Información

Hombres también pueden padecer cáncer de mama

Al igual que en las mujeres, el cáncer de mama en hombres suele tener causas poco conocidas y parcialmente caracterizadas, según reporta el Instituto Nacional de Cancerología (Incan)

Los varones tampoco están exentos del cáncer de mama, pues aunque puede presentarse en uno de cada 100 hombres, suele ser más agresivo, situación que se complica con la poca difusión respecto a la enfermedad. Esto mismo suele llevar a una detección en una etapa avanzada.

Desde 2006, el cáncer de mama se volvió la primera causa de muerte de mujeres en el país; casi 5 mil decesos anuales acorde a datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Por ello, las campañas sobre este mal han mantenido su enfoque en la prevención y atención de las mujeres.

En el caso de los varones, además de la baja probabilidad de que tengan cáncer, es común que se presente en una edad tardía que rebasa los 70 años. Al igual que la mujer, el cáncer de mama en hombres suele tener causas poco conocidas y parcialmente caracterizadas, según reporta el Instituto Nacional de Cancerología (Incan).

En los hombres el tejido mamario se debe entender como un órgano rudimentario el cual no se desarrolló completamente. El tipo histológico del cáncer de mama es predominante en el “carcinoma ductal invasivo”, según el Instituto Nacional de Cancerología.

Detección es tardía

El cáncer de mama en hombres tiene cinco etapas de desarrollo. En la etapa cero, el tumor maligno se encuentra más focalizado y es fácilmente tratable; durante la cuarta etapa se encuentra diseminado en otras partes del cuerpo y el tratamiento es exclusivamente para brindar la mejor calidad de vida hasta el deceso a causa de la enfermedad.

La etapa en que se encuentre al ser diagnosticado es determinante en el éxito terapéutico e incide en las probabilidades de supervivencia. Así, en la etapa cero hay 95 por ciento de probabilidad de sobrellevar la enfermedad. En la etapa uno es de 88 por ciento, baja a 66 por ciento en la etapa dos, a 36 por ciento en la tercera fase y es de apenas 7 por ciento en la etapa cuatro. En México, 90 por ciento de los casos detectados son en las etapas tres y cuatro.

Es importante resaltar que los antecedentes familiares de cáncer de mama, entre otros factores como la radiación, aumentan el riesgo en un hombre de presentar este tipo padecimiento. Sin embargo, al detectar y diagnosticar la enfermedad se utilizan otras pruebas médicas para examinar y determinar la naturaleza de las células cancerígenas.

Autoexploración

Los varones mayores de 60 años deben inspeccionar sus glándulas mamarias de la misma forma que lo haría una mujer. Ante el hallazgo de una masa palpable de la mama de un hombre, existe una gran gama de diagnósticos que deben ser evaluados por un especialista.

La mayoría de los pacientes presentan un tumor no doloroso y firme localizado en la región subareolar (alrededor del pezón) y al paso del tiempo puede ser doloroso al tacto. Puede darse un incremento de la glándula mamaria hasta derivar en dolores intensos, ulceración, retracciones de la piel y brotes sanguíneos desde la glándula.

El departamento Oncología Médica del Incan recomienda que al notar cambios en el relieve de la dermis o detectar “bultos” identificados como piel arrugada o enrojecimientos de pezones y secreciones de líquido, deben acudir a un especialista.

Hombres y mujeres, supervivencia similar

Lisa Kay Jacobs, profesora en cirugía y asociada al hospital Johns Hopkins de Baltimore, Estados Unidos, explicó la situación histopatológica —el estudio de tejidos enfermos— sobre la cual refiere que hombres y mujeres mantienen un promedio similar de supervivencia una vez detectado.

Hay cuatro tipos de cáncer de mama en el hombre. El primero, carcinoma ductal infiltrante, en el cual el virus se diseminó más allá de las células que revisten los conductos mamarios; estadísticamente es la enfermedad más frecuente de esta naturaleza en los hombres.

Le sigue el carcinoma ductal ‘in situ’, con células anormales afectadas por el virus que se encuentran en el revestimiento de un conducto. En el tercero, el cáncer de mama inflamatorio, esta adopta un aspecto hinchado y enrojecido. Finalmente se encuentra la enfermedad de Paget: un tumor que creció hasta la superficie dérmica desde los conductos posteriores del pezón.

Cirugía, radioterapia o quimioterapia

Según información del Cancer Center y del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, el tratamiento puede ser el mismo que el de una mujer con cáncer de mama en etapa temprana, de manera que puede ser operable. La cirugía es una mastectomía. Después de la operación ya no es posible detectar células cancerosas, por lo que se recurre a terapia adyuvante: radioterapias o quimioterapias.

Para combatir el cáncer de mama recidiva locorregional se realiza cirugía y sesiones de radioterapia combinada con quimioterapia. El cáncer de mama masculino metastásico —células cancerosas que se diseminaron a partes distintas del cuerpo— se trata con terapia hormonal; también se realiza terapia dirigida cuando no se logra que el paciente responda a otro tipos de tratamientos. Se realiza quimioterapia para combatir el cáncer en todo el sistema corporal, cirugías como masectomía total o extirpación y finalmente radioterapias.

Además, los laboratorios especializados en oncología ofrecen tratamientos experimentales como la terapia farmacológica con bisfostanatos para reducir la diseminación al sistema óseo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba