Información

En Ecuador con la muerte “no se juega”

“No sería aceptado llevar por ejemplo las calaveritas mexicanas al Ecuador”, enunció la geolingüista Olga Mayorga

Foto: Guadalupe Jiménez

Por: Tina Hernández

Mientras que en México se tiene una actitud festiva hacia la muerte, en Ecuador con ella “no se juega”, reflexionó Olga Mayorga, geolingüista de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, al referirse a la conmemoración de Día de Muertos.

El ejemplo “más notorio” de esta distinción es el toque de humor que en México se le da a la figura de la muerte, consideró la especialista, quien impartió la conferencia magistral “Interdisciplinariedad y documentación activa. Iniciativa de revitalización de las lenguas indígenas del Ecuador”, en la Facultad de Filosofía de la Universidad Autónoma de Querétaro.

“Se juega con la imagen de diablo, y es muy común que en las fiestas populares la gente se disfrace de diablo, pero con la muerte no hay ese toque de humor, tal vez un poco más con la tradición de Halloween; pero no sería aceptado llevar por ejemplo las calaveritas mexicanas al Ecuador con el nombre de alguien, pues en este país con la muerte no se juega.”

Otra de las cuestiones en las que se distinguen estas sociedades latinoamericanas –mexicana y ecuatoriana–, es que una gira en torno al culto de la Santa Muerte, pues en México crece día con día el número de devotos hacia esta figura; caso contrario a lo que pasa en el país andino, ya que la muerte representa para ellos respeto y temor, por lo tanto para esta sociedad sería “un poco macabro” rendirle culto a la Santa Muerte.

“En Ecuador el culto a la muerte no es común pues en el imaginario de la sociedad ecuatoriana con la muerte no se juega”, manifestó.

De igual forma, en México las comunidades indígenas plasman su visión sobre la muerte en su literatura; cuestión que en aquel país no sucede.

La forma en que la sociedad ecuatoriana ve la figura de la muerte es más como un proceso natural. Sin embargo hay culturas indígenas que creen que después de la muerte los espíritus se convierten en animales, esto para regresar a la naturaleza y así enriquecerla, pero también en su imaginario es una concepción de supervivencia.

 

Paralelismos México-Ecuador

Aunque estas dos culturas latinoamericanas difieren en la cosmovisión que corresponde a la muerte, también existen similitudes con respecto a los festejos de Día de Muertos, lo que hace pensar en las características históricas que comparten estas dos sociedades, como la vida precolombina, la colonización y la independencia.

Olga Mayorga compartió algunos paralelismos entre México y Ecuador al momento de festejar Día de Muertos.

“En la comunidades de la Sierra generalmente las personas se acercan a los cementerios, porque las personas que han muerto en realidad no están muertas, sino que su espíritu está ahí. Pasan un día en el cementerio limpiando la tumba, llevando alimentos, tarjetas y música pero creo que una de las cosas es recordar que hay que pasar con la persona muerta para contarle lo que ha pasado”, contó la investigadora.

 

Se debe revalorar oralidad

En otro tema, Olga Mayorga habló del proyecto “Oralidad moderna” nacido de la idea de tratar de determinar cuál es la situación de las lenguas de tradición oral en el mundo globalizado.

“Comenzamos con visitas a las comunidades para conversar libremente, para saber cuál es la situación de las comunidades y qué tan integradas están en este mundo globalizado.”

En relación a lo anterior, la investigadora explicó que en Ecuador se ha pensado últimamente en retomar planteamientos de los años cuarenta, en los que se pensó entender a las comunidades indígenas desde adentro, con un hincapié en la oralidad, esto porque ahora no se pone la importancia debida de trabajar con la lengua propia.

“Es importante que la población que no comparte las lenguas indígenas apoye, comprenda y se entregue a estos procesos”, pues, dijo, es un trabajo que corresponde a todos.

En el caso concreto de México, consideró Mayorga, faltaría un estudio entre la geografía y lingüística y un centro de lenguas indígenas. El Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali) hace esos esfuerzos pero no se ha avanzado mucho, concluyó la geógrafa ecuatoriana.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba