Información

Gobernantes priorizan intereses de tabacaleras antes que espacios libres de humo

Por: María Rodríguez

PARA DESTACAR: Las leyes se han desechado por un supuesto cabildeo en la Legislatura local de un representante de ‘Philip Morris’ y el veto del exgobernador Calzada por considerar que violaba los derechos de la industria tabacalera.

En contraste con el panorama mundial en el que se favorecieron las políticas de salud antitabaco en Uruguay por encima de intereses comerciales de la tabacalera Philip Morris, en el estado de Querétaro se rechazaron en los dos periodos anteriores las iniciativas de ley que buscaron garantizar la salud de los no fumadores con espacios 100 por ciento libres de humo de tabaco y apenas se ha considerado en la LVIII Legislatura.

A principios de este el mes, el Centro Internacional para Arreglos de Diferencias a Inversiones, parte del Banco Mundial, emitió un fallo a favor de la República de Uruguay luego de que la empresa tabacalera multinacional ‘Philip Morris’ interpuso una demanda a este país bajo el argumento de que afectó su impacto comercial con las disposiciones de salud que fueron aprobadas en este país como la eliminación del diseño de los paquetes de cigarros y la prohibición de diferenciar los cigarros “light” por dar falsa percepción de ser menos dañinos.

Por el contrario, Gisela de Jesús Sánchez Díaz de León, fundadora de Salud y Género A.C., expresó que en Querétaro los intereses económicos de las tabacaleras sí han frenado en dos ocasiones la Ley que regula los Espacios 100 por ciento Libre de Humo en diferentes etapas del proceso legislativo.

La primera ocasión se relacionó a uno de los representantes de ‘Philip Morris’ haciendo cabildeo en la Legislatura local y la segunda, el propio gobernador del estado vetó la ley por considerar que violaba los derechos de la industria tabacalera.

Desde 2003, México forma parte del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (a la que pertenecen otros 168 países, entre ellos Uruguay), en este tratado se establece en su artículo 5 de obligaciones generales, específicamente, que no debe privilegiarse a los beneficios comerciales por sobre los de la salud:

“A la hora de establecer y aplicar sus políticas de salud pública relativas al control del tabaco, las Partes actuarán de una manera que proteja dichas políticas contra los intereses comerciales y otros intereses creados de la industria tabacalera, de conformidad con la legislación nacional”.

Díaz de León señaló que luego de entrar en vigor a nivel federal la Ley antitabaco en el 2009 por dicho convenio internacional, Salud y Género intentó que se aprobara en el estado una Ley que protege a los ciudadanos del humo del tabaco en el 2012.

Sin embargo, según Gisela Sánchez, luego de que se realizaron diversas mesas de trabajo con la Comisión de Salud en la Legislatura, pudo reconocer a un representante de ‘Philip Morris’ al interior de la legislatura, dos días después el proyecto de ley fue votado en contra.

“En el 2012 cuando fue la primera, yo participé en esa ley; se dialogó mucho, se hicieron muchas mesas y todo y… dos días después que un representante de la ‘Philips Morris’ se presenta en la Legislatura, dos días después en lo oscurito, porque teníamos un acuerdo de que nos iban a invitar a la Comisión de Salud, pues repentinamente se reúne la Comisión de Salud y desechan la iniciativa de ley”

Según Sánchez Díaz, uno de los argumentos presentados por José Luis Aguilera Rico, integrante de la comisión y actual secretario del Trabajo en el estado, fue que esa ley violaba los derechos de los fumadores y que además no podían aprobar nada que no estuviera incluido en la normatividad federal.

Por otra parte, ajeno a la visión de Aguilera Rico, el actual titular de la Oficina Nacional para el Control del Tabaco, Juan Arturo Sabines Torres expresó a través de un comunicado de prensa que entre las medidas para colaborar en el cumplimiento de los lineamientos del tratado internacional al que México pertenece estaba la inclusión de 11 estados de la República que contaban con su propia normatividad estatal.

Posteriormente, en el 2014, los diputados de la LVII Legislatura del Estado de Querétaro aprobaron esta Ley que se rechazó en etapas tempranas del proceso. Esta vez fue impulsada por el entonces diputado panista Enrique Correa Sada. Sin embargo, el entonces gobernador del estado José Calzada Rovirosa vetó la publicación de ley bajo el argumento de es “violatoria de los derechos fundamentales de la industria del tabaco y el comercio asociado”.

Luego de que los comentarios del gobernador fueron emitidos ningún diputado perteneciente a ese periodo del poder legislativo presentó nuevamente una Ley similar.

A la fecha, Gisela Sánchez expresó que han intentado volver a promover la ley, sin embargo, no han existido propuestas claras y no se ha visto el interés de la diputada María Alemán Muñoz Castillo, presidenta de la Comisión de Salud y Población, al someter a consulta las disposiciones a las que, según el convenio internacional, están obligados a legislar.

Gisela Sánchez expresó su interés en continuar buscando la aprobación de la Ley que promueve los espacios libres de humo y confió que el veredicto internacional mostrará un nuevo panorama a la República mexicana.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba