Información

Futbol “amortigua” descontentos y frustraciones sociales

Por Abril Suárez Romero

“El futbol es un símbolo universal, como ningún otro deporte, de intensa explosión emocional, de realización personal, de grandes aspiraciones; un símbolo de lo que vale la pena en la vida, pues también es un factor que entraña con una gran intensidad la cuestión de la libertad personal. Pocos deportes se pueden comparar en este aspecto”, afirmó Augusto Peón Solís, catedrático de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UAQ.

Precisó además que este deporte políticamente es relevante para cualquier gobierno ya que es un fenómeno que puede amortiguar descontentos, crisis y darle sentido de esperanza a la gente en situaciones complejas, por lo que afirmó que el futbol es prácticamente parte inherente de la vida de los pueblos y de los gobiernos de la mayor parte de las naciones del mundo.

Además agregó que desde otro punto de vista existe una conexión con la política porque muchas veces, como el caso de México, se puede establecer un paralelo entre la manera de hacer política en el país y la manera de manejar el futbol, en contraste, por ejemplo con países como Inglaterra, con su gran tradición futbolera, donde hay un paralelo entre su manera de jugar el futbol y la manera de ejercer y ordenar su política.

En cuanto a la afición, Peón Solís explicó que este deporte ha sido un factor de compensación para muchos individuos y para muchos sectores debido a una característica: se puede practicar en cualquier lado, desde una cancha profesional, un parque, hasta en la calle, lo que provoca un proceso de inclusión social que otros deportes como el tenis o el golf no logran.

Esta limitante, dijo, no es sólo de deportes elitistas sino de otros populares como el box, que tampoco puede practicarse en cualquier lugar.

“El futbol tiene esa impresionante versatilidad que le da una connotación de lo que es realmente la cuestión popular, por el acceso fácil, rápido y con muy poco costo”, expresó el académico.

En cuanto a la capacidad de este deporte para ser un factor de cohesión social y de amplia penetración en la vida cotidiana, Augusto Peón señaló que este deporte crea un “fuerte” sentido de pertenencia, porque permite al aficionado sentir la identidad y tener el sentido de que se busca algo común, pues aunque esto dependa de los colores del equipo, se convierte en una forma de vida que se aprecia diariamente.

Explicó que el futbol se ha universalizado, al tener un nivel de penetración mayor que los otros deportes, debido a su característico sello democrático en el sentido de la cantidad de gente de diversos estratos sociales y económicos que le siguen, esto logra desvanecer en un sentido importante lo que sucede en el resto de los deportes.

Finalmente, Augusto Peón Solís manifestó que el futbol es tan “avasalladoramente intenso y emocional”, además de manipulado por medios de comunicación y gobiernos mismos, que termina en algunos casos convirtiéndose en una verdadera droga, una adicción que causa gran participación de la gente y ayuda a cohesionar grupos enteros en diversos sentidos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba