Información

Franquicias designadas por Pemex pueden explotar varios giros

Empresas que administran gasolineras también pueden operar giros como bares, restaurantes, hoteles y moteles, revelan datos del Registro Público de la Propiedad

Por: Alfredo Rodríguez / Mariana Chávez

De acuerdo con datos obtenidos en el Registro Público de la Propiedad, las empresas que administran a las gasolineras también cuenta con la autorización para operar otros giros además de la venta de combustibles y lubricantes, como negocios de refacciones, talleres automotrices, tiendas de abarrotes y bebidas, puestos de artesanías, bares, restaurantes, bodegas, hoteles y moteles.

Las personas interesadas en adquirir una gasolinera tienen que reunir varios requisitos. En primer lugar, comprar una franquicia a Petróleos Mexicanos, que dará la autorización para el suministro o venta de combustibles y lubricantes.

La paraestatal establecerá los lineamientos administrativos y técnicos para el funcionamiento de una estación de servicio.

Entre las medidas de seguridad, Pemex señala que para instalar una gasolinera no debe existir ningún uso urbano en un radio mínimo de 15 metros de cada dispensario. Esta distancia debe aumentarse a 100 metros en caso de que haya centros de concentración masiva, como escuelas, hospitales, mercados y cines.

Igualmente, el predio debe ubicarse a una distancia mínima de 100 metros respecto a tanques de almacenamiento de una planta de gas LP, y a 30 metros de líneas de alta tensión, vías férreas, ductos o poliductos que transporten petróleo.

Otros lineamientos impuestos a los dueños de una franquicia son: cumplir con las medidas mínimas de los terrenos y las especificaciones de construcción; pasar por inspecciones y certificaciones; además de seguir el Manual de Operación de la Franquicia Pemex, que establece estándares mínimos de servicio, como la atención y el trato al cliente, especificaciones sobre el personal, así como política laboral, medidas de seguridad e higiene.

Para instalar una gasolinera, los interesados también deberán tramitar una licencia de uso de suelo, así como un permiso de funcionamiento, los cuales pueden ser entregados por autoridades estatales o municipales, dependiendo del lugar en el que se ubique el establecimiento.

Municipio no cuenta con un reglamento específico para gasolineras

Petróleos Mexicanos es el principal responsable de vigilar que las gasolineras cumplan con las normas de seguridad necesarias para garantizar la integridad de la población, aunque en esta tarea también participan otras instancias, como las unidades de Protección Civil de cada municipio, señaló Gerardo Quirarte Pérez, director de la Unidad Municipal de Protección Civil de Querétaro

“Pemex de manera bimestral, en algunas hasta mensual, se pide lo que se llama sus tercerías, son entradas y salidas de combustible, la salvaguarda de medidas de seguridad, por el lado de la paraestatal, nosotros en el cumplimiento del visto bueno, ellos no tienen que cumplir desde lo que es la señalética, lo que es la capacitación de su personal, la vigencia de sus extintores y de sus botiquines.

“En general, lo que es el protocolo interno de protección civil de cada gasolinera. Esa es la revisión que hacemos nosotros de manera periódica, no solamente cuando suceden incidentes, (sino) de manera periódica, para evitar que se presenten; procuramos ser más preventivos que reactivos”.

Gerardo Quirarte Pérez recordó que Protección Civil Estatal procura revisar cada gasolinera por lo menos una vez al año, ya que se trata de establecimientos de alto riesgo.

Reconoció que, por el momento, el Municipio de Querétaro no cuenta con un reglamento que se refiera específicamente a gasolineras y gaseras, sin embargo, señaló que el hecho no significa un obstáculo para vigilar y regular a estos giros.

“El reglamento no lo tiene contemplado como tal en lo particular, sin embargo, el reglamento nos dice que la UMPC podrá hacer la exigencia o bien hacer las solicitud de las medidas que, a criterio la UMPC, considere pertinentes solicitárselas acorde al giro o acorde al nivel de riesgo, no en lo particular de ellos, pero esa parte de la reglamentación sí nos faculta para poderles exigir lo que creamos (necesario) a criterio de nosotros”.

Quirarte Pérez añadió que aún sin un reglamento municipal para las gasolineras, Protección Civil cuenta con un protocolo de emergencia especial, además de que tiene la facultad de multar y clausurar los establecimientos que incumplan con las medidas de seguridad impuestas por la dependencia.

Añadió que las gasolineras son establecimientos de alto riesgo y pueden ser sujetos a sanciones que van desde los 500 días de salario mínimo hasta los 2 mil días. Dijo que, aun sin reglamento, el Municipio está facultado para hacer revisiones, y hacer cumplir las medidas de seguridad.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba