narcotráfico, los contextos políticos y sociales, así como la ubicación geográfica, han provocado que sean divergentes y que el término de colombianización sea “simple y sin significado”.

 

“Son más los puntos de divergencia entre México y Colombia que los puntos de similitud, si uno se queda únicamente con la impresión de violencia general a las prácticas de violencia del narcotráfico, obviamente hay paralelos posibles, pero son dos realidades muy distintas en muchos aspectos y sobre todo en sí mismo, el término o la expresión de colombianización de México no explica nada, en realidad.

 

“Es más una analogía llamativa, sensacionalista que un factor de explicación como tal. Lo que vive México en este momento es una reconfiguración de la geopolítica interna, para llamarla así, entre las distintas organizaciones criminales y de ahí se explica en gran parte la violencia (…)

 

“En muchos casos, la violencia es el reflejo de procesos de adaptación entre los distintos grupos armados, se inserta por ejemplo en disputas por el territorio, disputas por las rutas de comercialización de la droga”, expuso.

 

Éric Lair, quien ha escrito artículos de investigación referentes a conflictos como Irak y Afganistán, se refirió a que “es demasiado simplista” hablar de situaciones similares entre Colombia y México, ya que “el caso mexicano nos invita a reflexionar desde lo local y a rechazar las calificaciones genéricas como colombianización o Estado fallido para tratar de explicar la situación”.

 

“Es mucho más compleja que una simple colombianización o supuesta colombianización y una situación de Estado fallido”, reiteró.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba