Información

Hay complicidad entre autoridades locales y narcos: Monreal

El diputado federal aseguró que la inacción de los órganos de inteligencia así lo sugiere

Por: David Eduardo Martínez Pérez

Las autoridades y los cuerpos de seguridad de Querétaro tenían conocimiento de que Héctor Beltrán Leyva —narcotraficante detenido en San Miguel de Allende, Guanajuato, el miércoles 1 de octubre en operativo de la PGR— residía en el estado y “no actuaron”, alertó Ricardo Monreal Ávila, secretario de la Comisión de la Defensa Nacional en la Cámara de Diputados federal.

“Quienes pensaban que Querétaro estaba exento de este tipo de circunstancias han estado equivocados porque aquí hay también capos (…)

“Las autoridades de Querétaro sabían que existía este capo y no actuaron. Simplemente ellos dirán que es un delito federal, pero si sus órganos de inteligencia no se dan cuenta de quiénes están, quiénes entran, conviven, entonces hay complicidades”, consideró.

La aseveración del diputado federal obedeció al hecho de que Beltrán Leyva llevaba por lo menos cuatro meses residiendo en la capital del estado.

Además, ya se contaba con antecedentes de otros capos que residían en la entidad, como el caso de Enrique ‘Kike’ Plancarte, líder del cártel de “Los Caballeros Templarios” que fue abatido en el municipio de Colón por elementos de la Secretaría de Marina.

“La gente está muy preocupada cuando existe este tipo de situaciones, porque entonces se habla de complicidades entre la policía, los gobernantes y los jefes de los capos. Eso significa, pues, que la inseguridad se ha ido quedando aquí’.

En este sentido, el legislador federal consideró que personajes de la política local han estado trabajando para encubrir acciones de grupos vinculados con el crimen organizado.

“Cada vez se observa más la descomposición del tejido social. Lo mismo se observa la presencia de capos que la vinculación de políticos con los capos, es decir, cuando el crimen organizado avanza, es porque se permite, se tolera o hay complicidades”, insistió

El “aquí no pasa nada” es una estrategia electorera

Entrevistado en el Centro Integral de Medios (CIM) en el marco de la presentación de su libro “La privatización del petróleo. El robo del siglo”, el exgobernador de Zacatecas consideró que decir ‘aquí no pasa nada en materia de inseguridad’ es una estrategia ‘electorera’ para que sigan ganando los “mismos” políticos.

“Es difícil vencer este bipartidismo donde tanto el PRI como el PAN son lo mismo y ninguno representa una perspectiva de cambio, además de que los dos están coludidos en complicidades que afectan a la sociedad”, denunció.

Sentenció que también hay evidencia de presuntos vínculos entre diputados federales del PAN y del PVEM (Ricardo Astudillo Suárez) con elementos del crimen organizado. En particular, con los responsables financieros de estos cárteles.

“Veo una gran cantidad de recursos económicos tirados en la campaña del PVEM en todo el país, en cine-minutos, en vallas. ¿Quién financia esta campaña? ¿Qué hay detrás de todo esto?”, cuestionó.

México será un Estado genocida

Sobre los casos de agresiones a civiles por parte de elementos del orden a nivel federal, como los casos de Tlataya (Estado de México) y los estudiantes de la Normal de Guerrero que siguen desaparecidos, Monreal Ávila advirtió que las agresiones y masacres provienen de “escuadrones de la muerte”. Advirtió que estos grupos son tolerados, auspiciados, pagados por autoridades.

“Lo que pasó en Tlatlaya, o la masacre generalizada de estudiantes en lo que es el estado de Guerrero, son crímenes internacionales que, si continúan de manera sistemática, se convertirán en genocidio.

“México está próximo a ser considerado un gobierno genocida que comete crímenes de lesa humanidad, en caso de que no aparezcan estos jóvenes normalistas o que se sigan cometiendo estos crímenes por parte del Ejército o la Marina.

El exsenador de Movimiento Ciudadano durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa consideró que se está “restaurando” ahora el viejo régimen porque la represión, la desaparición forzada y la persecución de líderes sociales “están muy claras”.

También denunció la existencia de un presunto contubernio entre tres partidos políticos: PRI, PAN e “incluso un partido de la izquierda”, el PRD, que tiene como objetivo fundamental el que estos partidos se “repartan el pastel” de recursos públicos y prebendas.

Finalmente, indicó que la fragmentación de la izquierda en Querétaro, dónde no se concretan alianzas entre el PRD, MORENA, PT y Movimiento Ciudadano, obedece a razones de “inmadurez política”, pero también de un ‘bipartidismo obcecado’ en el que la gente no deja de votar por el PANo por el PRI pensando que ahí están las opciones.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba