Información

“Infamia” que existan diferencias entre pensiones de servidores públicos: CTM

J. Jesús Llamas Contreras precisó que él sólo aceptaría una pensión en caso de que fuera justa: “si tengo derecho la pediré como cualquier ciudadano, pero con base en un salario modesto, si es alto renunciaré a ella”.

Está incompleta la reforma a la Ley de los Trabajadores del Estado de Querétaro que propuso el gobernador Francisco Domínguez Servién en diciembre de 2015, puesto que “es una infamia” que existan trabajadores que ganen 148 mil pesos pero otros se lleven apenas 7 mil, expresó el presidente de la comisión de Trabajo y Previsión Social del Congreso local, J. Jesús Llamas Contreras.

Lo anterior, al ser cuestionado sobre la aprobación que se hizo en el Ayuntamiento de Querétaro de las pensiones de María Elena Adame Tovilla, secretaria de Desarrollo Sostenible, así como de Josefina Esteva Navarro, directora municipal del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), quienes obtendrán pensiones de 29 mil y 42 mil pesos, respectivamente.

Llamas Contreras consideró que por frenar los abusos de funcionarios de primer nivel, quienes han solicitado pensiones, se perjudicaron los intereses de los trabajadores en general: “lo he defendido en la tribuna aquí en la legislatura pues las modificaciones a la ley van en contra del interés de los trabajadores”, apuntó.

El secretario de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) en la entidad insistió en que los problemas tienen como origen la iniciativa presentada por el gobernador: “Esa iniciativa marcaba un tope en 42 mil pesos, pero se les olvidó que existe el convenio laboral que está por encima de la regla general; si en el contrato colectivo dan 30 días de aguinaldo, se tienen que respetar los 30 días y no 15 como marca la ley”.

Llamas refirió que todo ha sido en contra del interés de los trabajadores: “Es una forma de cómo los sindicatos superan en prestaciones las mínimas que marca la ley […] bajan las percepciones, pero tienen el recurso de ampararse; tienen la alternativa de buscar una autoridad superior que permita [que] no sean tan vulnerados en sus intereses”, recomendó.

Jesús Llamas Contreras comentó que el grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del cual es coordinador, votó en contra de la iniciativa por considerarla “altamente mala, peligrosa y nociva” para los trabajadores al servicio de Gobierno del Estado y de los 18 municipios: “soy de origen sindicalista; para mí por sobre todas las cosas está el convenio laboral, así realizo mis dictámenes”.

Finalmente, el legislador declaró que sólo aceptaría una pensión en caso de que fuera justa: “si tengo derecho la pediré como cualquier ciudadano, pero con base en un salario modesto, si es alto renunciaré a ella”, expresó Jesús Llamas.

Ultimos 5 años de trabajo valúan pensiones

De acuerdo a la Ley de los Trabajadores del Estado de Querétaro, tienen derecho a la pensión por vejez los trabajadores que cuenten con 60 años cumplidos y un periodo de servicio de 15 a 29 años. El monto de la pensión por vejez se calcula con el promedio del sueldo percibido en los cinco últimos años anteriores a la solicitud.

Según esta ley, el monto máximo de la jubilación posible es el equivalente a 42 mil pesos mensuales; también la legislación decreta que para determinar el total del sueldo de jubilación se tomará en cuenta el empleo de mayor jerarquía.

Esta reforma fue votada a favor por los 13 legisladores del Partido Acción Nacional (PAN) y por la legisladora del PVEM. Con 14 votos a favor y 11 en contra, del resto de las bancadas, se aprobó en diciembre 2015.

Desconocimiento a JJRR; coincidencia con MALH

Respecto al PRI y su situación estatal, Llamas Contreras prefirió reservarse sus opiniones: “El actual presidente del comité directivo estatal me desconoció y yo lo desconozco como un dirigente que verdaderamente sabe conducir políticamente a un partido como lo es Revolucionario Institucional; dar mi opinión no es ni trascendente ni importante”, indicó el diputado de la LVIII Legislatura.

Sobre las declaraciones que dio el exdirigente priista, Marco Antonio León Hernández a Tribuna de Querétaro (886), en las cuales afirmó que el PRI necesitaba volver a sus bases y al ejercicio democrático dentro del partido; Llamas opinó: “Así hubiera quedado satisfecha la mayoría de la militancia priista, fue una designación y no fueron tomadas en cuenta las bases para la elección de los candidatos”.

El legislador confesó que el PRI anticipaba sus resultados en este proceso electoral: “Nosotros veíamos que ya no era convincente el partido, había declaraciones triunfalistas que no estaban tocando las verdaderas necesidades de lo que es la sociedad queretana en general”.

Llamas Contreras apuntó que la balanza de decisiones electorales podía ser alterada por los trabajadores: “lo pueden decidir los trabajadores tanto al servicio de gobierno como de la iniciativa privada; pudieron haber inclinado la balanza hacia quien viera por sus derechos y en este caso se vio claramente que el voto favoreció a Andrés Manuel López Obrador”.

En este sentido, Jesús Llamas reconoció a López Obrador como el próximo presidente de la República y reiteró su confianza en la democracia: “creo firmemente en la democracia y reitero mi respeto hacia las instituciones”, finalizó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba