DestacadasEspeciales

Escasez de agua en Querétaro: Reforma sólo castigó a la población con tandeos; la industria consumirá los mismos niveles del líquido

La regulación del agua que consume la industria en Querétaro es una competencia federal, por lo que la reciente reforma a la Ley que regula la prestación de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento del estado de Querétaro sólo limita los consumos de los domicilios particulares, aclaró Enrique Uribarrén Castro, presidente del Observatorio Ciudadano de Protección Ambiental.

El pasado 9 de abril, la LX Legislatura de Querétaro aprobó con 18 votos a favor y 5 en contra la reforma a la ‘Ley de Aguas’, la cual estipuló que, en caso de escasez, se reduciría la distribución de agua a 50 litros mínimo por persona al día.

Sobre esta medida, varios simpatizantes de Morena que se plantaron afuera del edificio legislativo el mismo día de la aprobación de la reforma, expresaron su inconformidad de limitar el recurso a las personas pero no a las empresas.

Incluso Alicia Colchado Ariza, candidata al Distrito V local, relacionó la aprobación de esta reforma con la llegada de centros de datos de Amazon a Querétaro, con una inversión de más de 5 mil millones de pesos de la empresa estadounidense.

Si bien es cierto que en la reforma no se estableció una regulación a la industria, es la Ley de Aguas Nacionales la que generalmente otorga las concesiones del recurso al sector, explicó Uribarren Castro en entrevista con este semanario.

“Los industriales generalmente tienen su propia concesión de agua que les fue otorgada por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), entonces al contar con una concesión de agua otorgada federal, el marco legal que los rige es la Ley de Aguas Nacionales”.

Además, mencionó que la modificación a la ley estatal estipula que, en caso de escasez, se priorizaría su distribución para el uso doméstico y el uso público urbano. Lo mismo establece la Ley de Aguas Nacionales en su Artículo 13 BIS 4.

Por otra parte, Enrique Uribarrén expresó que ante una emergencia hídrica decretada por el gobierno federal, la industria tendría que otorgar algunos aprovechamientos del líquido para el consumo humano:

“En una condición de emergencia hídrica, algunos de los volúmenes que tienen destinados las industrias pudieran ser utilizados, porque así lo establece la ley, para satisfacer estas necesidades del consumo humano. Entonces parte del volúmen que ellos tendrían, lo tendrían que destinar para el consumo humano, aún cuando es su concesión, porque así se establece”.

Es decir que a partir del decreto de una emergencia hídrica, la Conagua haría un análisis para dictaminar qué parte del volumen se tendría que otorgar a la ciudadanía para cubrir con la distribución mínima de 50 litros al día por persona, como lo establece la Organización Mundial de la Salud (OMS).

No obstante, si el volumen de agua que que se le quite a la industria es insuficiente, se podría reducir el agua a otros sectores:

“Habría que recurrir a otro tipo de usos, como sería no sólo el industrial, también sería el de uso agrícola o el de uso pecuario, que se utilizan en el campo, para ver de entre estos otros usos, cómo, si aún falta, se tendrían que limitar esas concesiones para obtener los volúmenes que permitieran satisfacer las necesidades de la población”.

Por último, aclaró que si bien los pozos para el uso público urbano en el estado son utilizados tanto para el uso doméstico como para la pequeña industria, las grandes empresas son concesionadas por la Conagua y no por la Comisión Estatal de Aguas. “La gran industria cuenta con sus propias concesiones (federales) y operan con lo que establece la Ley de Aguas Nacionales”, finalizó.

En Querétaro existen 11 acuíferos para extracción de agua, según el reporte anual de la Conagua. De este total, siete de ellos están sobreexplotados.

Según la información del organismo, los valles de San Juan del Río, Tequisquiapan, Querétaro, Amazcala, Buenavista, Amealco y Tolimán tienen una disponibilidad media anual negativa, lo que significa que no se pueden otorgar más concesiones para su explotación.

En contraste, la disponibilidad media anual de los valles de Valle de Huimilpan, Cadereyta, Moctezuma y Tampaón-Zona de Sierra es positiva, lo que significa que sí se pueden otorgar nuevas concesiones.

Los acuíferos más explotados en Querétaro son:

  1. Valle de San Juan del Río. Extrae 334 mil 792 millones 701 mil litros anuales, cantidad suficiente para abastecer a 5 millones 395 mil 531 personas al año con un consumo promedio de 170 litros por persona.
  2. Valle de Querétaro. Extrae 131 mil 556 millones 761 mil litros anuales, cantidad suficiente para abastecer a 2 millones 120 mil 173 personas al año con un consumo promedio de 170 litros por persona.
  3. Valle de Tequisquiapan: Extrae 110 mil 649 millones 624 mil litros anuales, cantidad suficiente para abastecer a un millón 783 mil 233 personas, con un consumo promedio de 170 litros por persona.
  4. Valle de Amazcala. Extrae 53 mil 361 millones 829 mil litros al año.
  5. Valle de Buenavista, que extrae 23 mil 277 millones 392 mil litros anuales.

Cabe destacar que el agua extraída no tiene como único uso el consumo humano, sino también el uso en la industria, público urbano, entre otros.

En este sentido, el Valle de San Juan del Río tiene 910 aprovechamientos activos, es decir, 910 lugares de donde se puede extraer el líquido. De este total, 633 son para el uso agrícola, 82 para la industria, 44 para el uso doméstico, 30 para servicios, 7 para uso múltiple y 114 para centros de población.

Por su parte, el Valle de Querétaro tiene 239 aprovechamientos (75 para uso agrícola y abrevadero, 113 para uso público urbano y 51 para uso industrial), y el Valle de Tequisquiapan tiene 308 (220 para uso agrícola y 88 para el uso público urbano).

Dentro de las modificaciones a la Ley que regula el agua en el estado, se aprobó la reforma al artículo 117 de la legislación, el cual establece que para prevenir un escenario de escasez de agua en la entidad, las personas preferentemente deberán utilizar agua tratada, en los siguientes casos:

  • Servicios públicos: riego de áreas verdes, llenado de canales y de lagos recreativos
  • Abrevaderos y vida silvestre
  • Acuacultura
  • Giros mercantiles
  • Riego de terrenos de cultivo de forrajes y pastura
  • Riego de terrenos particulares
  • Industrial, con fines de equipamiento, enfriamiento de motores calderas, limpieza de áreas de servicio y empleo en manufactura
  • Limpieza en edificios y utilización en sanitarios
  • Lavado de vehículos automotores
  • En todos aquellos procesos y giros industriales y comerciales que no requieran el uso de agua potable
  • Y en los demás casos en que el uso de agua potable no resulte necesario para la producción o mantenimiento

Asimismo, se establecieron medidas como “fomentar la reutilización del agua”, “capacitar y realizar actividades y programas relativos al cuidado del agua”, “mejorar la infraestructura y la gestión del agua” y “promover la inversión para la innovación en materia de reúso de agua e instalaciones de saneamiento”.

Cabe destacar que la condición de escasez será decretada por la autoridad competente después de un análisis con un comité de técnicos, científicos y especialistas. Posteriormente, bajo previo aviso, la Comisión Estatal del Agua limitaría el acceso al agua en los hogares.

Entre los 10 concesionarios que más extraen agua en Querétaro, se encuentran dos empresas particulares, según datos del Registro Público de Derechos de Agua (Repda) operado por la Conagua. El resto de concesiones corresponde a organismos públicos como la CEA o la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de San Juan del Río (JAPAM).

El particular que más extrae es Kimberly Clark de México, S.A.B. de C.V., que saca 14 mil 191 millones 200 mil litros de agua al año de 4 anexos subterráneos. Es la sexta concesión con más litros para extraer, sólo por debajo de una otorgada a JAPAM por 15 millones 646 mil 535 litros.

Kimberly Clark está detrás de distintas marcas, como Huggies (pañales), KleenBebé (pañales), EvenFlo (biberones, electrodomésticos y chupones), Huggies PullUps (calzones entrenadores desechables), PullUps Goonites (calzones desechables para bebé), Kleenex Cotonelle (pañuelos), Pétalo (papel higiénico, servilletas, servitoallas), Suavel (papel higiénico, servilletas, servitoallas), Vogue (papel higiénico), Delsey (papel higiénico, servilletas), Kotex (productos higiénicos femeninos), Kleenex Brand (pañuelos), Depend (pañales incontinencia), Diapro (pañales incontinencia), Lys (papel higiénico, servilletas), Fancy (servilletas) y Kimberly Clark Professional (productos ‘profesionales’ de 13 marcas, incluidas Kleenex, Cotonelle, Pétalo, Scott, Kimlark, Marli, Marli Línea Ecológica, Sanitas, Wypall, Kimtech, Escudo y Kimcare).

La segunda empresa que más extrae agua es Manufacturas Kaltex, S.A. de C.V., que está detrás de 4 marcas: Finacril (fibras acrílicas), Manufacturas Kaltex (telas e hilos), Denimex (prendas, principalmente de mezclilla) y Kaltex Home (productos de cama y baño). Manufacturas Katex extrae 5 mil 774 millones 191 mil litros de agua al año, de siete anexos subterráneos.

En términos generales, es la séptima concesión que más agua explota en Querétaro, sólo por debajo de Kimberly Clark de México, la cual extrae más del doble que Manufacturas Kaltex.

Otros privados que entran en el top 10 son Presa La Soledad de Colón-Tolimán con 5 mil 500 millones de litros cúbicos, y Unidad de Riego de la Presa de Jalpan, con 5 mil millones de litros cúbicos. Ambas son para uso agrícola

Kevyn Mascott

Queretano || Estudiante de la UAQ || Reportero de Tribuna de Querétaro desde tiempos pandémicos || Repostero en surgimiento || Comprometido con la veracidad || 'The sun will raise and we will try again'. #StayAlive

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba