Espectáculos

My Child Lebensborn: ¿Un juego lindo o desgarrador?

Hay ideas que nunca mueren, incluso dentro de los videojuegos. A pesar del paso del tiempo, la idea de las mascotas virtuales sigue siendo relevante en el mercado de los videojuegos, la línea empieza desde el Tamagotchi, pasa por Pou y termina en las múltiples aplicaciones de gatitos, perritos y criaturitas coloridas que tenemos disponibles hoy en día. En su mayoría suelen ser juegos bastante adorables que funcionan para relajarse y aprender un poco sobre responsabilidad. Pero no siempre se limita a esto. En el caso de My Child Lebensborn, no estamos hablando de una mascota sino de un niño. Tampoco nos referimos a una historia llena de puro amor sino a algo mucho más profundo. Pero, sobre todo, no estamos hablando de un caso hipotético, porque la frase «basado en hechos reales» esta para terminar de quebrarte.

Una cara distinta de la guerra

My Child Lebensborn es un juego de simulación social de 2018 desarrollado por Teknopilot para iOS, Android y Windows. En él, el jugador asume el papel de padre adoptivo de un niño Lebensborn. Pero ¿Qué es un niño Lebensborn?

Este es un claro ejemplo de que no hay mejor forma de aprender que jugando. En este juego de rol tipo documental vamos a retomar un poco de las clases de historia y nos vamos a situar en la Segunda Guerra Mundial. Lebensborn fue un programa de reproducción selectiva desarrollado por Heinrich Himmler en 1935 tenía la finalidad de expandir la raza aria (está idea de la raza humana superior que tenían los nazis). Bajo la política racial de Adolf Hitler de eliminar el mestizaje, oficiales de la SS y miles de mujeres arias concibieron una generación de niños con «los genes perfectos».

Pero al finalizar la guerra estos pequeños fueron puestos en adopción, algunos se quedaron en Alemania y otros en los países nórdicos que Alemania había derrotado y ocupado, cómo Noruega. Así, los inocentes tuvieron que cargar toda su vida con la discriminación y el prejuicio de ser un «niño nazi».

En el juego, te encuentras en Noruega tras acabar la guerra, pero eso no hace que la gente olvide. Al adoptar a un niño/a Lebensborn (Karin o Klaus según escojas) vas a lidiar con niños y adultos con el estigma encarnado, pues todo lo que tenga que ver con Alemania se considera malvado. Vas a poder cuidar, alimentar, bañar y jugar con tu hijo/a y a su vez, ir descubriendo una historia que nunca olvidarás.

Los sentimientos que atraviesa la pantalla

My Child Lebensborn tiene otro nivel de responsabilidad. Estamos hablando de la crianza de un niño, se pondrá a prueba tu desempeño para ejercer la maternidad/paternidad y va a ser imposible no encariñarte con tu nuevo hijo por lo que todas las situaciones sobre las que no tienes control van a dolerte en la vida no virtual.

Vas a tener que lidiar contra una sociedad hostil, llena de injusticia, rechazo, insultos y bullying, además de intentar explicarle a tu pequeño/a la razón por la cual la gente es tan cruel con él o ella.

Va haber momentos en los que sientas desesperación e impotencia ya que las acciones de tu personaje están limitadas, no solo por su propia personalidad sino por las pocas oportunidades que tiene en el contexto en el que vive. Tendrás que encontrar un equilibrio entre las horas de trabajo y el tiempo dedicado a la crianza, entender que no cuentas con mucho apoyo por parte de otras personas y que tus acciones podrían empeorar la situación del niño.

Al mismo tiempo, vas a trabajar en formar un vínculo con tu hijo/a, todas las decisiones que tomes pueden incrementar o disminuir su confianza, influir en sus sentimientos o endurecer su carácter. Es algo que tomarás con mucho cuidado y que te va a poner a reflexionar, pues debes buscar la forma de proteger su infancia además de averiguar algo sobre sus verdaderos padres.

My Child Lebensborn es un juego único con un doloroso cuidado de las expresiones y el lenguaje corporal y que te garantiza horas de juego entretenidas y emocionales. Es una historia conmovedora, linda y desgarradora que se inspira y apoya a todas esas infancias que fueron víctimas del nazismo, y es por eso que te recomiendo que te acerques a este juego que busca ayudar a los niños nacidos en guerra y hacerle frente a todas esas ideas que parece que nunca mueren.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba