Información

Informe de Calzada ‘excluyó’ al PAN e incumplió promesas

Por Carlo Daniel Aguilar González

·        Aunque habían sido confirmada la presencia de más de 10 gobernadores, al final solamente acudieron ocho (todos del PRI)

·        El auditorio Josefa Ortiz de Domínguez no se llenó en su totalidad; se podían observar butacas vacías en el área de gradas

·        El líder estatal del PAN y los diputados de este partido en la LVI Legislatura cumplieron su palabra y no estuvieron presentes en el informe “ciudadano”

 

Con la ausencia de Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México, y sin la presencia del dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) en el estado, José Luis Báez Guerrero, ni de los diputados de este partido en la LVI Legislatura, José Calzada Rovirosa rindió su Segundo Informe de Gobierno en el Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez.

Pese a que la semana previa se había confirmado la asistencia de más de 10 gobernadores de otras entidades federativas, el domingo 24 solamente había ocho (siete antes de que se entonara el himno nacional), todos emanados del partido político en el que milita Calzada Rovirosa (PRI). Enrique Peña Nieto fue uno de los mandatarios ausentes en el evento.

Por otro lado, los legisladores panistas de la Cámara de Diputados local cumplieron su palabra y no asistieron al informe calificado como “ciudadano”. En las gradas del Auditorio Josefa Ortiz de Domínguez se podía observar butacas vacías o zonas del inmueble sin ocupar. El recinto no se llenó en su totalidad.

Tuvo un encuentro ‘peculiar’ con el presidente municipal

Calzada Rovirosa estuvo a punto de ‘chocar’ físicamente con el alcalde de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, cuando el mandatario estatal terminaba de hacer su entrada al recinto, momentos antes de que comenzara el protocolo del evento.

Mientras el edil (panista) apresuraba el paso para ocupar el lugar que le fue asignado, tras haber ingresado al Auditorio por el acceso ubicado en la lateral derecha del escenario (mismo acceso por el que entraron los reporteros y fotógrafos), José Calzada caminaba hacia el escenario principal, sobre el pasillo ubicado en el centro.

Cuando el gobernador saludaba a los políticos y funcionarios públicos que se encontraban en las primeras filas (entre ellos el senador Manlio Fabio Beltrones), Francisco Domínguez Servién pasó rápidamente junto al titular del Ejecutivo estatal, sin que entre ellos hubiera un intercambio de miradas o saludo, puesto que caminaban en direcciones opuestas e inclusive el alcalde miraba hacia el suelo.

Después, cada uno (acompañados de sus esposas) se sentaron y empezó el protocolo formal del Informe, con el saludo a la bandera y la entonación del Himno Nacional.

Al dirigente de la Coparmex le dio el síndrome del ‘Coque’ Muñiz

Junto a los gobernadores de San Luis Potosí, Campeche, Hidalgo, Tlaxcala, Veracruz, Durango, Yucatán y Quintana Roo, se podía observar al presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, Jorge Carlos Ramírez Marín, al coordinador de los senadores del PRI, Manlio Fabio Beltrones, y al dirigente nacional del partido, Humberto Moreira Valdés.

Al lado del ex gobernador de Coahuila, la familia del mandatario de Querétaro. Sandra, José y Diego Calzada Albarrán estaban sentados junto a su madre (a su izquierda) y Mariano Palacios Alcocer, ex gobernador de Querétaro y ex líder nacional del PRI (ubicado a la derecha). Junto a Palacios Alcocer, se podía observar  (de izquierda a derecha) a Enrique Burgos García, Ignacio Loyola Vera y Diego Fernández de Cevallos.

También en la primera fila de butacas, pero ubicados en la lateral derecha, se encontraban dirigentes de organismos empresariales (Canaco, Canacintra, Coparmex). Platicaban efusivamente entre ellos, saludaban a integrantes de la clase política y se alistaban para el protocolo. Todo parecía salir de acuerdo con el guión, pero…

Mientras se entonaba la letra del himno nacional, la situación se ‘complicó’ para Alfonso García Alcocer, dirigente estatal de la Coparmex y presidente de Casas GEO (del ramo inmobiliario), cuando se interpretaron la segunda, tercera y cuarta estrofas. No quiso cantar el himno… o no se lo sabe.

Sin dejar de mirar al frente del escenario, García Alcocer procuró pasar desapercibido. A su lado, Óscar Peralta Cázares y Pedro Paredes Reséndiz (líderes estatales de la Canacintra y la Canaco, respectivamente) pronunciaban con fuerza la letra del himno nacional.

Por su parte, Roberto Borge Angulo, mandatario estatal de Quintana Roo, arribó al recinto en el momento que iniciaba la música del himno nacional. Junto a su equipo de seguridad y asesores, tuvo que esperar su acceso al lugar que le había sido asignado.

‘Acompañado’ de personal de gobierno estatal (de las áreas de Comunicación Social y logística) y sin dejar de mirar tanto a Humberto Moreira Valdés como a Manlio Fabio Beltrones, el gobernador de Quintana Roo cantó el himno.

El ‘anfitrión’, José Calzada, se limpiaba el sudor de su frente con la mano. Buscaba encontrar (o recargarse de) energías para cuando llegase el momento de subir al estrado y pronunciar el discurso del Informe.

El discurso de Calzada fue interrumpido 30 veces debido a aplausos

Y el momento llegó… José Calzada Rovirosa hizo una pausa en su trayecto hacia el estrado. Posó ante las lentes de los fotógrafos y las cámaras de televisión. Después, el vendaval de palabras, cifras, frases, exhortos, agradecimientos y aplausos.

Ya solo, junto al atril y el micrófono, sobrevino el monólogo (solamente interrumpido por aplausos, ovaciones y ‘porras’). La primera interrupción fue cuando el gobernador dijo “saludo a mi amigo Mariano Palacios Alcocer”, quien se convirtió en el primer político mencionado en el discurso. Una vez dicha la frase, se escucharon los aplausos.

Durante todo el discurso se escuchó un eco al finalizar las palabras pronunciadas por el mandatario de Querétaro. Una a una, las pausas en su hablar eran seguidas de una repetición de las últimas letras que había mencionado.

El diputado Jesús Llamas Contreras (quien también ocupa el cargo de líder estatal de la CTM) masticaba chicle mientras escuchaba y miraba a José Calzada. El dirigente de la Sección 24 del SNTE, Jesús Galván Méndez, no se inmutó cuando el titular del Ejecutivo describió a los maestros del SNTE como “aliados estratégicos de Querétaro”.

Por su parte, el Rector de la UAQ, Raúl Iturralde Olvera, fue reconocido por su gestión al frente de la Máxima Casa de Estudios. Sentado junto al Secretario de Gobierno, Roberto Loyola Vera (de quien solamente lo separaba el pasillo izquierdo de la quinta fila de butacas), Iturralde Olvera no dejaba de mirar hacia el escenario.

Las ovaciones vinieron cuando José Calzada se refirió a los comerciantes, a la creación de la Secretaría de la Juventud, así como cuando agradeció y elogió la labor de la presidenta del Patronato DIF estatal, Sandra Albarrán, en tres ocasiones.

Al final, fueron 30 las veces en que su discurso fue interrumpido por aplausos. En 12 de esas interrupciones, Calzada Rovirosa tomó agua de un vaso que le había sido colocado junto al atril.

Culminó su discurso señalando que su gobierno ha sido “de soluciones”. A pesar de los aplausos y de que el público estaba de pie, seguían observándose espacios vacíos en el auditorio. Los diputados locales de Acción Nacional, el dirigente estatal del PAN y Enrique Peña Nieto permanecían ausentes… así se desarrolló el Segundo Informe de Gobierno de José Calzada Rovirosa.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba