Información

En México 15 millones de habitantes no son católicos

Por Hilda Mariela Barbosa Suárez

La fuerza de la Iglesia católica, en términos de feligreses, está en la población de 40 años o más y con base en los censos del INEGI entre la población de 15 y 35 años el catolicismo no posee tanta influencia, lo que significa que la población joven está en un esquema de ‘franca pluralidad religiosa’ y los hijos de esta generación lo continuarán, afirmó Javier Méndez Pérez, ponente dentro de la conferencia “¿Qué es una verdadera libertad religiosa?”.


De acuerdo con el autor de la tesis “Inserción de los grupos protestantes en la sociedad queretana” y académico de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPS), la población católica del país ha pasado del 97 al 83.9 por ciento en los últimos 60 años.

El catedrático puntualizó que según el libro Atlas de la diversidad religiosa en México, escrito por René de la Torre, a partir de 1950 hasta la fecha, la Iglesia católica ha perdido feligreses y la población que se declara católica actualmente es sólo el 83.9 por ciento (del 97 por ciento que tenía en 1950), lo que significa un descenso de más 14 puntos en el transcurso de 60 años, es decir, alrededor de 15 millones de habitantes no son católicos.

Consideró que en la actualidad no se puede hablar de que la Iglesia católica sea ni única ni mayoritaria en muchos lugares, sino que se encuentra en un mercado de competencia en muchas regiones del país, en el cual ha visto cómo van ganando terreno otras series de opciones religiosas que le quitan feligreses; en lo social su poder se ve afectado en varios lugares del país.

Méndez Pérez puntualizó que en donde se mantiene el catolicismo con más del 90 por ciento de la población es en el centro del país, “no es de gratis que Benedicto XVI vino a León, Guanajuato, no fue a Chiapas (…) lugar en donde un número importante de estaciones de radio ya son evangélicas y se escuchan canciones evangélicas como aquí canciones comerciales”.

Cuestionó la pertinencia del hecho de que se hubiera hecho una reforma al artículo 24 constitucional, pues en la actualidad ya existen programas de televisión y de radio en donde se expresan diferentes religiones, y lo que la Iglesia católica busca es recuperar territorio, incluso desde el ámbito de lo legal.

El maestro señaló que una de las razones para realizar una reforma al artículo 24 se debe a que con ello, se “empezarían a sentar las bases sobre las cuales la Iglesia católica pudiera tener mayores prerrogativas legales para ir imponiendo cotos a esta pluralidad que ya se está dando”.

De acuerdo con el académico, lo que se sigue representando es un doble discurso, mientras “por un lado las cúpulas en el poder negocian beneficios, por otro lado la sociedad se ve cada vez más abierta, más laica, por lo que es probable que en el futuro se tenga una iglesia que recupera posiciones políticas pero que sigue perdiendo posiciones sociales”.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba