Información

Familias indígenas venden cubrebocas bordados para resistir la pandemia

Muchas otras han subsistido exclusivamente durante las últimas semanas por los apoyos económicos de la administración pública.

Si bien varias familias otomíes han encontrado en la elaboración de cubrebocas bordados una alternativa para percibir ingresos, muchas otras han subsistido exclusivamente durante las últimas semanas por los apoyos económicos de la administración pública, relató Silvia Pascual García, artesana indígena de San Idelfonso en el municipio de Amealco de Bonfil.

La amealcense expresó que –desde el cierre del mercado en donde los artesanos suelen vender sus productos– los ingresos para las familias indígenas eran nulas hasta que decidieron innovar con el diseño y bordado de cubrebocas, aunque reconoció que aún con este nuevo producto los ingresos no son los de antes y recordó que no todas las familias han realizado este nuevo artículo.

Precisó que el costo de los cubrebocas puede oscilar entre los 50 y 130 pesos dependiendo del diseño y dificultad del mismo, además de expresar que la comunidad ha permanecido unida con la intención de que todas las artesanas tengan pedidos por cubrir.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba