Información

Guía Bioética, necesaria ante riesgo de colapso en sistema de salud: Ruiz Canizales

La guía establece la creación de equipos de triaje que serán “los encargados de asignar los recursos escasos de medicina crítica” para “evitar conflictos de intereses, mantener la equidad y evitar la angustia moral al personal de salud a cargo de pacientes críticamente enfermos”.

La complejidad de los dilemas bioéticos es tal que tienen que analizarse con respecto a la coyuntura en la que se discuten, sostiene el coordinador de la maestría en Ética aplicada y Bioética de la Facultad de Derecho, Raúl Ruiz Canizales, quien habló del Proyecto Guía de Triaje para la Asignación de Recursos de Medicina Crítica, en el que se plantean mecanismos bioéticos para que el personal sanitario que combate el Covid-19 pueda elegir “quién sobrevivirá” en caso de un probable desbordamiento del Sistema de Salud.

Dichas discusiones, abundó el académico de la Universidad Autónoma de Querétaro, son interdisciplinarias y se dan en torno a los dilemas morales que se refieren al comportamiento humano con respecto a la vida (humana, animal o vegetal) en la puesta en práctica de los profesionistas.

En ese sentido, para Ruiz Canizales es comprensible la polémica generada por el proyecto de guía: “Que no generara polémica sería lo sorprendente”. El documento, entonces, tiene que entenderse desde “el escenario de excepcionalidad y emergencia en el que estamos viviendo”.

El proyecto presentado por El Consejo de Salubridad General (CSG) el 16 de abril (y que aún no se encuentra accesible en su página oficial) es para Ruiz claro en ese sentido: “únicamente debe entrar en operación si la capacidad existente de cuidados críticos está sobrepasada”; en cuyo caso se pasaría de la “práctica médica cotidiana” a una “práctica de salud pública” en el que el objetivo de la toma de decisiones seríasalvar el mayor número de vidas posible”.

Al triaje “muchos lo han definido como metodologías objetivas de supervivencia” que “no lo inventó” el CSG, sino que “está en sincronía con otras guías de otros países”, asegura el también doctor en Derecho. En ese sentido, la guía establece la necesidad de creación de equipos de triaje que serán “los encargados de asignar los recursos escasos de medicina crítica” para “evitar conflictos de intereses, mantener la equidad y evitar la angustia moral al personal de salud a cargo de pacientes críticamente enfermos”.

“La edad y el azar”, la polémica

Desde su prematura filtración, las críticas no faltaron. El académico Sergio Aguayo manifestó su indignación en redes sociales por la falta de preparación del gobierno federal ante la pandemia y la posterior filtración de la guía, asegurando que, ante la falta de respiradores mecánicos “los viejos somos desechables”.

La guía establece un Sistema de Evaluación de la Aparición o Evolución del Fallo Multiorgánico (SOFA) en pacientes que se hallen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El SOFA valora la situación de seis órganos o sistemas en una escala de 1 a 4, en el que además se agregan 2 o 4 puntos por comorbilidades serias (como diabetes, hipertensión, obesidad, inmunodepresión por otro padecimiento, etc.).

Mánelick Cruz Blanco

Periodista y profesore en la FCPS-UAQ y empresario | Director de updateme.news

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba