Información

En contra de la ley, PRI contrató operadores políticos para 1° de julio

Por Mariana Chávez / Especial Radio UAQ

El 1° de julio, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) “contrató” a operadores políticos que se encargaron de promover el voto a favor de los candidatos del tricolor durante el día de la jornada electoral, cuando por ley las campañas y el proselitismo a favor de los contendientes concluyó días antes de esa fecha.

Los operadores políticos recibieron un Manual de Operación de Movilización denominado “Día de la Victoria 2012”, que distribuyó el PRI, en donde se establece paso a paso y de forma gráfica la forma en que tenían que realizar actividades entre “sus promovidos” para que acudieran a votar el domingo 1° de julio.

En la carátula de ese manual, aparece la fotografía del virtual ganador de la contienda a la Presidencia, Enrique Peña Nieto, y su lema de campaña “por un México exitoso me comprometo y cumplo”.

Ese manual consta de 20 páginas, y en el documento se muestra que la jornada de actividad para el operador político debió iniciar a las 5:00 horas del 1° de julio con la llamada telefónica del presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Braulio Guerra Urbiola, a los delegados municipales y presidentes de comités municipales de este instituto político.

A su vez, los presidentes de comités municipales se debieron comunicar con delegados y así sucesivamente, hasta que la comunicación fuera con los operadores políticos.

Se indica también en el documento de forma gráfica que los operadores políticos se reunirían a las 7:00 horas del domingo 1° de julio en las llamadas “Casas de la Victoria” de donde partieron a supervisar que los promotores salieran a “invitar a sus promovidos que estuvieran temprano en la casilla”.

En el documento se indica que el mensaje textual que debía dar el promotor a los electores era: “Buenos días, le traigo un saludo de nuestros candidatos del PRI, vengo a informarle que su casilla se encuentra ubicada… (El operador tenía que especificar la ubicación) y lo invito a que vaya a votar, ya que su voto y el de su familia es muy importante para nuestro estado y nuestro país, gracias”.

Posterior a ello, cada operador tenía que estar en la casilla asignada, reportar la instalación de la misma, y verificar que las primeras 20 personas formadas en la fila fueran militantes del PRI para que sustituyeran a los funcionarios de casilla que no se presentaran a la jornada de votación.

“Recuerda que los primeros 20 de la fila sean compañeros promovidos de nuestro partido, para que ellos sustituyan la ausencia de algún funcionario de casilla”, se indica en el documento.

En el manual se destacan las figuras de dos representantes de casilla propietarios que se encargaron de reportar sobre el proceso de votación al registrar en una hoja de concentrado y el cupón de datos de salida.

El represente de casilla suplente o enlace de casilla se encargó de estar afuera de la casilla y esperar que le entregaran “el cupón de datos de salida” para entregárselo al presidente seccional o responsable de casilla, mientras que este último, lo reportaba al CDE, para lo cual, cada municipio contó con una línea telefónica directa.

Con los llamados cupones de salida, los operadores reportaron el sentido de la votación con cortes realizados a las 10:30 horas, 12:45 horas, 15:45 y 18:00 horas.

La función del operador político a quienes presuntamente les pagaron 20 mil pesos sólo por la jornada electoral, fue vigilar que los promotores del voto pidieran a sus ‘promovidos’ que asistieran a votar.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba