DestacadasEspeciales

Deporte de deudas, violencia y corrupción: El doloroso legado de los equipos queretanos

La reciente salida de los Libertadores de Querétaro de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) es otro episodio oscuro del deporte local, pues se suma a la lista de presuntos malos manejos por parte de las compañías que los administran.

Además de los problemas directivos, los clubes queretanos no han gozado de grandes resultados deportivos. Ejemplo de ello son los Gallos Blancos, quienes han descendido en cuatro ocasiones de la Primera División del futbol mexicano y los únicos títulos que ostentan son la Copa MX de 2016 y la Supercopa MX del 2017, además de algunos títulos de segunda división, en sus 74 años de historia. Por su parte, los Libertadores habían tenido un mejor desempeño, pues fueron protagonistas de algunas de sus campañas en la LNBP como la temporada 2023, en la que llegaron a cuartos de final, pero nunca pudieron levantar el trofeo.

El más reciente escándalo del deporte queretano está vinculado con Yox Holding, propietaria de los Libertadores. La Fiscalía General de Jalisco abrió más de 800 carpetas de investigación por fraude de la empresa contra cerca de 200 personas. El delito del que se le acusa a la empresa es por no cumplir con el pago a los inversionistas, ya que la empresa ofrecía un modelo de inversión a tres meses en un algoritmo de apuestas deportivas.

En diciembre del año pasado, la empresa señaló que tenía problemas económicos por lo que comenzaría una reestructuración financiera, lo cual no sucedió. La Fiscalía de Jalisco estima un aproximado de 40 mil personas afectadas por un fraude de más de mil millones de pesos, por lo que las autoridades catearon las oficinas de la empresa en la búsqueda de Carlos Lazo, empresario dueño de la compañía del que se desconoce su paradero.

Las autoridades de Querétaro han comentado que no se puede proceder contra la empresa en el estado, a pesar de que en la entidad hay personas que presuntamente fueron víctimas del fraude, pues la situación es jurisdicción de la fiscalía de Jalisco.

«El contrato está muy claro y especifica que cualquier situación o reclamo de este tipo de cosas se tendrá que hacer ante los tribunales del estado de Jalisco», comentó con respecto a las personas afectadas que intentaron proceder contra la empresa en la fiscalía del estado. Esta situación ya ha dejado dos consecuencias para el equipo pues su academia de baloncesto fue suspendida en fechas recientes por falta de pagos a los inversionistas del proyecto Academia de Libertadores.

Además, se dio a conocer que el equipo no formará parte de la temporada 2024 y no se sabe cuándo volverá, según el presidente de la LNBP: “La participación de Querétaro no está contemplada, no sabemos cuánto tiempo se vayan a llevar estos procesos judiciales”.

Por su parte, el gobernador Mauricio Kuri González afirmó que no se prevé un apoyo económico para que la franquicia vuelva a las ligas profesionales:

“Es una lástima lo sucedido con los Libertadores, sobre todo por la afición, tenemos que comenzar a ver por qué sí hay una gran afición y siempre hemos creído en el deporte, pero por el momento no tenemos forma financiera de poder apoyar con esa cantidad y ojalá se pueda volver a traer nuevamente un equipo de ese nivel”.

En 2014, la empresa mexicana Oceanografía, propiedad de Amado Yáñez, en ese momento dueño de los Gallos Blancos de Querétaro, fue asegurada y acusada de fraude, por la entonces Procuraduría General de la República (PGR). Por esta investigación, el equipo pasó a ser controlado por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, el cual supervisó la compra del equipo que realizó Grupo Empresarial Ángeles, que es dirigido por Olegario Vázquez y del que también forma parte Grupo Imagen. La investigación a Oceanografía derivó en otra acusación en contra de la empresa Libertad Sociedad Financiera, señalada de lavado de dinero y otras operaciones ilícitas ligadas a Amado Yáñez. En la actualidad esta investigación aún continúa en proceso y aún no se ha determinado la culpabilidad del empresario, quien ya no tiene ningún nexo con el equipo.

El 5 de marzo de 2021 será recordado por la tragedia que sucedió en el estadio Corregidora, cuando se disputaba el partido entre Gallos Blancos y Atlas. Al minuto 62 se desató una batalla campal, en la que la barra del Querétaro pasó la reja de seguridad que separaba a los aficionados rojinegros. Videos y fotografías del resultado de la batalla se hicieron virales en redes sociales, lo que colocó a Querétaro en medios internacionales. Las críticas versaron en la incapacidad de los elementos de seguridad privada que se encargaban de supervisar la integridad de los aficionados.

Las sanciones llegaron días después cuando el comité de dueños de la Liga MX, determinó vetar a la afición del Querétaro de los partidos como local durante un año, además de la inhabilitación de los directivos del equipo Gabriel Solares, Adolfo Ríos, Manuel Velarde y Greg Taylor por cinco años, de cualquier proyecto deportivo. Otra de las medidas que tomó la liga fue que el equipo volviera a ser propiedad de Grupo Caliente, de forma temporal hasta que se concrete una venta de la franquicia.

El Instituto del Deporte y la Recreación del Estado de Querétaro (Indereq), tampoco ha tenido un desempeño lejos de los problemas en sus directivos. En febrero de 2023, Edward Sánchez del Río renunció al cargo de director por “razones personales”; sin embargo, la salida ocurrió semanas después de que se ventilaran varios casos de acoso en el organismo.

El contralor del estado, Oscar García González, señaló que algunas de las víctimas declararon que Sánchez del Río tenía conocimiento de los casos. Días después, el director del Indereq, respondió con una promesa de cero tolerancia para el acoso dentro de la dependencia.

Sólo unos días después, tras el cese de múltiples directivos de la institución y una manifestación de activistas, dejó el cargo. Tras acreditarse prácticas de acoso y hostigamiento sexual, un director de segundo nivel fue dado de baja de forma inmediata y otro funcionario fue suspendido tres meses sin goce de sueldo. Ya no volvió a integrarse a sus funciones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba