Información

Insurgencia ciudadana puede recomponer a la izquierda: Valenzuela Fierro

“En cualquier rato pueden irrumpir movilizaciones incluso más amplias que las de Brasil”, dijo el dirigente de la REDIR

Por: Miguel Tierrafría

La izquierda electoral necesita retomar el camino en el que enarbolaba las demandas de la lucha social, de lo contrario seguirá en el estado de ‘descomposición’ en que se encuentra, afirmó Camilo Valenzuela, dirigente de la expresión Red de Izquierda Ciudadana (REDIR) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y líder del Movimiento de Liberación Nacional (MLN).

“La posibilidad de recomposición depende en gran medida de que venga una irrupción de una insurgencia ciudadana, popular o juvenil, para hacerle frente a las contrarreformas y exigir que ni una contrarreforma más sea aprobada por las cúpulas, que se modifique este régimen político vertical autoritario, entreguista, corrupto, para generar una reforma que le dé a la ciudadanía el poder de decidir qué reformas y cambios quiere.

“A partir de esa insurgencia se puede recomponer la izquierda electoral. Sin eso, creo que la izquierda electoral va seguir las mismas inercias burocráticas de acuerdos y negociaciones con las fuerzas neoliberales (ya sea priistas o panistas)”, manifestó quien estuvo presente en la Casa del Obrero Queretano para hablar sobre la reforma energética.

Valenzuela Fierro planteó que en México se puede dar en cualquier momento una irrupción en la cual se convoque un movimiento ciudadano popular similar al que se está gestando en Brasil, en donde se busque frenar las reformas propuestas por el Gobierno Federal, encabezado por Enrique Peña Nieto, así como por el Pacto por México (en el que participan PRI, PAN y PRD).

“Está latente la posibilidad de una insurgencia ciudadano-popular (…) en el país hay mucho material, tensiones y materialismo inflamable”, advirtió.

“Creo que estamos en la fase superior del proyecto de ‘neocolonización’ del país que inició en el 82, que se arranca con el atraco electoral de 2012, del cual salen dos poderes ilegítimos, la Presidencia de la República y el Congreso de la Unión, un proceso electoral viciado por la compra de votos, por la intimidación, por la ilegalidad con la que se actúa”.

Valenzuela Fierro dijo que a partir de ese punto se desata un alud de contrarreformas, que han generado la idea de quitarle a las cúpulas ‘vendepatrias’ y ‘antipueblo’ el derecho de decidir por la mayoría de las mexicanas y los mexicanos.

“En cualquier rato pueden irrumpir movilizaciones incluso más amplias que las de Brasil, las tuvimos el 68, en 2006, se asomaron en 2012, y en cualquier momento pueden desatarse al margen de los tiempos electorales, en función de la dinámica político-social y el desastre económico, social, ecológico, institucional, en que se hunde nuestro país”, explicó.

El PRD ha perdido su identidad como izquierda

Al cuestionarle sobre el papel del PAN y el PRD en el Pacto por México, que también han respaldado e impulsado reformas, para Camilo Valenzuela en el caso del PAN este comportamiento no sorprende porque desde el año de 1988 ya venía dando ese apoyo al PRI, pero el PRD, aseguró, ha perdido su identidad como una fuerza de izquierda ideológica.

“La novedad es el viraje impuesto al PRD desde la camarilla que lo dirige, como expresión de un largo proceso de burocratización del partido, de debilitamiento de su identidad de izquierda ideológica y política, de su alejamiento de las demandas y las luchas sociales, para devenir en un aparato burocrático electoral dominado por una camarilla de burócratas ambiciosos, una casta que piensa en cómo conservar sus privilegios que da el acceso a puestos de representación  popular y que ya no responde a las exigencias de la disputa por rescatar la nación y por tratar de avanzar en la construcción de una cultura democrática”.

“Vivimos una recomposición de la oposición del campo patriótico y democrático que de aquí al 2018 no va girar alrededor de los tiempos electorales, sino de la disputa ideológica, política, social, ecológica, contra las políticas que respondan a los intereses de los consorcios, sobre todo trasnacionales”, concluyó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba