Información

Gobierno Estatal beneficia a presidente de los constructores

 

Por Eduardo Martínez

 

De acuerdo con la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE), Abraham González Martell, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Querétaro, fue beneficiado, de manera ilegal, por la Comisión Estatal de Caminos (CEC) en la ejecución de obra pública durante el segundo semestre de 2010.

Según el informe de la ESFE que se encuentra en la Gaceta Legislativa correspondiente al día 17 de febrero de 2012, son 28 los incumplimientos detectados dentro de la Comisión Estatal de Caminos (CEC).

De estos incumplimientos, por lo menos siete corresponden a irregularidades de licitación y adjudicación de obra pública.

Entre las anomalías destacan la celebración de contratos con proveedores no empadronados de manera legal; la contratación de proveedores cuya documentación no acredita la solvencia económica y capacidad para la producción o suministro de mercancías, y el otorgamiento de proyectos a empresas cuyas propuestas técnicas contaban con deficiencias.

Tanto González Martell como su padre, Abraham González Contreras, se encuentran entre los proveedores que no fueron incorporados de forma legal al padrón de proveedores de obra pública, siendo que la CEC tiene registrados diversos contratos con ambos.

La compañía de González Contreras se encuentra, además, entre las que no acreditan de manera oficial su solvencia económica para llevar a cabo las obras públicas que se les adjudican.

En la página tres del Acta de Sesión de Comité de Selección de Contratistas que maneja la CEC, un miembro del comité propone a González Martell para ser contratado en la obra de “Mantenimiento con Riego de Sello del km. 0 al km. 20+000, de la Carretera Estatal No. 540 (que va de la ciudad de Querétaro a Chichimequillas)”.

Sin embargo, dentro del punto C del inciso II que hay dentro de esa misma acta, se estipula que los integrantes del comité de contratación “deberán abstenerse de proponer contratistas que cuenten con algún interés personal, familiar o de negocios, a nivel institucional, para él, su cónyuge o parientes consanguíneos hasta el cuarto grado”.

Según la ESFE, esto sugiere que tanto González Martell, en su calidad de presidente estatal de la CMIC, como su padre, tendrían que quedar forzosamente excluidos de cualquier propuesta de contratación por parte de la CEC.

La ESFE asegura que, aparte de estas irregularidades, González Martell presentó deficiencias dentro de las pólizas de fianzas de garantía de su empresa con relación a la obra anteriormente citada, razón por la que su contrato tendría que ser revisado por parte del comité de contratación de la CEC.

Pues no hay ningún documento que certifique el pago de una fianza que supuestamente se contrató por un millón 145 mil pesos para asegurar la obra.

En lugar de esta documentación, sólo existe un pagaré a nombre de González Martell por la misma cantidad, que no cumple con los requisitos de fiscalización.

También presenta problemas de licitación el contrato realizado con el presidente de la CMIC para la obra de “Mantenimiento con Renivelación y Sello del km 0+000 al 2+000, del 8+000 al 13+000 y del 17+000 al 20+000 carretera Estatal No. 330”, el cual contiene cuatro inconsistencias relacionadas con los cargos pagados al contratista por parte de la dependencia.

Las primeras dos irregularidades tienen que ver con equipos cuyos costos reportados por González Martell fueron superiores a lo que tiene contemplado la CEC.

Asimismo, la propuesta económica presentada por el comité de contratación incluyó pagar a González Martell los cargos de “almacenamiento”, siendo que este rubro no se encuentra contemplado dentro de lo que debe cubrir la dependencia.

Por otro lado, el presidente de la CMIC reportó como total de gastos indirectos una cantidad similar al 12.5 por ciento del porcentaje de lo que se maneja en oficina central, siendo que los cálculos de la ESFE indican que los gastos indirectos no superaron el 4.09 por ciento del total de oficina central.

También fue contratado para la obra Distribuidor Vial Bicentenario

Lo documentado por la ESFE no es la primera vez que González Martell se ve involucrado en irregularidades vinculadas con la CEC.

En octubre de 2010, este semanario recibió información a través de solicitud de acceso a la información, donde se documenta que el presidente de la CMIC ya ha sido contratado por la dependencia en ocasiones anteriores, presentándose situaciones irregulares en torno a estos contratos.

Abraham González Martell fue contratado para la colocación de pavimentos de concreto asfáltico en las vialidades y pasos superiores del Distribuidor Vial Bicentenario, ubicado en el boulevard Bernardo Quintana (Tribuna de Querétaro 595).

Así mismo, también se le contrató para la construcción de terracerías, obra civil y obras complementarias del Paso Superior en el Boulevard Bernardo Quintana que se encuentra sobre la avenida Corregidora Norte.

En ambos casos, se presentó falta de documentación en los contratos y el presidente de la CMIC recibió sumas superiores a los 14 millones de pesos por la ejecución de las obras correspondientes.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba