Espectáculos

¿Por qué los artistas están protestando contra TikTok?

Es imposible negar el impacto que ha tenido la música en la historia del ser humano. Más allá de ser una fuente de entretenimiento, la música ha servido como forma de expresión artística, como discurso político e incluso como marca distintiva para cada una de las generaciones. Trabajar en la industria musical y poder vivir de ello, no es algo fácil. Con el tiempo, la industria musical se ha vuelto cada vez más hostil y sólo un par de afortunados consiguen triunfar con maestría. En un mundo de sociedades digitales y viralidad como en el que vivimos ahora, lo que menos importa es el talento. Aquí la música o, mejor dicho, el interés de las compañías discográficas, están apuntando por éxitos en plataformas digitales, lo que inevitablemente está afectando de manera negativa a los artistas involucrados en una carrera musical. 

TikTok es una de las plataformas que se benefició del confinamiento que nos impuso la pandemia por COVID-19. Cuando el encierro modificó nuestros hábitos y la mayor parte de nuestra interacción social sucedía dentro de casa, TikTok sirvió como escape para combatir el estrés con un rato de ocio. Lo interesante con esta plataforma es que es una red social que promueve mucho la viralidad del contenido. Su forma de interactuar con videos cortos y el diseño de su algoritmo permitió que prácticamente cualquier cosa llegara a la vista de miles de personas. 

Esto fue bueno para muchos artistas, creadores de contenido e influencers, que aprovecharon las herramientas para hacer de la plataforma un negocio. Fue gracias a TikTok que artistas como Doja Cat y Olivia Rodrigo pudieron consolidarse como cantantes de talla internacional. Y también ha servido para abrirle puertas a artistas independientes, como Bruses, quién hace poco tuvo la oportunidad de abrir el concierto de 5SOS. 

Las disqueras pronto se dieron cuenta que, si una canción se hacía viral en TikTok, eso significaba que inevitablemente se convertiría en un éxito. Los títulos de las pistas subían en los charts oficiales, al igual que la venta de copias originales. Y es aquí donde empieza el problema. 

Hace poco varios artistas se pronunciaron en sus redes sociales expresando su inconformidad debido a que las compañías discográficas están obligándoles a escribir música para TikTok. Halsey, Florence Welch y FKA Twigs son algunas de las cantantes que han intentado luchar por seguir haciendo la música que les gusta, sin sentirse condicionadas. 

“Mi disquera ha dicho que no me dejará lanzar más música a menos que esté segura de que se volverá viral en TikTok”, fue lo que dijo Halsey en un video para sus redes sociales. 

El problema con esto es que muchos cantantes no están interesados en el éxito comercial, pues su mayor interés no son las ventas, sino el contenido lírico y musical de sus canciones. Incluso, sin tener canciones virales en TikTok, Florence se ha mantenido como una de las músicas alternativas más vendidas de su género. Y Halsey nos ha brindado un álbum conceptual bastante interesante, que ha conseguido impactar en las grandes listas de éxitos sin la necesidad de un trend viral. Es injusto que las disqueras obliguen a los artistas a escribir música con la que no se sienten cómodos, y esto no es del todo culpa de TikTok, sino que el problema viene de las mismas empresas que intentan incursionar en un mercado para el cuál muchos artistas no están hechos ni interesados.

Si bien es cierto que TikTok ha sido de mucha utilidad para descubrir nuevas voces, también es verdad que su impacto en el mercado está condicionando a muchas otras personas que consolidaron su carrera fuera de redes sociales. Es por esa razón que, en estos momentos, los cantantes se encuentran protestando. La pregunta aquí es si realmente podrán ser escuchados o si la viralidad se impondrá sobre ellos y terminará silenciándolos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba