Información

“Hubiera sido mejor construir la ciclovía del lado del río”

Por Víctor Pernalete

La obra pública realizada en la avenida Universidad ha traído conflictos en las últimas semanas, sobre todo en la ciclovía creada para que circulen personas con bicicletas, y en la cual siguen transitando y estacionándose vehículos motorizados (Tribuna de Querétaro, 597).

Al respecto, Gabriel Ballesteros Martínez, ex Secretario de Gobierno Municipal y especialista en desarrollo urbano, consideró que hay problemáticas que no se resolvieron y causan el problema actual en la zona.

“El arroyo de tránsito para el transporte que sea siguió siendo el mismo y por más que tú le pintes una línea y dibujes una bicicleta, si no resolviste el problema del estacionamiento en cordón que requieren todos los comercios, viviendas y equipamientos de la zona, difícilmente por sí sola la población se va a acondicionar”, expresó.

“No hay estacionamientos suficientes, no existen las cualidades culturales para entender cuándo hay una restricción. El problema sí puede resolverse, hubiera sido mejor que la ciclovía estuviera del lado del río, incluso sería más agradable, desconozco los motivos por los cuales no fue así”, añadió el ex servidor público.

A juicio de Ballesteros Martínez, la Regeneración Urbana de Avenida Universidad ha sido correcta ya que “favorece el espacio público, permite que los queretanos disfrutemos del río que hemos ido rescatando lentamente”.

Sin embargo, una de los propósitos de la obra realizada en avenida Universidad era conectar el Centro Histórico con la zona de la antigua estación del ferrocarril, y en este sentido, la obra no favorece realmente esta conexión.

“No se rehicieron los puentes. El que está frente al auditorio Arteaga, ahí pudo hacerse una terraza que permitiera conectar la zona del polígono de la UNESCO (que es el Jardín de los Platitos y la vieja estación de ferrocarril), y la conexión peatonal pudo haberse hecho de una manera más rica. Hoy sigue habiendo dos lados, seguimos teniendo el Querétaro de la otra banda”, recordó.

Ballesteros Martínez opinó que una de las mayores problemáticas de esta obra es que no se dio a conocer; si bien se anunció, el proyecto como tal no se pudo revisar y no permitió la opinión ciudadana al respecto.

“El proyecto no lo conocimos, los queretanos lo vimos anunciado, lo vimos cuando se inauguró y se presentó la idea, pero en la academia y en la oportunidad de alcance que yo tengo, no pude conocerlo y saber cómo iba a ser”, finalizó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba