Información

En educación “inicial” existen más escuelas que maestros

Por Luz Marina Moreno Meza / Carlo Aguilar


Históricamente, el ámbito educativo a nivel nacional ha generado una serie de interrogantes dentro de la sociedad; desde las situaciones consideradas nimias, como el acatamiento de las leyes educativas, hasta la proyección de datos y cifras que llegan a ser incongruentes.

 

Por ejemplo, de acuerdo con el Plan Querétaro 2010-2015, para el ciclo escolar 2009-2010 hubo más escuelas que maestros en lo que corresponde a educación inicial. Mientras que se contabilizaron 142 planteles para este rubro, solamente hubo 83 docentes, lo que equivale a .58 maestros por escuela.

Otra situación derivada de la misma educación inicial, es la que indica que a cada maestro le toca atender 72.93 alumnos. Con base en cifras del Sistema Educativo Nacional, hubo un total de 6 mil 54 alumnos para educación inicial durante el ciclo 2009-2010.

 

El promedio de alumnos por maestro en educación inicial superó en más del 200 por ciento al de nivel primaria, y en más del triple a secundaria y preescolar.

En la tabla del Sistema Educativo Nacional 2009-2010, a cada maestro le corresponde un grupo conformado de 21.24 alumnos (aproximadamente) en el nivel preescolar. Para lo que corresponde a nivel secundaria, el promedio es de 21.36 alumnos por cada maestro, mientras que para primaria es de 30.89 alumnos.

Del total de estudiantes en Querétaro registrados en el Sistema Educativo Nacional para el ciclo escolar 2009-2010 (549 mil 984), 45 por ciento corresponden a nivel primaria (con 249 mil 232 estudiantes) y 18.5 por ciento a nivel secundaria (101 mil 785).

 

Ahora, en relación con la educación básica, el Plan Querétaro 2010-1015 señala que la matrícula “corresponde al 80 por ciento de estudiantes inscritos en el Sistema Educativo Estatal, en el ciclo escolar 2009-2010. De este porcentaje (únicamente educación básica), 18.4 por ciento corresponde a preescolar, 56.7 por ciento a primaria y 23.1 por ciento a secundaria; el 1.8 por ciento restante es atendido en educación inicial y especial”.

 

El párrafo anterior expresa que el 80 por ciento de estudiantes dentro del Sistema Educativo Estatal (2009-2010) está conformado de la siguiente manera:

 

El total, que abarca 98.2 por ciento, no equivale al cien por ciento de la educación básica, la cual abarca el 80 por ciento del Sistema Educativo Estatal. Solamente se logra alcanzar el cien por ciento, al momento de sumar el 1.8 por ciento que corresponde a la educación inicial y especial.

 

Lo que se pudiese cuestionar es por qué que la educación especial e inicial son consideradas dentro del porcentaje de la educación básica, cuando únicamente el preescolar, la primaria y secundaria conforman el nivel de educación básica.

 

De acuerdo a la Secretaría de Educación Pública (SEP), la educación inicial es aquel “servicio educativo que se brinda a niñas y niños menores de seis años de edad, con el propósito de potencializar su desarrollo integral y armónico, en un ambiente rico en experiencias formativas, educativas y afectivas, lo que le permitirá adquirir habilidades, hábitos, valores, así como desarrollar su autonomía, creatividad y actitudes necesarias en su desempeño personal y social”.

Cobertura de 95.5% para secundaria durante el ciclo 2008-2009

Con base en el artículo 4 de la Ley de Educación del estado de Querétaro, el Gobierno Estatal y los municipios están obligados a otorgar educación básica (que abarca el preescolar, primaria y secundaria) a la población.

 

Esta obligación es traducida por la palabra de cobertura; misma que queda plasmada en gráficas y tablas del Plan Estatal de Desarrollo que abarca el periodo 2010-2015.

 

El término cobertura se define como el “porcentaje de alumnos en un ciclo educativo o en todo el sistema, calculado respecto al número de personas en edad de estudiar dicho ciclo. Se aplica a todo el país o a estados, regiones o ciudades”.

 

“Es una medida o indicador de la capacidad de un sistema educativo o de parte de él para atender a la población en edad de estudiar”.

 

Por otro lado, de acuerdo con la definición de la SEP la absorción “es la relación porcentual entre el nuevo ingreso a primer grado de un nivel educativo, en un ciclo escolar dado, y el egreso del último grado del nivel educativo inmediato inferior del ciclo escolar pasado”.

 

“Es el indicador que nos permite conocer el número de egresados de un nivel educativo dado, que logran ingresar al nivel educativo inmediato superior”.

 

Si se hace una observación en dicha definición, la palabra “logran” es importante mencionarla, ya que el cálculo de la absorción se hace con base en los alumnos que ingresan en el sistema, entonces ¿de qué forma son considerados los que no consiguen entrar al sistema educativo?

 

El indicador cobertura puede mantener una proporción directa a la situación real, si en unos casos llega al cien por ciento, entonces se esperará que desaparezcan las filas que los padres de familia realizan para apartar su lugar. En el caso del nivel secundaria, hubo una cobertura fue de 95.5 por ciento para el ciclo escolar 2008-2009.

 

No obstante, si para el nivel secundaria sí se publican los indicadores absorción y cobertura, en el caso de primaria solamente se proyectan tres: eficiencia terminal, deserción y reprobación.

 

Ambas tablas permiten observar que los porcentajes de deserción y reprobación son menores en la educación primaria en comparación con la educación secundaria; y la eficiencia terminal ha sido mayor en primaria que en secundaria.

 

 


Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba