Elecciones 2018

Armas de doble filo, las alianzas entre partidos: Flores Espíritu

Andrés Manuel tiene partidarios muy leales y otros que simplemente no quieren seguir gobernados por los mismos, por lo que ahora le quieren dar una oportunidad a alguien más, aseguró Francisco Flores Espíritu, fundador del Partido Comunista en Querétaro.

En la política actual del país existen pocos políticos comprometidos; la mayoría son políticos profesionales, es decir, aquellos que sólo buscan vivir de los cargos públicos y que no les importa la justicia social ni los programas y planteamientos de sus partidos, declaró Francisco Flores Espíritu, fundador en 1978 del Partido Comunista en Querétaro; señaló que las coaliciones entre partidos durante esta contienda electoral es un tema de estrategia que puede parecer hasta incongruente, pero no lo es.

Las alianzas son un arma de doble filo, asegura Flores Espíritu, quien vio nacer al Partido Mexicano Socialista (PMS) de la unión de cinco organizaciones políticas de izquierda. “Por un lado, el pensamiento diverso fortalece a los partidos y fomenta la discusión en el interior de las asociaciones para llegar a acuerdos”, pero por otra parte aseguró que “el asunto está en que cuando los acuerdos se firman se deben respetar y trabajar por ellos, porque cuando no es así, las fusiones dejan de ser auténticas e inician las fragmentaciones desde el interior”.

Enfatizó en que ahora es más común ver que los individuos pactan por conveniencia electoral: “El político no está convencido del programa, y menos de la lucha para conseguir lo que plantea el partido, de esta manera reviven las antiguas posturas autoritarias”.

Para formar nuevos partidos o coaliciones, existen fusiones que se hacen con base en acuerdos entre distintas corrientes políticas. Lo ideal sería que estas asociaciones se agruparan de acuerdo a pensamientos comunes”, sin embargo, apuntó que en la práctica nos encontramos con alianzas como la que hay entre el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Respecto a las coaliciones Por México al Frente -integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano (MC)- y Juntos Haremos Historia -conformada por Morena, Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES)-, el hoy director de la Escuela Secundaria General Número 2 “Mariano Escobedo” sostuvo que representan una fusión de partidos que parece incongruente por la mezcla entre ideologías. “En ambos casos la cuestión está en los acuerdos con las distintas asociaciones y que cada parte esté dispuesta a respetarlos. En el caso de la coalición “Juntos Haremos Historia”, por parte del líder López Obrador hay un compromiso de mantener alineados a los miembros de su partido”.

A la cuestión sobre el hecho de que Morena dé cabida a cualquier político, sin importar su procedencia, advirtió que es muy probable que este partido se termine por corromper.

Flores Espíritu, quien también fue el primer diputado vía plurinominal por el PRD en el estado en 1991, ejemplifica lo que dice con lo que le sucedió al partido del Sol Azteca, que ahora se encuentra del lado del PAN y que en 2012 apoyó la candidatura de Andrés Manuel López Obrador.

Estas fusiones siempre han existido. Algo que sucedió en el PRD es que en sus inicios intentaba combatir el corporativismo del PRI. Del mismo PRI se desprendieron los miembros que integraron el Partido del Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional (PFCRN), que después se uniría al Frente Democrático Nacional, junto con las demás organizaciones de izquierda en apoyo a Cuauhtémoc Cárdenas”.

El exlíder de izquierda, sostuvo que en cuanto consiguió el PFCRN las diputaciones que quería ya únicamente veía por sus propios intereses, se desligó de la izquierda en donde ya había dejado la semilla del corporativismo que después cultivaría en lo que después fue el PRD.

Flores Espíritu reflexionó que la lógica de las alianzas depende de los partidos: “para los más pequeños es mantener el registro, para los grandes -como PRI y PAN- es atraer más votos y, en este caso restarle, a Morena aunque al parecer esto no está funcionando. Andrés Manuel tiene partidarios muy leales y otros que simplemente no quieren seguir gobernados por los mismos, por lo que ahora le quieren dar una oportunidad a alguien más”.

Los movimientos sociales y la autogestión, otra alternativa

Pero, ¿qué hay de la izquierda, existe una en Querétaro? Se le cuestionó a Francisco Flores, quien precisó que en el estado hay “izquierda como corriente general e institucional, pero la verdadera tiene su fuerza en los movimientos sociales, que es una izquierda ciudadana”. Explicó que la sociedad cada vez se organiza de mejor manera; la tecnología y las redes sociales nos mantienen más informados, la gente se está dando cuenta que es capaz de hacer las cosas por sí mismas sin necesidad de gobierno o Estado, “eso que se llama autogestión”.

El país avanza con y sin los partidos políticos a una democracia más desarrollada. La sociedad ya se dio cuenta que el cambio está en sus acciones, es necesario que sea ella quien haga y exija los cambios con el gobierno que sea. Aunque si triunfa López Obrador, se debería considerar que este avance democratizador será más fácil, ya que, si no gana, el país va ir por el mismo camino y continuará la represión y asesinato contra periodistas y personas en general”.

Si López Obrador gana las elecciones “es muy difícil determinar los cambios que habrá en el país, lo que sí puedo decir es que Andrés Manuel hará lo que esté a su alcance y lo que le permita su cargo, pero para concretizar un cambio mayor hace falta que también ganen en su mayoría en la cámara de senadores y de diputados. De no ser así, poco podrán influir las propuestas de Morena en el Poder Legislativo”.

Francisco Flores respondió que se puede producir otro fraude en las casillas, pero si esto sucede, la sociedad en general se va organizar y reclamar al gobierno. “Lo que ha hecho el candidato de Morena es llevar un proceso pacífico mediante las instituciones electorales, pero esto ya no se va a tratar de lados políticos o partidarios, es más que obvio que la sociedad está enojada con este gobierno y con las anteriores administraciones y no van a permitir que se cometa otro atropello de la magnitud de un fraude electoral”.

La coalición de José Antonio Meade, Todos por México -conformada por el PRI, Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL)- son prácticamente lo mismo y también el PAN, aseguró. “Todos ellos comparten el plan de nación, que es continuar impulsando las reformas aprobadas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Diga lo que diga, Ricardo Anaya piensa continuar con lo que ha hecho el actual presidente de la República. Aunque, debido a la estrategia de Anaya y el desprestigio que manejó en su contra el PRI, sería incoherente aliarse con Meade; sin embargo, los partidos de estos dos bandos ya tienen sus acuerdos bajo la mesa”.

Opina que para que el país se desarrolle y se acabe con la desigualdad, se debe apostar a una “educación liberadora” desde pequeños, donde se promueva en los niños la curiosidad y la investigación para fomentar el pensamiento crítico y los valores necesarios para evitar que haya más políticos profesionales.

Las alianzas de las últimas elecciones han impuesto el gobierno de los ricos, puntualizó Flores Espíritu, refiriéndose a las administraciones panistas y priistas. “En esta contienda electoral se aviva la llama de la lucha de clases”. Recuerda que un señor de San Ildefonso Tultepec, Amealco, le dijo alguna vez que “la situación va a cambiar hasta que deje de existir un gobierno de ricos y haya un gobierno de nosotros, los pobres”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba