Información

ESFE detecta irregularidades en ejes Qrobús

En cuanto al eje Constitución de 1917, la ESFE señaló que se omitió acreditar elementos técnicos para el presupuesto base del proyecto, tales como las descripciones del anteproyecto, del sistema constructivo; especificaciones sobre los materiales a usar, catálogo de conceptos, etc.

Obras sin la documentación requerida para su construcción, inconsistencias en los datos entregados, licitaciones que no cumplen los requisitos legales, detección de deficiencias en la calidad de trabajos y de supervisión son algunas de las observaciones que hizo la Entidad Superior de Fiscalización (ESFE) del Estado de Querétaro al Poder Ejecutivo encabezado por Francisco Domínguez Servién.

Derivado de la revisión de las cuentas públicas del año 2017, el órgano fiscalizador halló inconsistencias en la construcción de los ejes estructurantes Constitución de 1917, así como en ocho de sus estaciones y el eje avenida de la Luz; todos proyectos primordiales para el gobierno de Domínguez Servién.

En cuanto al eje Constitución de 1917, la ESFE señaló que se omitió acreditar elementos técnicos para el presupuesto base del proyecto, tales como las descripciones del anteproyecto, del sistema constructivo; especificaciones sobre los materiales a usar, catálogo de conceptos, etc.

Destacó que la propuesta presentada el 25 de octubre de 2015 es distinta a la presentada “a los licitantes de la junta de aclaraciones”. Además, el presupuesto base y el presupuesto que se presentó es distinto por casi 31 mil pesos. También se detectaron diferencias en cuanto a las actividades del presupuesto base y los documentos presentados, debido a esto no se puede acreditar “que el presupuesto base se realizó apegado a los principios de eficiencia, eficacia y economía”.

Sobre el mismo proyecto, la ESFE sostiene que se llevó a cabo una deficiente elaboración del presupuesto base “al considerar sub-actividades que no estaban dentro del alcance de los trabajos a contratar”. Además, se constataron incrementos por cerca de 6 millones 835 mil pesos por vigas metálicas, de los que no se especificó debidamente la cantidad necesaria para las ocho estaciones. Señalaron también un millón 345 mil pesos por “Trámites CFE”, de los cuales no se hizo consideración alguna en el presupuesto base.

Por otra parte, la ESFE detectó “pagos de actividades con un 76% por encima de costos de mercado respecto de lo contratado”. Además, reveló que incumplió el contrato y los ordenamientos que rigen la obra pública “en lo que respecta poner a disposición del contratista el anticipo correspondiente con antelación a la fecha pactada para el inicio de los trabajos”.

Imposible probar fallas sin documentos

Debido a lo anterior, la ESFE manifestó que “no es posible verificar el presupuesto presentado”, ya que no se cuenta con los elementos técnicos necesarios para ello. Sumado a lo anterior, se detectó que, “de manera posterior” se realizaron procedimientos de licitación y adjudicación de contratos sin que se “evidenciara que se contó con los elementos puntuales iniciales” en ambas obras; que juntas suman cerca de 70 millones de pesos.

Licitaciones sin claridad

Para la ESFE, algunas licitaciones de la terminal Balvanera se otorgaron sin “acreditar contar con estudios, descripción del anteproyecto, descripción del sistema constructivo, materiales a utilizar, catálogo de conceptos, análisis de precios unitarios, explosión de insumos para estar en posibilidad de evaluar las propuestas”.

Además, destaca que en el presupuesto integrado “únicamente por ‘actividades’ y ‘sub-actividades’” no se acreditaron ni los conceptos ni las cantidades de los trabajos considerados, sumado a que el texto entregado por el Gobierno del Estado califica los importes de dichas actividades únicamente como “es alto”, “es bajo” o “es aceptable”, con lo cual “no se garantiza la equitativa y justa valoración de las propuestas, debido a que cada licitante resolvió de manera individual el proyecto” y agrega que “las propuestas no son técnicamente equiparables”.

También asegura que por esto se pagó “un importe desfavorable” de 3 millones 733 mil 231 pesos, “cantidad que se desprende de la diferencia del concreto asfáltico al considerar un espesor de 5 cm”. Es decir, el valor real calculado por la ESFE es de 100 mil pesos menos de los 3 millones, pero se pagó un total de 5 millones 190 mil 181 pesos. Asimismo, se incluyeron 66 mil 350 pesos para cámaras y monitores de seguridad que “no entran dentro del alcance del proyecto”.

Por otro lado, se registró que el Gobierno del Estado presentó deficiencias en la revisión detallada de la propuesta económica en la “Construcción (Proyecto Integral) de 8 estaciones Intermedias Centrales y Canalizaciones”, y que se detectaron omisiones de requisitos y datos en las propuestas técnicas y económicas. Dichas omisiones “debieron ser motivo de descalificación”.

Según la ESFE, el gobierno estatal pagó poco más de 49 mil pesos por señalética tipo braille y mapas hápticos en la estación Balvanera que no han sido instaladas; “lo que representa un pago en exceso debido a la modalidad de contratación (Precio Alzado)”. Pero además se pagaron poco más de un millón 138 mil pesos por dicha señalética, de igual forma inexistente, en el exterior de esa estación.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba