Información

El PRI, al borde de la extinción en una elección devastadora

Un Partido en Crisis: El PRI a Punto de Perder su Registro

Entre el sentimiento agridulce de ganar y perder al mismo tiempo, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) se quedó a 30 mil 920 votos de perder su registro en Querétaro, en medio de una elección que dejó tiritando al tricolor, que vio sus 95 años de vida pasar este 2 de junio mientras esperaba los datos de una elección histórica.

Los queretanos hablaron en las casillas: apenas 5 por ciento de los votos para elegir ayuntamientos fueron para el PRI, incluyendo Peñamiller, donde sólo recibieron 103 votos (1.1 por ciento del total), y Tolimán, con 172 votos (1 por ciento del total). Son dos municipios donde, de nuevo, no tendrán regidor.

El voto de las diputaciones locales llegó al 7 por ciento, salvándose de la pérdida del registro local por 30 mil 920 votos. Ganaron varios distritos, Ayuntamientos y el Senado con el Partido Acción Nacional (PAN), pero los azules tenían su propia fiesta en sus propios espacios.

El Ambiente en el Búnker del PRI

En el búnker del PRI de Querétaro se vivía el velorio de alguien que no tenía amigos. Ningún periodista se dio cita, tampoco simpatizantes, ni siquiera la dirigencia. Una sala enorme dejaba ver únicamente a algunos trabajadores del partido, tranquilos, sentados y esperando que el PREP les diera buenas noticias.

La atención estaba puesta en dos frentes, el local y el nacional: una pantalla mostraba las noticias de la contienda entre Xóchitl Gálvez y Claudia Sheinbaum, y la segunda pantalla estaba pendiente del inicio del PREP del Instituto Electoral del Estado de Querétaro, para ver los resultados de la capital, entre Felipe Fernando Macías y José María Tapia.

La esperanza estaba puesta en dos políticos ligados al PAN, ante la mirada de un enorme cuadro de Luis Donaldo Colosio (padre). Durante la dirigencia Colosio en el PRI, el partido reconoció por primera vez la derrota en una elección, fue en Baja California. Hoy el mítico Colosio ve cómo las esperanzas de su partido están puestas en ese rival que los venció por primera vez.

Una Noche Larga y de Tensión

La noche fue larga. Los retrasos en el PREP generaron poca tensión, más espera y tal vez algo de resignación con lo que estaban anunciando las encuestas de salida a nivel nacional. Incluso hubo cambio de canal; la proyección de victoria para Claudia Sheinbaum por parte de N+ no gustó en la casa del priismo, Televisa ya no está bien vista en el tricolor.

La tendencia no cambió, Xóchitl no fue oposición y en el PRI lo que sorprendía no era la derrota, sino la falta de competencia. Las formas importan y ser goleados pesó demasiado.

La alegría llegó con Felifer Macías, aunque no sin susto del exmilitante Chema Tapia, que se mantuvo cerca hasta altas horas de la madrugada, cuando 10 puntos porcentuales otorgaron la victoria al oficialismo queretano.

Un Escenario Nacional Desalentador

Aunque la presidencia municipal les diera un susto, la diferencia es incontestable, tanto así que el 4.7 por ciento de votos que el PRI dio a la candidatura de Felifer no cambiaron mucho la elección, fueron un añadido más decorativo que funcional.

Los resultados en el municipio son contundentes: el partido que un día lo gobernó todo hoy está reducido a la cuarta fuerza política en Querétaro, más cerca del Partido Verde Ecologista de México que de aspirar a ganar una contienda por sí mismo.

En lo federal la cosa es diferente, aunque no lo suficiente para ser optimistas. El PRI aportó 6.3 por ciento de los votos para que Guadalupe Murguía y Agustín Dorantes ganaran su escaño.

La distancia con el binomio de Morena fue del 9 por ciento; unirse a la candidatura del PAN aportó lo suficiente como para que Querétaro sea, junto a Aguascalientes y Zacatecas, los únicos estados que no tendrán dos senadores de Morena.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba