Información

Escasez de medicina en IMSS, riesgo para mil personas con VIH

En cuanto a los cuatro amparos que interpusieron las personas afectadas por la escasez de medicamentos (…) informó que se encuentran “delimitando las cuestiones de cómo se va a prevenir esta situación».

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende aproximadamente a mil personas con VIH, mismas que requieren un tratamiento que se ha visto interrumpido o incompleto desde el año pasado, informó Luis Felipe Zamudio Burgos, integrante del Centro de Orientación e Información de VIH/SIDA A.C.

En entrevista con Tribuna de Querétaro, expresó que, aunque esta situación ha sido identificada en la capital del estado, no descartan que alguien pueda carecer de antirretrovirales en otras zonas, como San Juan del Río: “no significa que no haya desabasto, porque el medicamento llega al almacén del estado en la capital y si aquí hay desabasto, en ese municipio también”.

Precisó que la mayor parte de los pacientes con VIH en el estado son atendidos por la Secretaría de Salud mediante el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) y aseguró que “ahí no hay desabasto desde final del año pasado y en lo que va de 2020 no hemos tenido ningún reporte”. Sin embargo, el resto de pacientes se divide entre el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y el IMSS.

En cuanto a los cuatro amparos que interpusieron las personas afectadas por la escasez de medicamentos y que la Suprema Corte de la Justicia de la Nación (SCJN) atrajo en enero de 2020, el activista informó que se encuentran “delimitando las cuestiones de cómo se va a prevenir esta situación del desabasto de antirretrovirales y cuáles serán las sanciones que pueda haber al respecto”. Reiteró la importancia de que la SCJN haya aceptado los casos para estudiarlos y generar políticas públicas a nivel nacional.

Mala planeación de AMLO

Zamudio Burgos detalló que el Nuevo Paradigma VIH Mx, anunciado en mayo de 2019 por el presidente Andrés Manuel López Obrador, consistió en el “fin de los contratos a nivel internacional de los proveedores o las farmacéuticas que tenían el negocio, quizá de corrupción también, con los presidentes en turno para generar esos contratos de compra de medicamentos masiva”.

Sin embargo, argumentó que “hicieron una muy mala planeación, quitaron a esos proveedores, pero no tenían una opción «b», eso justamente es lo que provocó el desabasto a nivel nacional: una mala organización, mala coordinación respecto a este cambio de paradigma”.

Zamudio reconoció que, a pesar de todo, gracias al nuevo paradigma “se hizo una nueva compra y por fin México pudo avanzar un poco en el sentido de los nuevos medicamentos que ahora tienen cero efectos secundarios (o muy bajos) y son medicamentos que vienen dos o tres o más en una sola tableta. Son de alta calidad y hay genéricos, lo que significa que salen más baratos para el país”. Puntualizó que “tanto organizaciones civiles como personas con VIH tenemos la esperanza de que pronto termine el desabasto”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba