DestacadasEspeciales

Robos en Querétaro: Bancas, estatuas y placas desaparecen en la capital

El robo o desaparición de inmuebles y placas de la ciudad está presente en distintas calles de la capital. En jardines, monumentos y calles, quedan las marcas de tornillos, sombras de donde alguna vez estuvieron estructuras de cobre, madera o algún otro material. A su vez, el robo de cableado en los semáforos continúa siendo una de las principales actividades delictivas dentro del municipio, y permanece sin sanciones determinantes. Pese a esta situación, la administración de Luis Bernardo Nava Guerrero, presidente municipal de la capital, no tiene registros de robo o desaparición de los objetos que enlistamos.

Según el Código Penal del estado de Querétaro, en el artículo 182 fracción II, el robo de estos elementos públicos podría llegar a ser sancionado de dos hasta 10 años de prisión, dependiendo del valor monetario de lo robado. Por otro lado, el artículo 77 establece que el daño a la infraestructura podría ser penado desde los tres hasta los noventa días multa.

Hace casi ocho años que se llevó a cabo la inauguración de la plaza del Estudiante, ubicada a un costado de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Durante los últimos meses, se registró una desaparición gradual de bancas y vandalismo.

Las bancas, que contaban con sistemas de tomacorriente, al ser construidas en madera, comenzaron a deteriorarse desde su instalación a mediados del 2016. Durante el último año, desaparecieron todas las bancas de la zona. A su vez, tampoco aparece ya el libro que sostenía la escultura de un joven apoyado en un árbol.

Otros espacios públicos afectados por el robo fueron el monumento a Mariano Escobedo, en el cerro de Las Campanas, y el obelisco del Triunfo de la República, a las afueras del hospital del ISSSTE. Ambas placas conmemorativas desaparecieron y sólo quedan los tornillos que las soportaban. La autoridad no se ha pronunciado sobre este caso.

En la explanada ubicada frente al monumento a los Niños Héroes, sobre avenida Hidalgo, se colocaron también varias esculturas de jóvenes estudiantes. Durante 2017 se presentó el primer caso de intento de robo a uno de los niños, que en su momento fue frustrado. Posteriormente, a comienzos de 2022, intentaron robar la misma escultura, que derivó también en un intento frustrado con dos detenidos. En el último recorrido realizado por Tribuna de Querétaro, las dos estatuas desaparecieron de la zona. Si bien, en 2017 y 2022 hubo detenidos por los intentos de robo que se presentaron en la explanada de los Niños Héroes, al día de hoy no se ha presentado a ningún responsable con motivo de las diversas sustracciones registradas en las calles de la ciudad.

La lista continúa, pues un viejito, una de las dos estatuas que se encuentran en el jardín del Templo del Carmen, también fue víctima de la delincuencia, dejando únicamente los tornillos que le soportaban. Por otro lado, la figura de Francisco Vidal Cervantes, ubicada frente al Museo de la Ciudad en la calle Guerrero, fue víctima de la desaparición de su compañero, un pequeño gatito metálico que se encontraba del lado izquierdo del personaje. Si bien, se anunció el año pasado que este animal había sido recuperado, el poeta sigue sentado solo afuera del museo de la Ciudad. De igual forma, en el Monumento a la Corregidora, las cuatro águilas que rodean la columna también han sufrido pérdidas parciales de las espadas y rifles que sostenían entre sus garras.

A esto se pueden sumar las afectaciones a los semáforos. El primero de septiembre del 2023, Rodrigo Vega Maestre, secretario de Movilidad del Municipio de Querétaro, anunció que el robo de cable en estos dispositivos viales costó un millón de pesos al erario tan sólo en 2022, y aseveró que el vandalismo y la sustracción ilícita de este, representa el 60% de las fallas de estos aparatos.

Este semanario pidió a través de la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) conocer los datos de robo y daño a la infraestructura de la capital del estado. La Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) señaló que no contaba con información sobre el tema. En el oficio, firmado por el director jurídico de la dependencia, José de Jesús Camarillo Vázquez, se expresó que los instrumentos normativos con los que cuenta la Secretaría son insuficientes para administrar o poseer la información requerida, y que compete a las autoridades en administración y procuración jurídica al tratarse de procesos penales; por lo que no se proporcionó información del tema.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba