Información

Exigen justicia para Marcos Lora, taxista fallecido en socavón

Hasta la fecha, ninguna autoridad se ha hecho responsable por la muerte de Marcos Lora, taxista que cayó dentro de un socavón que se formó en el paseo Camelias, a un costado de la plaza comercial Antea, el 26 de septiembre. Según denuncian su abogado y familiares, sólo se tiene la versión que se ha compartido con la prensa, en la que aún no se han difundido quiénes son los responsables del accidente.

De la misma forma, no ha habido ningún acercamiento de las autoridades hacia familiares del taxista muerto esa madrugada. La familia reclama una reparación de daños, buscan que se indemnice de alguna manera a la madre de Marcos, puesto que ella era dependiente de su hijo y actualmente se encuentra en incapacidad debido a una operación que recientemente se le realizó.

La abogada del caso, Mónica Plaza, comentó que la única información que poseen proviene de una entrevista que el presidente municipal de Querétaro dio a los medios de comunicación, en la que anunció que el viernes 20 de octubre platicaría con la familia afectada. Hasta cierre de esta edición, no se había presentado un acercamiento.

Con respecto a la poca difusión que se le ha dado al tema, la abogada considera que las autoridades no quieren anticiparse a dar un resultado que ellos mismo no conocen, sin embargo, es de suma importancia que se anuncie los nombres de los involucrados y responsables de la obra pública que terminó en un colapso.

Puntualizó que la familia de Marcos Lora está abierta a un acercamiento por parte de las autoridades a efecto de poder realizar alguna conciliación.

El proceso legal que ha seguido la familia, con ayuda de la abogada, tuvo como primera instancia presentar una reclamación de daño patrimonial, en término de la Ley de Responsabilidad Patrimonial para el estado de Querétaro, ante la Secretaría de Contraloría interna del Gobierno del Estado y del municipio.

Al percatarse de que no existía un lugar físico o una persona como titular de alguna Contraloría interna del municipio de Querétaro o de un órgano interno de control, acudieron al ayuntamiento, a la Auditoría Municipal de Fiscalización y luego ante el Tribuna Municipal de Responsabilidades Administrativas.

Como respuesta obtuvieron una negativa, puesto que según la abogada, no se atrevían a recibir la reclamación, bajo el argumento de que no sabían quién debía responder a esa situación. Lograron que el Tribunal abriera una investigación, empero, no les han hecho saber nada de manera formal.

La manera en que las autoridades supondrían actuar, en palabras de Mónica Plaza, es realizar las investigaciones correspondientes, a efecto de determinar la responsabilidad del estado y de esa manera reparar el daño a la familia Lora Galindo. Al mismo tiempo, la familia, junto con la abogada, deben realizar una jurisdicción voluntaria, para que un juez declare que en efecto, la mamá de Marcos era su dependiente económicamente.

En este proceso, los familiares y la abogada se han visto con situaciones que han entorpecido la solución del caso. En redes sociales se anunció que la Fiscalía General del Estado desmentía una vinculación entre el taxi que había caído al socavón, y el la persona fallecida, aún sin tener una constancia que respaldara esa versión.

Plaza aseveró que al tratarse de un homicidio, la Fiscalía debe hacer una investigación de oficio y que las declaraciones son irrelevantes, puesto que se tienen pruebas de que de que el cuerpo cayó junto con el vehículo.

El día de la tormenta

Rafael Lora Galindo, hermano del fallecido, compartió su versión de los hechos, donde asegura que el conductor, al caer, se comunicó con un colega, quien le indicó que saliera por un costado del vehículo, puesto que debido a la cantidad de agua que se acumulaba en el lugar, no le era posible abrir la puerta. La familia calcula que esa llamada se realizó alrededor de las dos horas del día 26 de septiembre.

La llamada se cortó, y el compañero se comunicó con la familia para informarles de la situación. Tiempo después, dos hermanos de Marcos acudieron al lugar para buscarlo. Rafael Lora señaló: “estaba muy complicado llegar al lugar, no había alguna autoridad en la cual nos pudiéramos apoyar”. Y comentó que en la zona, sólo se encontraba una persona de Protección Civil que no tenía conocimiento del vehículo que había caído por el socavón, puesto que el agua había cubierto en su totalidad el vehículo y debido a sus dimensiones, sólo se vislumbraba un autobús de pasajeros.

Lora Galindo agregó que él y su familia fueron quienes buscaron a Marcos. Alrededor de las 9:00 horas de la mañana se contactaron con Locatel para preguntar si su familiar estaba accidentado o si se encontraba en otro lugar, puesto que tenían la sospecha que el teléfono de Marcos Lora había sido dañado por el agua; sin embargo no obtuvieron una respuesta concisa.

Una hora después fueron notificados que se había localizado un cuerpo con las características que la familia había dado. Habría sido encontrado en el parque industrial “Benito Juárez”, 2.5 kilómetros más adelante del lugar dónde se produjo el socavón.

Alrededor de las 10:00 horas del mismo día, un familiar acudió al servicio forense para identificar el cuerpo. Rafael señaló que todos los trámites que se realizaron fueron los que se les indicaron. Tomaron declaración de quién identificó el cuerpo y posteriormente les dieron a firmar el permiso para el acta de defunción para que la funeraria procediera.

Marcos Lora falleció a los 29 años de edad. Llevaba poco más de dos años como chofer de taxi. Su jornada laboral era por las madrugadas. Rafael señala que no había un contrato en físico entre su hermano y el dueño del vehículo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba