Información

Filosofía trabaja en el rescate hemerográfico y bibliográfico del acervo de Ramírez Álvarez

Por Mariana Solís / Prensa UAQ

Integrantes de la Licenciatura en Historia de la Facultad de Filosofía trabajan en el rescate y conservación preventiva del acervo bibliográfico y hemerográfico del ex Rector José Guadalupe Ramírez Álvarez; el cual quedó como herencia para la alma máter queretana. El acervo de aproximadamente ocho mil volúmenes contiene libros, revistas y periódicos que datan de mediados del siglo XVIII hasta los años setenta y ochenta, estaba en un deterioro completo, por lo que fue fumigado y se le realiza limpieza mecánica hoja por hoja.

Jennifer Fernández Flores, responsable del proyecto, expresó que en afán de hacer nexos con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se trabaja con estudiantes de la Licenciatura en Bibliotecología; quienes vendrán a Querétaro durante tres semanas y colaborarán con la limpieza de los libros, revistas y periódicos.

 

“Esto les ayudará también a ellos, para que tengan un acercamiento distinto con los libros, porque este trabajo es de restauración a través de la bibliotecología y la historia”, recalcó.

Fernández Flores aseguró que se está haciendo un trabajo de conservación preventiva y que, una vez que se termine, se pretende que los alumnos de la Licenciatura en Restauración en Bienes Muebles de la Facultad de Bellas Artes hagan algo por los materiales más dañados.

Expresó que la Facultad de Filosofía tiene el proyecto de hacer un Centro de Información en el que se integre todo el material hemerográfico y literario del acervo que se está restaurando. Además, que en el área del Fondo del Tesoro aún hay espacio para aproximadamente mil volúmenes, donde puede ser albergado el material histórico de este acervo.

“Hemos encontrado revistas de principios del siglo XX, españolas y mexicanas; de los ochenta de crítica política, libros publicados en Vietnam y Corea de los setenta y ochenta; bibliografía de las Guerra Fría y del comunismo. Este material les va a permitir a los historiadores, politólogos, antropólogos y sociólogos obtener bibliografía que no van a encontrar en ningún otro lado”, destacó.

Finalmente, aseguró que a pesar de que se tiene contemplado que el material quede listo en un año o un año y medio –ya que hay que limpiarlo y clasificarlo–, cualquier investigador que desee consultarlo puede hacerlo, pues hay un pequeño inventario para hacer una búsqueda.

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba