Información

Feminicidios y atentados contra mujeres se concentran en la periferia

“Las zonas vulnerables para las mujeres están a las afueras de la ciudad, en las zonas marginadas”; aseguró el titular del Laboratorio de Seguridad Ciudadana, Guillermo San Román.

Los feminicidios o agresiones con intenciones fatales ocurren en la periferia o barrios de la capital, de acuerdo al monitoreo realizado por el Laboratorio Universitario de Seguridad Ciudadana; la instancia de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales registró en un mapa estos actos del año 2019, en los cuales destacan seis feminicidios y dos agresiones con intenciones de liquidar a la víctima sólo en el municipio de Querétaro; la mayoría ocurrió en zonas marginadas.

El coordinador del Laboratorio, Guillermo San Román Tajonar, analizó que “las zonas vulnerables para las mujeres están a las afueras de la ciudad, en las zonas marginadas”; de manera más comprensible, el laboratorio creó un mapa de homicidios y feminicidios en el cual se pueden ver los lugares en los que suscitaron.

Entre estos aparecen Tlacote el Bajo, donde se encontró a una mujer de más de 60 años en la entrada de esta comunidad; en Cerrito Colorado se encontró a la víctima sin vida en su propia casa, en este caso se pudo detener al presunto feminicida.

Asimismo, en la colonia Real España se encontró el cuerpo de una mujer entre los 20 y 30 años en un lote baldío; en noviembre del año pasado, se localizan 2 cuerpos en diferentes zonas, una de ellas se le encontró por la zona de Mompaní y a la otra mujer se le halló en la carretera 57, muy cerca al monumento de Conín.

Con respecto a las agresiones dolosas, se dieron en colonias como El Tintero donde fue un intento de asesinato a la expareja, y en Lomas de Casa Blanca que también fue un intento de asesinato por la pareja de la mujer que resultó herida. Todos el actos de violencia cometidos fueron por hombres con alguna relación sentimental para con las víctimas.

Revisando el mapa, no hay una correlación en las zonas en las que ocurrieron las agresiones; sin embargo, forman parte de los sitios periféricos de la ciudad, espacios que pueden denominarse como barrios o colonias populares.

Guillermo San Román, concluyó que la edad de las víctimas de los feminicidios oscila entre los 20 y 24 años, y las zonas vulnerables fueron fuera de la ciudad. El objetivo del laboratorio es trabajar como grupos vulnerables y dar elementos a la población para que puedan actuar ya con datos procesados y presentables.

Periferias registradas

El mismo Laboratorio Universitario de Seguridad Ciudadana había identificado anteriormente seis “puntos calientes” de homicidios o agresiones letales en la capital de Querétaro. En dichas zonas, fuera del Centro se concentraron la mayoría de los 41 registros.

La primera zona es Santa Rosa Jáuregui que colinda con La Solana, Juriquilla y El Nabo; en ese perímetro se suscitaron seis hechos de los cuáles todos terminaron en asesinatos. La segunda zona son lugares aledaños a avenida de la Luz, como Cerrito Colorado y Satélite; hubo seis asesinatos, uno tipificado como feminicidio.

Otro polígono es El Tintero y las zonas cercanas, de las cuales hubo cuatro incidentes que culminaron en homicidios y otro uno de ellos como feminicidio. En el norte de la ciudad, en la zona de Peñuelas, San José el Alto y Menchaca, se registró un total de 7 incidentes, aunque uno de ellos fue un homicidio doble, por lo tanto, se registraron 8 muertes.

Otros cinco asesinatos se dieron en los límites del Centro Histórico, como lo son San Francisquito, el motel Pagano y la calle Luis Vega y Monroy. La última zona identificada es la parte que rodea a Bernardo Quintana, cerca de la Arboledas y Felipe Ángeles, dos asesinatos fueron en Bernardo Quintana, dos por Felipe Ángeles y uno en la zona cerril de Bolaños.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba