Información

El riesgo de ser ciclista en Querétaro

Por Néstor Alavez

En Querétaro practicar el ciclismo es difícil y puede convertirse en un riesgo, porque no existe alguna ciclovía que esté articulada al sistema de transporte, consideró Emiliano Duëring Cufré, especialista en urbanismo y catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.

“No hay ninguna ciclopista que sirva para la movilidad en general, son más de paseo o pequeños recorridos, ya que no están articuladas al sistema de transporte”, señaló el académico.

Desde la perspectiva de quien ha participado en Planes de Conectividad en ciudades del país y de otras partes del mundo, primero se necesita planear de manera conjunta las rutas para los ciclistas junto con el trazo urbano de la ciudad (incluido un sistema de transporte y vialidades).

“Las calles no están en condiciones óptimas para transitar en bicicletas. Están llenas de baches, hoyos y coladeras mal diseñadas”, afirmó por su parte Mercy Dinwiddie, alumna originaria de Estados Unidos que cursa la Maestría de Recursos Bióticos de la UAQ y que practica el ciclismo.

Asimismo afirmó Harold Guillermo Rosette, estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Seguridad, que “no existe una verdadera red de caminos para ciclistas que ayude cruzar la ciudad”.

Ambos coincidieron en señalar que no existe una cultura vial que facilite la convivencia entre ciclistas, transeúntes y conductores, lo cual aumenta el riesgo de los recorridos que los ciclistas hacen. Por otro lado hicieron notar que muchos ciclistas no cuentan con el equipo de seguridad mínimo, como reflectores, luces y casco.

De acuerdo con los estudiantes de la Universidad, también ciclistas, moverse en bicicleta además de ser un acto sano, económico y una alternativa al caro y mal servicio público, es también una forma más rápida y eficiente para trasladarse a lo largo y ancho del centro de la ciudad y sus alrededores inmediatos, así como entre el campus y la Facultad de Filosofía.

Por ello, el estudiante de Ciencias de la Seguridad, Guillermo Rosette, juzgó como positivo que el campus Aeropuerto tenga un servicio interno de bicicletas.

Finalmente los universitarios manifestaron que para contrarrestar el aumento del tránsito vehicular, una posible solución es el uso de bicicletas y la asignación de áreas específicas para el tránsito de ellas, sin embargo éste tiene que ser planeado.

En avenida Universidad los locatarios, por medio de lonas, han señalado su mala situación de ventas debido a la obra “Regeneración Urbana de Avenida Universidad” (Tribuna de Querétaro, 587), que emprendió el Gobierno Estatal.

Por otro lado, “los continuos bloqueos y descuido de la gente lo hacen más peligroso”, asimismo constantes impactos automovilísticos se presentan en la ciclovía, por ejemplo en la esquina de Ezequiel Montes y avenida Universidad.

Finalmente, la estudiante de la Maestría en Recursos Bióticos, Mercy Dinwiddie, advirtió que “no existen lugares de estacionamiento de bicicletas, lo cual obstruye banquetas y molesta a los propietarios de negocios y casas”. Lo que se torna un verdadero “problema de tejido urbano”, expresó a su vez, Harold Guillermo, estudiante que está en el campus Aeropuerto.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba