DestacadasEspeciales

Desaparición de personas: Encontrar a todas y todos, el motor de las jornadas de búsqueda

Buscar en el peligro

“[Las autoridades] tienen el conocimiento, pero no lo aplican, nosotras hemos tenido que salir, ahora sí que ser peritas, antropólogas, ser nuestras propias abogadas”, fue cómo describió su labor Tranquilina Hernández Lagunas, quien busca a su hija Mireya Montiel Hernández, a quien desaparecieron en septiembre de 2014, en Cuernavaca.

Tranquilina Hernández destaca que la búsqueda en barrancos o hallazgo de fosas no es toda la tarea, pues también realizan indagatorias en cárceles, anexos y otros lugares donde pudiera haber personas desaparecidas, no propiamente sus familiares. Lo que lamenta, al igual que otros casos de desaparición de un ser querido, es que las autoridades la hayan revictimizado, investigándola a ella en lugar de la persona que pudo sustraer a su hija.

Por su parte, María Cruz de León, busca a su hijo: José de Jesús Brayan Cruz de León, desaparecido el 20 de septiembre de 2013 en Corregidora; señala que hay pruebas de que fue llevado a Veracruz, pero las autoridades nunca se movilizaron para ubicarlo. “Cuando las autoridades manejan que se fue por su voluntad, él se habría comunicado de alguna forma”, externó.

“Nos hemos unidos como compañeras con un mismo objetivo, que es buscarlos a todos. Permanecen con nosotros madres que localizaron a sus seres queridos, pero siguen siendo hermanas de búsqueda”, abundó Cruz de León, quien señaló que hay esperanza de que las personas vuelvan a casa.

A esta jornada se sumó también Sandra Luz Román Jaimes, del Colectivo Madres Igualtecas, quien busca a su hija, Ivette Melissa Flores Román, sustraída por elementos policíacos en Iguala, Guerrero, junto a otras 17 mujeres. Ella también sufrió la desaparición de su hijo durante un tiempo, aunque él volvió a casa posteriormente. Sobre su hija, no hubo peritajes ni investigaciones: “Mejor no hagan nada, porque los van a matar”, era lo que les decían en aquel estado.

“Yo fui amenazada, todo el tiempo estoy desplazada. Con estos hallazgos que el Colectivo está teniendo, caliento la plaza, estoy en peligro”, narró, al recordar que la violencia alcanzó a familiares suyos, quienes fueron asesinados o tuvieron que suicidarse al verse acorralados por el hostigamiento que vivían.

“Cada estado es diferente, otros son muy peligrosos, otros menos. En medio de todo el peligro tenemos que buscar a nuestros seres queridos, porque si no, nadie los va a buscar. Nosotros hacemos búsqueda en vida también, apoyamos a nuevas familias que entran a este dolor tan grande”, explicó Román Jaimes sobre la experiencia que ha tenido en estas jornadas de búsqueda.

Página anterior 1 2 3Página siguiente

David A. Jiménez

Jefe de Información de Tribuna de Querétaro y reportero investigador del semanario desde 2014; me especializo en temas de política local y asuntos municipales. Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba