Información

‘Hasta los dientes’ exhibe crueldad y actuaciones del Ejército mexicano

El documental logra una reconstrucción de los hechos cronológica y aporta los elementos suficientes que muestran la crueldad y responsabilidad del Ejército en el asesinato y manipulación de los cuerpos de los dos estudiantes.

En un país que se ha vuelto un campo de batalla, los muertos tienden a olvidarse para formar parte de cifras oficiales. Sin embargo, algunos se resisten al olvido y claman por justicia.

Hasta los dientes’ (2018) del director Alberto Arnaut y el productor Erick García, es un largometraje documental que se presentó como parte de la plataforma justicia del Festival Ambulante, Gira de Documentales, que visitó Querétaro del 12 al 19 de abril.

Un auditorio concurrido estuvo en la proyección en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro. Al finalizar, los realizadores dialogaron con los presentes acerca de la producción y objetivo del documental.

“Dos sicarios armados hasta los dientes” así reportaron los medios de comunicación de Monterrey la mañana del 19 de marzo del 2010, cuando dieron la noticia de que el Ejército mexicano había tenido un enfrentamiento contra miembros del crimen organizado y había logrado abatir a dos sicarios.

Lo que nadie se imaginó, fue que los jóvenes asesinados no eran sicarios y tampoco tenían una sola arma, sino que fueron atacados por soldados al salir del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), donde realizaban sus estudios de maestría.

En su momento, cuando Felipe Calderón (2006-2012) anunció que combatiría el crimen organizado con ayuda del Ejército, todo el mundo le festejó la guerra que sin saber se avecinaba. Hasta 2017, según reportes del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) la cifra de bajas civiles por la guerra contra el narcotráfico se estimaba en 174 mil 652 personas.

Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco Arredondo Verdugo, fueron asesinados por el Ejército mexicano; sus cuerpos fueron manipulados y les impusieron armas, los acusaron de sicarios y hasta la fecha la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no ha aceptado su responsabilidad en el asesinato de dos estudiantes modelo del ITESM.

Alberto Arnaut comenzó a trabajar en su documental en 2011, luego de enterarse que su amigo Javier Francisco Arredondo Verdugo había sido víctima del ejército. En un principio se trata de un homenaje, pero pronto se dio cuenta que podía lograr un material que recuperara los hechos de aquella madrugada del 19 de marzo del 2010.

El documental logra una reconstrucción de los hechos cronológica y aporta los elementos suficientes que muestran la crueldad y responsabilidad del Ejército en el asesinato y manipulación de los cuerpos de los dos estudiantes.

También puede observarse la nula respuesta de las autoridades del ITESM, que trataron de lavarse las manos y no exigieron justicia para sus estudiantes. “Debemos cuidar las formas” dijo el entonces rector, Rafael Rangel Sostmann, al padre de uno de los asesinados, luego de salir de la morgue y comprobar que su hijo estaba muerto.

A las autoridades del Tecnológico no les importó que hubieran asesinado a dos de sus estudiantes, no exigieron que se desmintiera la versión de que eran sicarios, ni tampoco pidieron justicia. De hecho, parece que no dimensionaban la gravedad del asunto de acuerdo con sus declaraciones insensibles que hacen para el propio largometraje.

Dos chicos de clase media, que no eran hijos de empresarios, ni de soldados (que entonces abundaban en el Tecnológico de Monterrey) sino que habían logrado entrar con beca de excelencia, desaparecieron y de no ser por las exigencias de sus padres, nadie se había percatado de su ausencia.

El documental reúne los testimonios de los familiares de los jóvenes, los videos de seguridad que fueron recuperados luego de que la milicia se llevará las cintas, las bitácoras de los guardias de seguridad que estuvieron aquella noche y donde se lee claramente que se habían herido a dos estudiantes en la balacera.

Un periodista narra cómo el Ejército no tomó las precauciones necesarias y montó un operativo bajo un puente y un cruce que eran concurridos por civiles; una civil cuenta cómo llegó hasta la zona porque no había ninguna señal de advertencia y cómo vio y grabó a los militares cuando entraban en al ITESM. Ella nunca se imaginó que los perseguidos eran estudiantes que salían a cenar.

Entre testimoniales dolorosísimos, videos de seguridad llenos de crueldad y actuaciones de Margarita Zavala, Jaime Rodríguez Calderón y varios rostros conocidos de la corrupción, Arnaut logra un retrato de la injusticia mexicana.

‘Hasta los dientes’, clama por justicia y le da voz a los que ya no están. Busca concientizar a la población e instituciones para que después de 10 años los asesinos de Jorge y Javier paguen su delito y sus altos mandos sean responsabilizados en lugar de recibir ascensos. Las familias de los estudiantes esperan por respuestas y exigen justicia. #TodosSomosJorgeyJavier

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba