Información

Fundación Josefa Vergara cuenta con 91 inmuebles, además del Teatro de la República

Por: Camelia Robles

PARA DESTACAR: Una consulta realizada el 20 de junio en el Registro Público de la Propiedad encontró un inventario de 91 propiedades pertenecientes a la Fundación Josefa Vergara y Hernández I.A.P. que suman 24 mil 729.38 metros cuadrados, aproximadamente 25 veces el Teatro de la República.

Más de 75 mil personas han sido apoyadas por La Fundación Josefa Vergara y Hernández desde el siglo XIX

“…Se digan por mi alma doscientas misas rezadas a la pitanza de un peso…” dejó escrito María Bárbara Josefa Dominga Vergara Hernández como parte de su última voluntad en su testamento fechado el 10 de enero de 1798. En el documento  se lee “Nombro por mi albacea testamentario tenedor de mis bienes al Ilustre Ayuntamiento de esta noble Ciudad”. Desde el momento de su muerte la riqueza de aquella mujer pasó a ser administrada por el cabildo de Querétaro. Las misiones de beneficencia y filantropía que detalló en el documento prevalecen a 207 años de su deceso.

Murió el 2 de julio de 1809 a los 62 años. A su procesión fúnebre se unieron todas las órdenes religiosas de la ciudad, el regimiento de soldados y el pueblo;  se hicieron repicar las campanas de todas las iglesias al unísono.

Según escribe María Luisa Septién: «El pueblo literalmente se volcó a las calles para despedir a su benefactora». Josefa Vergara y Hernández,  fue la persona más generosa que el pueblo de Querétaro conoció en aquella época y una devota católica, quien dejó descrito la celebración de sus funerales y la orden de celebrar doscientas misas en su nombre al momento de su entierro o un día después.

La misión de Vergara no terminó con su muerte, al dejar como su heredero universal al cabildo de la ciudad, especificó a qué proyectos sería destinada su fortuna. Como la creación de casas hogar, escuelas donde se enseñara a niñas, un depósito de granos para los pobres, hospitales providenciales… todo bajo el sustento de su fortuna en especial de su hacienda, La Esperanza.

Una de sus mayores preocupaciones de Josefa Vergara fue la educación del pueblo en especial la de las mujeres, ya que consideraba que la única oportunidad que tenían de salir adelante era por medio del trabajo de sus manos. Al provenir de una familia muy humilde Josefa Vergara sabía de primera mano las limitaciones y necesidades de los que menos tenían.

Luego de su muerte se formó la Fundación Josefa Vergara, un grupo de personas moralmente competentes para disponer de los bienes y cumplir con las declaraciones de la difunta. En 1881 el gobernador Francisco González de Cosío cambió el nombre por Junta Vergara de beneficencia. En 1992, Enrique Burgos García, le dio a la fundación su carácter de Institución de Asistencia Privada, lo cual según en palabras de su actual director, Calixto Corzo González, «de 1992 pasa a ser una historia completamente nueva», ya que los bienes conservados hasta ese momento se inventariaron y es justo cuando se incluyen propiedades como el conocido Teatro de la Republica.

En opinión de Corzo González, el carácter que se le dio a la Fundación como privada, benefició a la misión social de Josefa Vergara, ya que con los nuevos lineamientos se logró un mejor control de los recursos, así como la rendición de cuentas ante Hacienda.

 

A 207 años de su muerte

La Fundación Josefa Vergara y Hernández I. A. P. continúa con la misión de cumplir la última voluntad de su fundadora. Existe un patronato conformado por diez personas, cuyo presidente es el ingeniero Jaime García Olivares. Dicho patronato se encarga de administrar los bienes de la fundación, procura cumplir con las cláusulas del testamento de Vergara, al mantener en funcionamiento las siguientes instancias.

Una casa hogar para niños y otra para niñas, que se ubican en Guerrero 28 sur y en 5 de Mayo 94  en el Centro Histórico respectivamente. También cuenta con la escuela primaria para ciegos y débiles visuales, en Vicente Suarez 19 en Las Campanas, Querétaro.

Los niños y jóvenes que son beneficiados de estas instituciones, provienen de hogares que están en abandono de alguno o de ambos padres, familias de escasos recursos o de ambientes violentos. A los beneficiarios se les provee de asistencia, alimentación, vivienda, educación y apoyo psicológico. Los niños están de domingo a viernes en las instituciones y los fines de semana regresan a sus hogares para evitar destruir el núcleo familiar. Con este propósito, la Fundación también brinda apoyo psicológico a los padres y tutores de los niños.

El inventario de propiedades de la Fundación es muy amplio, muchas de ellas están en arrendamiento comercial, lo cual hace que la misma institución sea autosuficiente en un 80 por ciento de sus necesidades. Otro tanto de las propiedades están en comodato o arrendamiento bajo, estos lugares son destinados para brindar ayuda a otras instituciones como lo son: la primaria Josefa Vergara y el centro de capacitación técnica para poblaciones vulnerables, en Ocampo 43. El centro de ayuda para la mujer latinoamericana  A.C. en Morelos 113. La institución “Ándale para oír”, padres de niños sordos, A.C. ubicado en Juan de la Barrera 6 en Niños héroes.  La Fundación Alzheimer “Alguien con quien contar, I.A.P.” en Pasteur Norte 35, así como “Ayudando MX, A.C.” en 15 de Mayo en el Centro Histórico de Querétaro.

Todas estas propiedades están a disposición de asociaciones que tienen como fin brindar algún apoyo a la sociedad, y por lo tanto la Fundación Josefa Vergara les brinda los inmuebles en comodatos o arrendamientos bajos.

Calixto Corzo González, al declarar que la Fundación es autosuficiente en un 80 por ciento, puntualizó que el otro 20 por ciento se obtiene de donativos a través de tarjetas de crédito, ONG y patrocinios de empresas.

 

El patrimonio que ha sobrevivido

Una consulta realizada el lunes 20 de junio en el Registro Público de la Propiedad encontró un inventario de 91 propiedades pertenecientes a la Fundación Josefa Vergara y Hernández I.A.P. que suman 24 mil 729.38 metros cuadrados, aproximadamente 25 veces el Teatro de la República, propiedad de la Fundación.

Dichas posesiones consisten en casonas, y predios que la Fundación utiliza para albergar sus obras de beneficencia, rentar como locales comerciales y mantener en comodato con otras instituciones. También se encontró el registro del Teatro de la Republica que lo acredita como propiedad legitima de dicha organización.

A través de la consulta en el Registro Público de la Propiedad se encontraron 11 predios en la calle Leona Vicario en línea del número 36 al 46, propiedades que cubren un área de mil 557 metros cuadrados. En la calle José María Morelos se localizan 17 propiedades contiguas numeradas de 97 al 121 y que miden en total mil 76 metros cuadrados. En la avenida Ezequiel Montes, según consta en el inventario, se encuentran 6 propiedades que suman una superficie de 587.85 metros cuadrados y están marcadas en predios del 19 al 24.

En la calle Miguel Hidalgo, también en el Centro Histórico, se registraron tres propiedades con una superficie de 948 metros cuadrados. En calzada de Colón numero 2 existe una propiedad de 2 mil 308 metros cuadrados de área. En la Calle Vicente Guerrero aparecen dos inmuebles: uno en el número 28 con un área de 6 mil 912 metros cuadrados y otro en el número 16 con 512 metros cuadrados.

La Fundación Josefa Vergara y Hernández I. A. P., también posee un inmueble en Rio de la Loza 12 que mide 375 metros cuadrados. En la avenida 16 de Septiembre en el numero 74 hay una propiedad de 445 metros cuadrados. Y en Avenida 5 de Mayo está un inmueble de 2 mil 862 metros cuadrados marcado con el número 94.

En Luis Pasteur, la Fundación registró 19 propiedades, las cuales tienen una superficie total de 2 mil 728 metros cuadrados. En avenida 15 de Mayo, hay siete inmuebles que van del número 48 al 66 y miden 756 metros cuadrados. También en la calle José María Pino Suárez se localizan 14 inmuebles que suman mil 346 metros de área.

En la calle Melchor Ocampo, están 6 inmuebles de la Fundación con un área de 659 metros. Aparece en el registro una propiedad en Juan de la Barrera que mide 330.53 metros cuadrados. Finalmente el documento cierra con los datos de propiedad del Teatro de la Republica que mide mil 37 metros cuadrados de superficie.

El director, Calixto Corzo González, comentó que la cantidad de inmuebles es grande, pero también los gastos de mantenimiento son elevados y la Fundación trata de mantener en lo posible el patrimonio que es rentable.

 

Impacto social a través de la historia

De acuerdo con las cifras de la Fundación, las personas que han sido apoyadas a lo largo de la historia, se calculan por periodos de tiempo. Se estima que de  1809 a 1881 hubo 21 mil 600 beneficiarios, de 1881 a 1992 se apoyó a un aproximado de 49 mil 950  y de 1992 a 2016 se han ayudado a más de 3 mil 600 personas.

En 207 años que lleva viva la fundación se han apoyado directamente a un aproximado de 75 mil 150 personas. En estas cifras no se cuentan los beneficiarios de otras instituciones que son apoyadas por la fundación. Corzo González declaró que el número de beneficiarios es imposible de calcular, pero que seguramente rebasa el millón.

 

El Teatro de la Republica: el proyecto y la indignación

El 2 de junio, los medios de comunicación dieron a conocer que el Teatro de la Republica, ubicado en el Centro Histórico de Querétaro, y propiedad de la Fundación Josefa Vergara, era puesto a la venta con una valor de 100 millones de pesos. En un comunicado de la Fundación se lee «La Fundación Josefa Vergara y Hernández I.A.P., propietaria del Teatro de la Republica, ha informado que el histórico inmueble no está en adquisición, sino que se busca que pase a formar parte de los bienes de la nación».

Según el Director Corzo González, existe la intención de que el inmueble pase formar parte del patrimonio nacional desde hace más de siete años. Durante el paso de las diferentes administraciones, se planteó la propuesta, la cual no fue tomada en cuenta hasta esta administración que preside el gobernador Francisco Domínguez.

El gobernador estuvo de acuerdo con la propuesta y se ofreció para ser el intermediario en las negociaciones con el ejecutivo según palabras de Corzo González. También se plantearon los objetivos de la venta, cuyo presupuesto será destinado a la creación del proyecto “Ciudad Josefa Vergara”.

El inmueble conocido como el Teatro de la República, inaugurado el 2 de mayo de 1852 y originalmente nombrado como Gran Teatro de Iturbide, pasó a ser parte del albacea en 1992. Con el inventario que se realizó, se determinó que el edificio fue construido en un predio que pertenecía a la Fundación Josefa Vergara. El Teatro de la Republica es un icono en la historia no solo de Querétaro, sino de todo el país.

El 15 de septiembre de 1854, el teatro, fue una de las sedes para estrenar el Himno Nacional;  en 1867 se usó como lugar para llevar los juicios de Maximiliano I de México; en 1916 fue elegido para celebrar el Congreso constituyente que dio como fruto la actual Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Seguir con la labor social.

El proyecto Ciudad Josefa Vergara se planea construir en un terreno aproximado de 70 mil metros cuadrados. En el cual estarán las siguientes obras:

Un albergue para niños, uno para niñas y otro para ciegos, cada uno con capacidad para 100 personas. También se anexarán las escuelas preescolar, primaria y secundaria para dichos niños, así como un auditorio para eventos y servicios religiosos. El director de la fundación recalcó la importancia de «hacer justicia a la obra de Josefa Vergara» y dijo que de obtener el recurso por el Teatro de la Republica se invertirá el 100 por ciento al proyecto.

Enfatizó que los actuales inmuebles donde están las casas hogar para los niños, no son los adecuados para solventar las necesidades de los pequeños,  ya que son muy antiguos y no hay suficiente espacio. También destacó que hay muchos menores que requieren la atención y no han sido canalizados por falta de instalaciones.

Calixto Corzo González, mencionó que el proyecto se está gestando desde hace tiempo. La Fundación proporcionó un video,  en el cual se muestra el posible diseño de la infraestructura. Corzo González comentó que la fundación ha invitado a unirse al proyecto a las diferentes instancias  de gobierno, tanto el estatal como el municipal. Hasta ahora no se ha concretado nada.

El director lamentó,que debido a la reacción que hubo en la sociedad queretana con el asunto del Teatro de la Republica, algunos de los benefactores de la fundación retiraron sus fondos con el argumento de que había recursos más que suficientes para solventar las necesidades de las instancias de atención.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba