CienciaInformación

Elevar la cruz: tradición comunitaria de La Lira

La elevación de la santa cruz al cerro de la comunidad es una de las tradiciones más significativas para la localidad de La Lira, en el municipio de Pedro Escobedo, la cual se lleva a cabo cada 20 de mayo.

Su finalidad es llevar a la santa cruz a la cima del cerro, hacerle ofrendas y pedir para que las siembras del año crezcan con productividad, aseguró la mayordomía de la localidad. Los locatarios reconocen la longevidad e importancia de la tradición, pues esta es una de las más antiguas con las que cuenta su comunidad y se ha perpetuado a lo largo de los años generación tras generación.

La comunidad cuenta con dos santas cruces las cuales se encuentran en el templo principal de la iglesia de “San Isidro Labrador”, estas son llevadas a una pequeña capilla localizada en la cima del cerro de La Lira, en donde durante todo el camino van realizando oraciones para la santa cruz.

En la tradición primero se le realiza una visita en el templo principal el día 3 de mayo que es considerado como el día de la santa cruz, en la cual se le realiza una misa, las personas llevan algunas ofrendas y se realiza una pequeña comida para la comunidad.

Seguido de esto, un día antes de la elevación las personas llevan ofrendas como canastas de frutas, flores y dulces para preparar a las cruces antes de su elevación y comenzar el transcurso de la caminata desde el templo principal.

Algunas personas de la mayordomía junto con sus familias y locatarios que tienen encomienda con la santa cruz, se quedan a dormir la noche anterior en la cima del cerro con casas de campaña o algunas mantas para recibir a la comunidad el día siguiente.

El día de la elevación, la comunidad se reúne a las 8:00 de la mañana en el templo principal donde los integrantes de la mayordomía realizan oraciones y dan gracias por lo brindado, el sacerdote local les da su bendición y de ahí comienzan la trayectoria.

Con ambas cruces caminan por toda la calle principal, hasta llegar a una capilla localizada en la localidad del Barrio de La Cruz donde vuelven a dar gracias y logran integrarse personas de esa comunidad.
A partir de ahí rezanderas, mayordomía, locatarios y la banda que ameniza la travesía comienzan a caminar hacía los tres calvarios, donde de igual forma realizan oraciones y agradecen por lo brindado por la santa cruz.

Una vez que son atravesados los tres calvarios comienza la travesía de la ascensión del cerro local, en el cual se enfrentan a varias problemáticas para poder subir, pues en entrevista con uno de los locatarios afirmó:

“Subir es todo un reto porque pues no es un terreno parejo, vamos caminando en el sol, y luego sale el riesgo de que salen los animales como las víboras, las abejas y así, van los de la banda cargando sus instrumentos, nunca ha pasado nada, pero si nos hacemos como dos horas caminando depende que tan recio vayan los mayordomos”.

Ya en la cima del cerro en la pequeña capilla, el pueblo celebra con pirotecnia, la banda vuelve a tocar y la comunidad se organiza para dar comida a los asistentes, entre todos celebran la subida de la santa cruz, y se quedan aproximadamente dos horas para comenzar el descenso del cerro.

Antes de bajar vuelven a dar gracias a la santa cruz y dejan una de las cruces en la pequeña capilla, para devolver la segunda cruz al templo principal. De ahí la mayordomía vuelve a guiar a las rezanderas y la comunidad para el descenso del cerro.

Cuando terminan de descender y pasan de nuevo por los calvarios descansan en cada uno de los tres. Personas de las mismas localidades donde se encuentran los calvarios les ofrecen agua, alimento y lugares donde descansar.

Cuando regresan al templo principal de La Lira el pueblo los recibe con fervor, la iglesia da las campanadas, la banda vuelve a tocar y la pirotecnia ilumina a toda la comunidad para celebrar la tradición, la mayordomía devuelve la segunda cruz al templo y dan por terminada la celebración.
La santa cruz se queda en la pequeña capilla del cerro hasta el día 20 de octubre donde la comunidad vuelve a hacer el recorrido para bajar a la cruz y dejarla en el templo principal hasta el próximo 20 de mayo.

La comunidad procura llevar a cabo la elevación de la santa cruz exactamente el día 20 de mayo, sin embargo, por esta ocasión la mayordomía decidió recorrerla un día antes para que la mayor parte de la comunidad pudiera acudir en fin de semana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba