Información

Enfrentamientos con el PRI e inundaciones, temas dominantes en SJR

Por: Luis Enrique Corona

El edil sanjuanense se ha enfocado en invertir en infraestructura

PARA DESTACAR: Los proyectos continúan pese a los ataques que ha sufrido la imagen del alcalde, principalmente en forma de espectaculares pertenecientes al Partido de la Revolución Institucional (PRI) que lo señalaban como un corrupto.

Con el lema de “enderezar el rumbo” y tras el primer informe de gobierno, la administración del alcalde Guillermo Vega Guerrero en San Juan del Río reiteró el esfuerzo que representa gobernar cargando con la deuda de 100 millones de pesos que dejó la administración anterior.  La mira está bien puesta en los errores del pasado, la irresponsabilidad, juicios perdidos, facturas sin registrar y el incumplimiento a la Ley de Contabilidad Gubernamental.

 

El proyecto de desarrollo que el alcalde ha puesto en marcha tiene como principal objetivo declarar a San Juan del Río, el segundo municipio más grande de la entidad, Zona Metropolitana, para lo cual sus ejes más fuertes son la tradición y el progreso.

Un empate que pareció haber costado trabajo, sobre todo durante el mes de octubre cuando los comerciantes de temporada del Centro Histórico fueron desplazados de la zona que por tradición llevaban décadas ocupando. El gobierno actualmente mantiene pendientes con la Federación de Unión de Comerciantes en Pequeño (FUC) respecto a su reubicación y sus licencias.

Las iniciativas de progreso del alcalde parecen más orientadas a las obras públicas y a la mejora de la infraestructura, para lo que ha invertido 176 millones de pesos que cobran sentido en repavimentado, aumento de alumbrado público y “el embellecimiento de la plaza independencia”.

Una gran propuesta de imagen que alcanza su apuesta máxima con el proyecto Ciudad Vive Oriente, que pretende rescatar el edificio del antiguo Hospital General, actualmente  abandonado,  para transformarlo en espacio cultural y deportivo. Sin embargo, la inversión inicial de este proyecto de 25 millones de pesos tuvo que ser utilizada para atender la contingencia pluvial que azotó al municipio en el mes de mayo.

Pero los proyectos continúan pese a los ataques que ha sufrido la imagen del alcalde, principalmente en forma de espectaculares pertenecientes al Partido de la Revolución Institucional (PRI) que lo señalaban como un corrupto. A eso se suman las dudas que han surgido a partir de algunas de sus acciones como el arrendamiento de equipo de seguridad como patrullas; la oposición asegura que adquirirlas en lugar de rentar sería beneficioso para el patrimonio del ayuntamiento.

Estas quedan en la lista de gastos por reportar a la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE), junto con las lámparas LED que hoy iluminan gran parte de las colonias de San Juan del Río.

También el gabinete sufrió su primera baja cuando el director del Instituto Municipal de la Juventud Obed Morales Olvera fue detenido la madrugada del diez de Julio en posesión de un polvo blanco con características de la cocaína y armas de fuego. Y con las promesas de “Memo Vega sí cumple” y “nadie está por encima de la ley” el funcionario fue retirado del cargo.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba