DestacadasEspeciales

Chema Tapia y la publicidad excesiva: Casi 1 mdp tan sólo en Facebook

José María Tapia Franco, aspirante a la candidatura de Morena a la presidencia municipal de Querétaro, desplegó una fuerte campaña publicitaria para lograr posicionarse en la encuesta del partido. Desde porras en calles y llamadas telefónicas hasta espectaculares y publicidad en Facebook, el abanderado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM).

El gasto preciso de Tapia Franco no puede conocerse debido a que este proceso interno de Morena no fue fiscalizado por el Instituto Nacional Electoral (INE), como sí ocurrió con el dinero de precampaña de aspirantes al Senado de la República.

Gracias a la Biblioteca de Anuncios de Facebook, es posible conocer que el aspirante gastó entre 897 mil 800 pesos y un millón 107 mil 13 pesos a través de su página oficial en Facebook e Instagram, esto entre el 22 de junio y el 1 de diciembre del 2023; a fin de posicionarse como el favorito en las encuestas.

Este gasto se duplica si se suman también las páginas no oficiales que también pagaron publicidad, como “Amigos de Chema Tapia”, “Chema Tapia haciendo cosas” o “Chema Tapia Fans”, páginas de Facebook que se presentaban como parodia o apoyo a quien fuera senador suplente.

El monto total por publicidad en Meta para Tapia Franco ronda entre los 945 mil 400 pesos y 1 millón 170 mil 778 pesos. La actividad publicitaria de estas páginas se sitúa entre el 1 de noviembre del 2023 y el 30 de enero del 2024.

A esto hay que sumar que, durante las últimas semanas, Tapia tuvo porristas en distintos puntos de la ciudad, brigadas de reparto de volantes, espectaculares e incluso llamadas telefónicas de algunos segundos que convocaban a votar por el militante verde en la encuesta interna de Morena.

Las sanciones por el despliegue de publicidad son inciertas, pues la Ley Electoral del Estado de Querétaro se refiere solamente a precandidatos y candidatos. La competencia interna de Morena no se encuentra inscrita en ninguno de estos supuestos.

Caso contrario, Tapia Franco podría ser sancionado con la cancelación de su registro o, en su caso, con la pérdida de la candidatura que haya obtenido; sufrir la reducción de hasta el 50 por ciento de las ministraciones del financiamiento público que le corresponda a su partido político; y una multa de una hasta 5 mil UMAs (542 mil 850 pesos), con la reducción mensual de hasta el 30 por ciento de las ministraciones del financiamiento público que le corresponda al partido, hasta cubrir el monto total de la multa.

Alejandro Pérez Ibarra, secretario general de Morena en Querétaro, reconoció al PVEM como un aliado a nivel federal, pero respetó su postura de desistir a la coalición en lo estatal. No obstante, Pérez Ibarra recordó que la Comisión Nacional de Elecciones prohíbe estrictamente adelantar los tiempos de campaña, así como también los gastos en publicidad para ganar encuestas.

“No podemos salir a anunciar triunfos de candidatos o de candidatas. Y, por otro lado, queda estrictamente prohibido, de acuerdo a la propia convocatoria, el hecho de que se haga un dispendio en gasto de publicidad de personal para poder ganar encuestas’’.

Uno de los factores que llevaron al rompimiento de Morena y PVEM fue que este último mandó un comunicado de prensa en el que daba por ganador a José María Tapia. Horas después, Morena salió a desmentir la información y aclarar que todavía no había ganadores.

Fuera del estado de Querétaro, otro actor político del PVEM que fue polémico a nivel nacional es Arturo Escobar. El antiguo senador fue detenido el 1 de julio del 2009 en el Aeropuerto de Chiapa de Corzo, esto por la posesión de más de un millón en efectivo dentro de un bolso Louis Vuitton, junto al empresario y dirigente estatal del PVEM en Chiapas, Fernando Castellanos.

Agregado a esto, en noviembre del 2015, la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade) solicitó a un juez federal una orden de aprehensión en contra de Arturo Escobar y Vega por delitos electorales. Lo anterior, luego que Escobar en su calidad de dirigente del PVEM violó la ley electoral con la entrega de 10 mil tarjetas “Premia Platino” a ciudadanos para obtener votos para candidatos de ese partido.

Arturo Escobar expresó su apoyo a la candidatura de Tapia. El pasado 18 de octubre del 2023, a través de X, escribió: “Con el Dirigente Estatal de Querétaro, mi hermano @astudilloqro y quien será el próximo Presidente Municipal de Querétaro capital @CHEMATAPIA” describe Escobar mientras posa junto a Astudillo Suárez y Tapia Franco.

Ricardo Astudillo Suárez y José María Tapia Franco comparten una característica como legisladores: su alto número de inasistencias.

De las 68 sesiones realizadas hasta el 13 de diciembre del 2023, Ricardo Astudillo solo se presentó a 52, por lo que es el diputado con más inasistencias de los 25 diputados locales, con tan solo el 76.47 por ciento de asistencia dentro todas las sesiones de pleno.

Cabe señalar que entre las sesiones 57 y 68, las asistencias del diputado Astudillo quedan solo como un espacio en blanco, de manera que no se define si votó a favor o en contra, si faltó o justificó sus inasistencias.

En comparación, Tapia Franco, también cuenta con un fuerte historial de inasistencias dentro de su periodo como senador suplente durante el 29 de agosto del 2015 y el 31 de agosto del 2018, tiempo que desempeñó como representante del PRI en la LXIII Legislatura. Durante este periodo, presentó 141 ausencias, es decir, un 47 por ciento de inasistencias.

José María Tapia anteriormente ha sido vinculado a casos de corrupción, particularmente con los recursos del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) durante el sexenio de Peña Nieto.

En septiembre de 2013, mientras los huracanes Ingrid y Manuel amenazaban con golpear las costas del Pacífico mexicano, Tapia fue a Las Vegas a celebrar las fiestas patrias, haciendo apuestas de hasta 20 mil dólares, según diversas fuentes periodísticas.

“(Tapia) estuvo hospedado el fin de semana del 15 de septiembre en el hotel Encore, uno de los más caros de la ciudad (…) se le vio sentado apostando hasta 20 mil dólares en las mesas de Baccarat, de lo cual fue testigo el diputado local del PVEM Jesús Sesma, quien, asustado, veía los excesos”.

publicó el periódico Excélsior el 23 de septiembre de 2013

Tal fue la magnitud del caso Fonden, que Andrés Manuel López Obrador declaró en septiembre de 2019: “Es un caso típico de corrupción, utilizaban las desgracias de la gente para robar porque compraban cosas a precios elevadísimos, o a veces ni compraban, se robaban el dinero y presentaban facturas falsas, y no le llegaba nada a la gente” justificando su desaparición y haciendo referencia a la corrupción dentro del Fonden.

En una entrevista con Carlos Loret de Mola, Tapia Franco defendió: “Yo siempre fui de los que dijo que el Fonden debería desaparecer”. Sin embargo, aclara que nunca estableció una denuncia formal: “No, no, no se están robando; simplemente los rendimientos financieros que manejaba obras y la Secretaría de Hacienda eran poco transparentes”.

Otro caso particular por el que es señalado Chema Tapia es el que implicó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en plena pandemia COVID-19, cuando firmó con carácter de “extraurgente”, un contrato por 52 millones 606 mil euros (alrededor de 1 mil 350 millones de pesos) con una empresa de reciente creación para la adquisición de mil 330 ventiladores para atender a pacientes infectados con coronavirus. La compra fue mediante adjudicación directa, amparada en el decreto del 27 de marzo de 2020 que reconoce la pandemia de COVID-19 como de atención prioritaria, lo cual dispensa el procedimiento de licitación pública.

La empresa que recibió el contrato de la Sedena para surtir los mil 330 ventiladores se llama Soluciones Integrales en Gestión de Riesgos de Desastres SA de CV, y fue constituida el 19 de diciembre de 2018 ante la Notaría 163 de Naucalpan. El 50% de las acciones de dicha empresa corresponden a José María Tapia Franco, así como también se le designa “administrador único”.

En el contrato, la Sedena acordó pagar cada equipo proveniente de China y España al equivalente a 822 mil pesos (unos 35 mil dólares), mientras que el precio que la empresa declaró en aduanas al momento de la importación fue de alrededor de 400 mil pesos (casi 18 mil dólares). Además, una factura consultada por Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) muestra que cada equipo había sido cotizado por el fabricante en 368 mil pesos (unos 16 mil dólares).

Es decir, Tapia vendió a la Sedena los ventiladores a más del doble de precio original (123 por ciento más), según reveló una investigación de MCCI publicada en septiembre de 2022.

Fabián Bocanegra

Estudiante de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Reportero de Tribuna de Querétaro desde agosto de 2023.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba