Información

Grandes obras benefician a pocas personas: Urbanista

Por Alfredo Rodríguez / Carlo Aguilar

 

Es necesario que se cambie el enfoque gubernamental que apuesta a construir grandes obras dirigidas a un pequeño porcentaje de la población que cuenta con automóvil, por otro que se base en la apuesta al transporte público, al fomento de los medios de traslado alternativos como la bicicleta, a proyectos que den prioridad al peatón y busquen “hacer ciudad”, expuso el arquitecto urbanista Jorge Vázquez-Mellado Zolezzi.

El maestro en Arquitectura por la Universidad Nacional Autónoma de México y autor del libro El nuevo Santiago de Querétaro, problemas y soluciones de la metrópoli, señaló que de haberse invertido en Querétaro mil millones de pesos en el transporte público, en vez de gastarlos en la construcción de sólo tres distribuidores y pasos vehiculares, se solucionaría gran parte del problema del caos vial.

Aseguró que por cada millón de pesos invertido en transporte público, el gobierno se ahorraría 200 millones en vialidades y puentes.

El problema, explicó Vázquez-Mellado, es que todos estos proyectos se realizan bajo razones exclusivamente políticas y no sobre criterios urbanos, o los que benefician a la mayor parte de la población.

“Parece que el transporte público no va a lucir, parece que no voy a hacer algo, que no voy a dejar como huella mi gran obra (…) tenemos que cambiar el enfoque, ver qué me produce más, que me da mejor calidad de vida”, indicó.

El catedrático del Tecnológico de Monterrey campus Querétaro agregó que uno de los problemas centrales en el estado es que los ciudadanos son generalmente excluidos de los proyectos urbanos, no se les dan a conocer las nuevas obras, no se difunden, además de que no existe un análisis previo de los beneficios con organismos u expertos en el tema.

Por estas razones, consideró, es necesaria la creación de un instituto de planeación conformado por ciudadanos.

“La fórmula es un instituto ciudadanizado que pueda ser el generador de proyectos, y digo esto porque hay taxistas, amas de casa y urbanistas. Cualquiera puede incorporarse, porque cualquiera puede tener una mejor idea, incluso que un urbanista, porque diario va a ciertas zonas de la ciudad y ahí ve la problemática de una manera muy específica y ahí puede aportar y enriquecer la ciudad”, expuso Vázquez-Mellado.

El urbanista señaló que las últimas administraciones estatales y municipales en Querétaro se han dedicado a imitar el modelo americano de ciudad, lo que ha trascendido negativamente, porque las ciudades se han ido diseñando para los automóviles.

Señaló que se ha demostrado que entre más se aumentan las vialidades, más crece el número de vehículos, por lo que esta visión ya es obsoleta.

Agregó que grandes ciudades como Boston, San Francisco y Houston, ya han comenzado a implementar esquemas urbanos distintos, diseñados sobre todo para el ciudadano. Explicó que con la construcción de grandes puentes y vialidades las ciudades se van segregando: se pierde peatonalidad, se pierde conectividad a nivel peatonal, cuando lo que se debe de buscar es lo contrario: hacer ciudad.

 

Necesario incluir a ciudadanos en la planeación

Jorge Vázquez-Mellado Zolezzi, quien ya ha realizado varios proyectos de planeación urbana para municipios del estado, habló también sobre las obras construidas en el actual sexenio, como el Distribuidor Vial Bicentenario, sobre el que consideró, tiene una calidad de construcción única, sin embargo, hubo errores de urbanismo, como entrecruzamientos muy peligrosos, en donde se dan constantemente accidentes.

Sobre el Distribuidor Vial Constitución de 1917, afirmó que dicho cruce debió intentarse hacer de forma subterránea.

Agregó que se produjo una importante reducción de la superficie de rodamiento sobre Paseo Constituyentes en los dos sentidos, lo que hace más conflictivos esos puntos al crear un cuello de botella permanente. De igual forma, para incorporarse a la calle de Zaragoza se dejó un solo carril, lo que ya está creando ciertos problemas.

Señaló que además en estos dos proyectos no se tomó en cuenta al peatón. En el Distribuidor Vial Bicentenario hicieron un túnel de paso, pero es poco seguro en horas de la noche. Igualmente, se construyó una plaza que está escondida, así como una fuente totalmente aislada.

En el puente Constitución de 1917, tampoco existe la peatonalidad a pesar de que se pudo aprovechar que la zona estaba rodeada de áreas comerciales para generar un corredor con un flujo importante de personas, dijo el especialista.

Igualmente, el arquitecto criticó la obra que realizó el Gobierno Municipal de Querétaro en el cruce de Corregidora y Bernardo Quintana, en donde, aseguró, no se vio ningún beneficio más que la instauración de retornos para los automóviles antes de los semáforos.

“Es lo único aceptable de la obra, pero eso se podía haber hecho con la misma estructura que estaba arriba. Era una cuestión de tunelaje, de hacer un cruce abajo de Bernardo Quintana y les hubiera costado el 20 por ciento de esa mega obra que hicieron.

“Son cosas que lamento mucho porque se pudieron haber prevenido con un mejor diseño, con abrir los proyectos (…) Con los errores uno se pregunta en qué estudios se están respaldando, quién hizo este proyecto. No sabemos quién hizo el proyecto del Bicentenario, no lo sabemos, tampoco quién hizo el de la Constitución de 1917(…)

“Insisto, no hay planeación, no hay un retorno, no invitan a la gente a participar, a los expertos”, señaló Vázquez-Mellado.

“Son esquemas políticos y el ciudadano no cuenta en esto; cada partido va llevando esto, en una partidocracia que es muy lamentable. De repente todo es azul, luego todo es rojo, es esa mentalidad de que yo voy por mi partido. Creo que el político tiene que ir por el ciudadano (…) cada alcalde llega y hace sus proyectos, y los ciudadanos sólo somos espectadores y eso es lo que tenemos que cambiar”, concluyó el urbanista.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba