Información

Incertidumbre y segundas opciones por falta de medicamento contra VIH

Recordó que un amigo con VIH (…) le aconsejó que dejara pasar 15 días para empezar a tomar el tratamiento una vez que se lo surtían, esto para evitar la escasez.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) le debe dos meses de medicina contra el VIH a Edgar Salazar, mismo que ante la escasez del medicamento encontró algunas formas de hacer que los tratamientos que le dan le duren un poco más, pues ante la incertidumbre de no saber cuándo volverán a surtirle una receta, debe “amortiguar” la espera.

Edgar fue diagnosticado con VIH en diciembre de 2014; tuvieron que pasar tres meses para obtener su primera receta; esto por diversos estudios y análisis a los que fue sometido. En este sentido, lo que se tornó complicado con el inicio del tratamiento fue adaptarse a “a vivir o depender de tomarme una pastilla diaria”, compartió Edgar.

Relató que durante el primer año le causó “mucho estrés y conflictos porque al final dependes de una pastilla toda tu vida, entonces el hecho de que se te pase alguna dosis o que no tengas acceso al medicamento sí te genera cierta preocupación”. El hombre de 33 años se cuestionó qué pasaría si “en algún momento literalmente se agota el medicamento por alguna cuestión de presupuesto”; sin embargo, no pensó únicamente en “quedarse con la incertidumbre” y buscar alternativas.

“He padecido el desabasto de medicamento, ya van dos meses que no lo he recibido a tiempo”, destacó Edgar. Recordó que un amigo con VIH a quien acompañó en su proceso, le aconsejó que dejara pasar 15 días para empezar a tomar el tratamiento una vez que se lo surtían, esto para evitar la escasez “por si llegara a suceder algún desabasto o algún problema relacionado a la entrega del medicamento que impidiera que lo siguiera tomando de manera regular”.  Explicó que conservar esta reserva de medicamentos le ha funcionado para amortiguar los dos meses que se ha quedado “sin la entrega a tiempo”.

Desde noviembre de 2019 no tenían medicamento y el que le correspondía lo recibió hasta diciembre: “en enero no recibí medicamento tampoco y en febrero me dieron la receta, fui a farmacia y me comentaron que no les habían surtido, entonces hay que estar dando vueltas para poder adquirirlo”.

Calificó como “complicado” el escenario que se vive ahora, pues recordó que los años anteriores iba a consulta cada tres meses y le daban la recetas resurtibles para el mismo tiempo, pero ahora tiene que ir una vez al mes a consulta sin la garantía de que le puedan surtir las dosis necesarias: “es una pérdida de tiempo y de dinero, me tengo que estar saliendo del trabajo y sí es una constante que me ha estado afectando”, lamentó.

Los problemas con el abasto de medicamentos han afectado a Edgar porque debe ausentarse de sus labores para acudir a la clínica y averiguar si ya pueden entregarle sus dosis. A pesar de lo anterior, aseguró que no se ha acercado “a ningún grupo de ayuda o a una institución”. Si bien, reconoció que este conflicto le “ha afectado en algunas cuestiones”, no ha sido “de manera complicada”, sin embargo, aclaró que “quizás a futuro si esto me genera mayor problema pues entonces sí buscaré la ayuda o ver la posibilidad de cubrir esta parte. Por el momento no ha sido un problema tan grave que no me permita seguir con mis actividades”.

Efectos secundarios

Finalmente, Edgar Salazar compartió que, si bien ya está acostumbrado al medicamento, el mismo le ha detonado efectos secundarios: “mayores problemas de ansiedad, me cuesta conciliar el sueño, me cuesta despertarme temprano por la misma razón”. El medicamento también le ha causado “sueño y pesadez” y aunque reconoció que ha sido “muy flojo siempre, el medicamento ha hecho lo suyo”.

Las pesadillas, el insomnio y la necesidad de modificar su dieta, pues “la grasa hace que el medicamento se absorba de forma diferente, entonces los efectos secundarios se maximizan mucho”, son el “proceso de adaptación” que ha tenido que llevar a cabo y ha aprendido a hacer con el paso del tiempo.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba